Tres formas distintas de acceder a los emergentes


A la hora de apostar por la mejor manera de entrar en los mercados emergentes, las opciones son múltiples. Allfunds Bank ha organizado recientemente un encuentro para inversores institucionales en el que Aberdeen AM, BNY Mellon AM y Robeco han presentado sus propuestas y visión de estos mercados.

 

 

Andy Brown pertenece al equipo gestor del Aberdeen Global Emerging Markets Equity Fund que en 2010 fue el decimocuarto fondo más vendido en Europa, según los datos de Lipper Thomson Reuters.

Aberdeen AM cuenta con un patrimonio total de 213.000 millones de euros, de los que  28.000 millones de euros pertenecen a su estrategia de renta variable emergente global. La gestora británica invierte en estos mercados desde 1987 y una de las características más peculiares de su estilo es que sólo invierten en compañías que han visitado previamente. Así, mantienen carteras muy concentradas, con una rotación baja (suele ser inferior al 20%) y un estilo de inversión a largo plazo. La entidad cuenta con 35 gestores dedicados en exclusiva a la renta variable emergente que actúan también como analistas y realizan, en total, más de 1.600 visitas al año a empresas. Están basados en las distintas oficinas que tiene Aberdeen AM en el mundo, en ciudades como Singapur, Tailandia, Sao Paulo o Kuala Lumpur. "Buscamos compañías de alta calidad, con buenos gestores al frente", explica Brown. En su proceso de análisis de las empresas, prestan especial atención al gobierno corporativo de las mismas y así, por ejemplo, no invierten en compañías chinas del sector financiero porque consideran que están a merced del gobierno chino y, por tanto, no respetan los principios de independencia en los negocios. "Buscamos calidad, no precio", dice Brown.

El fondo se encuentra actualmente cerrado a nuevos inversores por haber alcanzado el volumen máximo establecido por la gestora, 38.000 millones de dólares. Según explica Brown, ese especial cuidado por mantener la calidad en la cartera global del fondo ha llevado a tomar esta decisión ya que si no, dice, tendrían que empezar a incluir en él compañías que no cumplirían con sus estándares de calidad.

Actualmente, la cartera del fondo está posicionada hacia compañías que se benefician del consumo interno de estos mercados lo que puede hacer que tenga un peor comportamiento en el primer semestre del año cuando sean las empresas exportadoras de los emergentes las que mejor comportamiento tengan pero, no será así para la segunda parte del año. Entonces, Brown y el equipo de Aberdeen prevén que se

El fondo ha obtenido una rentabiliad a cinco años del 42%, según los datos de Allfunds Bank.

 

Standish es una de las gestoras de BNY Mellon Asset Management especializada en renta fija y el equipo al que pertenece Simon Surtees es el responsable de una de las apuestas de la casa en mercados emergentes, el BNY Mellon Emerging Markets Debt Local Currency Debt. Standish gestiona un patrimonio de 78.400 millones de dólares, de los que 8.000 millones pertenecen a estrategias de renta fija emergente. Tres cuartas partes de ese volumen están en sus productos de moneda local y una cuarta parte en su fondo denominado en dólares.

El equipo de emergentes de Standish cuenta con profesionales de distintos países de origen lo que, en opinión de Surtees, permite poner "una pincelada de realismo" a la hora de analizar los mercados y no dejarse llevar por los movimientos generalizados del mercado. Ellos basan su trabajo en el análisis fundamental, a través del profundo conocimiento de los mercados en los que invierten. Mantienen diferenciada sus estrategias de moneda local y de dólar ya que consideran que las fuentes de retorno en ambos casos son muy distintas y a la hora de apostar por una u otra, Surtees considera que ambas ofrecen distintos atractivos. "Las entradas de dinero se han visto más en los últimos meses en las estrategias de moneda local, pero en todo caso la deuda emergente sigue siendo una clase de activo interesante en la que estar", dice este especialista de producto.

En la estrategia en moneda local pueden tener hasta un 10% de la cartera en posiciones fuera del índice pero no entran en inversiones en bonos corporativos. Sí que invierten puntualmente en bonos cuasi-soberanos y su principal fuente de alfa es la correcta selección de divisas en la que invertir y sus apuestas por la duración.

La calidad crediticia de la cartera del BNY Mellon Emerging Markets Debt Local Currency Debt es elevada, con el 31,36% de los bonos con calificación A (28 feb 2011). Por exposición a divisas, sus mayores posiciones son el Zloty Polaco, el Peso Mexicano y el Rand Sudafricano (28 feb 2011).

El BNY Mellon Emerging Markets Debt Local Currency Debt, cuyo objetivo es batir a su índice de referencia en entre un 2% y un 3%, ofrece una rentabilidad anualizada a tres años del 8,10% (a 28 feb 2011).

 

Desde sus oficinas de Rotterdam, el equipo de emergentes de Robeco ha desarrollado una completa gama de fondos que incluye tanto productos de renta variable, como de renta fija y un fondo cuantitativo; rara avis en el mercado emergente. La estrategia de renta variable emergente cuenta actualmente con 10.000 millones de euros en activos bajo gestión.

El equipo se formó en 1994 y se centran especialmente en el análisis de los países, por lo que llevan a cabo una gestión top-down en sus estrategias. "La selección de países todavía cuenta y mucho en los emergentes", explica Maurice Meijers, gestor del equipo de emergentes de Robeco. Entre los factores que tienen en cuenta al analizar un país destacan los riesgos políticos y la fortaleza de su moneda. El equipo está formado por diez profesionales que ejercen como analistas y como gestores por lo que cada uno tiene asignados dos países, de los que son responsables tanto para las apuestas macroeconómicas como en la selección individual de compañías en esos mercados. Al estar todos basados en Rotterdam y no contar con oficinas locales, los gestores viajan continuamente a los países que cubren tanto para visitar compañías como para analizar más en detalle su situación económicas. El banco tomó la decisión de centralizar todo el equipo en una misma oficina para favorecer la relación entre sus profesionales y el trabajo en equipo.

Robeco cuenta con su estrategia central de bolsa emergente, en la que suelen invertir en unas 150 compañías y con el fondo Robeco Emerging Star, producto concentrado que invierte sólo en cinco países y un total de 35 compañías. En su estrategia core (o principal), se centran en grandes compañías para no tener problemas de liquidez, no cubren el riesgo divisa (pueden cubrir la divisa tacticamente en determinados mercados con el objetivo de reducir riesgo, así por ejemplo el año pasado cubrieron un 2% del won coreano) y pueden tomar posiciones en países fuera del índice (dentro de su política de TE) en países con suficiente liquidez, como Katar. También están analizando y les gusta a largo plazo Vietnam, si bien consideran que por ahora no cuenta con la liquidez suficiente para entrar en él. No cuentan con limitaciones por sectores ni países (si que tienen limitaciones por sectores y paises mirar la tabla más abajo) , si bien no suelen desviarse en más de un 5% del índice en su selección de los países, para poder mantener la diversificación necesaria en esta clase de activo. El Robeco Emerging Markets Equities, en su versión en euros, ofrece una rentabilidad a cinco años del 37% frente al 27% de su índice de referencia, según los datos de Allfunds Bank.

Al contar con un amplio historial en inversiones en emergentes, Robeco ha desarrollado sus propios sistemas cuantitativos de selección de compañías y hace tres años decidieron lanzar un producto centrado en estos sistemas cuantitativos. El Robeco Active Quant Emerging Markets , registrado en España, sigue por tanto una estrategia de gestión puramente bottom-up. El fondo ha ofrecido a a un año hasta febrero una revalorización del 23%..

Lo más leído