Tres predicciones de futuro de Man GLG


Serán necesarios más de 15 años para solucionar la crisis, el impacto del desapalancamiento va a ser muy importante y los activos de riesgo van a tener una difícil situación. Estas son las tres predicciones de futuro de Jamil Baz, estratega de Inversiones de Man GLG y profesor de Economía Financiera en la Universidad de Oxford.

 

Baz considera que actualmente hay dos tipos de temas: los urgentes, como es Europa, y los importantes, como es el endeudamiento. Respecto al primero, Baz cree que el haber coincidido todos los países europeos en sus políticas de endurecimiento fiscales hace que no haya "puerta de salida" y esto vaya a desembocar en un largo periodo de tasas de crecimiento del 0%. Además, considera fundamental que los países periféricos aumenten su competitividad ya que, si no, cree que el Viejo Continente lo tendrá muy difícil para adaptarse al nuevo entorno mundial y está convencido de que Grecia terminará por quebrar. Ante esta situación, cree que hay tres posibles medidas que los políticos pueden adoptar: políticas de refinanciación del sistema financiero a largo plazo (considera que alivia la situación a corto plazo pero la empeora en el largo plazo), iniciativas del sector privado, la unión financiera de Europa a través de los eurobonos (algo que cree que no va a pasar) o seguir con políticas de relajación monetaria, una opción que, "pese a que la gente cree que es la mejor solución, tan sólo alivia la presión en el corto plazo", dice Baz. 

 

Así las cosas, el problema es que Baz cree que las políticas que de verdad habría que tomar "no son aplicables en una democracia" por lo que el resultado será más de una década de recesión. Una de esas medidas inviables en democracia es una tasa excepcional del 25% sobre la riqueza coordinada en todos los países, algo que Baz considera imposible por ser una decisión política impopular y porque habría una salida masiva de capitales del país.

 

Respecto a oportunidades de inversión, Baz ve valor en las bolsas de España e Italia, pero no apuesta por ellas porque considera que estos países no han comenzado sus procesos de desapalancamiento. "Habrá que ver más dolor antes de ver una subida sostenible de la bolsa a larzo plazo", dice. Sí opta por invertir en divisas en apuestas corta en el dolar australiano y el neozelandés y el franco suizo y largo en la rupia india, el dólara taiwanés y el yuan coreano. Respecto a materias primas, su posición sería corta en la mayoría excepto en el platino y sí entraría en deuda, especialmente en bonos corporativos y deuda estadounidense.

 

Baz ha visitado Madrid para reunirse con clientes de Man GLG, cuyo director general para España y Portugal, Kyril Saxe-Coburg confía en que este año haya más consistencia entre la situación macroeconómica y la evolución de los mercados, ya que, asegura, en 2011 uno de los grandes problemas a la hora de gestionar fue la complejidad a la hora de acertar con los mercados. "2011 fue un año particularmente difícil para la industria, fue como 2008 pero a cámara lenta", dice. "Incluso quien hubiera tenido una visión macro correcta hubiera sido muy difíc tener un buen año en las inversiones".

 

Para 2012, Saxe-Coburg espera que la industria de gestión alternativa pueda acabar con rentabilidades positivas de en torno al 4% de media.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído