Tags: ISR |

Tres estudios académicos made in Spain sobre la inversión socialmente responsable


La pasada semana tuvo lugar en las oficinas de Refinitiv en Madrid un evento en el que se presentaron ante inversores y miembros de los mercados financieros tres investigaciones o papers elaborados sobre diversos aspectos de la responsabilidad social corporativa y su impacto en empresas e inversores.

El evento fue moderado por Juan Rodríguez Calvo, Customer Sucess Manager en Refinitiv, quien en su presentación inicial explicaba que las principales razones por las que los gestores de fondos están incorporando criterios de responsabilidad social corporativa en sus carteras son cuatro: la demanda de los clientes, la regulación, la importancia creciente de los milennials y las nuevas generaciones y el cambio climático. También contó con la participación de Francisco Román, presidente de la Fundación Seres y presidente del grupo de trabajo de RSC del Círculo de Empresarios, quien dio una introducción en la que resaltó la importancia que tiene hoy día la responsabilidad social corporativa para las empresas españolas.

A continuación se presentaron las conclusiones de tres estudios académicos sobre la inversión socialmente responsable, que Funds People publica en exclusiva:

1. El primer estudio fue presentado por José Azar, del IESE, bajo el título Institutional Investors and Corporate Carbon Emissions: An International Examination. El trabajo investiga el efecto de la titularidad de empresas por parte de distintos tipos de inversores institucionales sobre las emisiones de dióxido de carbono de las compañías. Primero, encuentra que medidas de ESG basadas en cuestionarios no están correlacionadas de forma robusta con medidas de emisiones reales de dióxido de carbono. Aunque la titularidad de empresas por parte de inversores institucionales en general está asociada con mejores indicadores ESG, los autores encuentran que la titularidad de inversores institucionales no está asociada a menores emisiones de dióxido de carbono.

Sin embargo, el estudio también concluye que la titularidad por parte de los fondos índice -altamente diversificados- y especialmente de los tres grandes (BlackRock, Vanguard, y State Street) sí está fuertemente asociada a menores emisiones por parte de las empresas.

2. La presentación del segundo estudio corrió a cargo de Vicente Bemerjo, de ESADE y de Javier Capapé, del Instituto de Empresa. El paper se llama Firm Policies and Active Ownership Investors. En este estudio se investiga el impacto que puede tener un fondo soberano en las políticas de las empresas. En concreto, estudian una nota pública del fondo soberano noruego, el fondo más grande del mundo que gestiona activos por valor de un un billón de dólares.

Los resultados de su investigación son los siguientes: en primer lugar, se observa que el fondo decide modificar su estrategia de inversión para incrementar la calidad del gobierno corporativo de su cartera de inversión. El fondo noruego retira inversiones de manera significativa de las empresas con peor gobierno corporativo en el periodo en torno a la publicación de la nota. En segundo lugar, a partir de la publicación de la nota en 2012, las empresas en la cartera del fondo noruego mejoran significativamente su gobierno corporativo respecto a un grupo de control. Finalmente, observan que la influencia que ejerce el fondo noruego en la mejora del gobierno corporativo de las empresas aumenta con el porcentaje de propiedad que tiene el fondo soberano sobre la empresa, así como con el porcentaje que representa la empresa en el total de la cartera de inversión del fondo. Mayor influencia en el accionariado está ligado con mejoras mayores de gobierno corporativo.

3. Por último, Kurt Achiel, de la Universidad Carlos III, presentó el estudio titulado Is Managerial Entrenchment Always Bad? A Cross-National Examination of Corporate Governance and Corporate Social Responsibility. ¿Es el atrincheramiento (entrenchment) del directivo de la compañía siempre negativo? La primera respuesta sería afirmativa: es negativo. Sin embargo, en este estudio cuestionan esta idea y muestran que en determinadas circunstancias es positivo que los equipos directivos de las empresas se atrincheren. ¿Cuándo ocurre esto?

La idea básica es que este hecho se observa cuando los mercados financieros presionan en exceso a las empresas hacia los resultados a corto plazo. En estas circunstancias es bueno que la dirección se atrinchere para reducir esta presión y, de esta forma, poder invertir en proyectos más a largo plazo como los que conllevan una dimensión de responsabilidad social corporativa (RSC), ya que acabará redundando en un beneficio para los accionistas.

En concreto, muestran que en países anglosajones es particularmente positiva la combinación entre atrincheramiento de la directiva y desempeño socialmente responsable. Esta combinación incluso convierte el atrincheramiento en una acción positiva para los accionistas a largo plazo, puesto que incentiva la inversión en proyectos socialmente responsable de tipo sustantivo que son generadores de valor. Sin embargo, en países no anglosajones (Europa Continental, Japón…), el resultado es el opuesto.

De hecho, el atrincheramiento no sólo es inequívocamente negativo, sino que combinado con la realización de proyectos socialmente responsables convierte a estos últimos en proyectos que detraen valor. Es lo que se conoce como RSC simbólica. En general, el estudio mejora la comprensión de la complementariedad institucional entre el gobierno corporativo y la RSC, y sugiere que la efectividad de medidas de gobierno corporativo depende no solamente del contexto institucional, sino también de otros mecanismos de gobierno corporativo en la empresa en los que la RSC cada día va jugando un papel más relevante.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas