Tres drivers y varias temáticas de inversión en renta variable de Renta 4 para 2017


Sea cual sea la volatilidad que ataque al mercado en el corto plazo, siempre hay factores estructurales que pueden servir de guía para invertir a largo plazo. Según Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 Banco, estos drivers en la actualidad son tres: el avance de la sociedad digital, el aumento de las clases medias emergentes y la longevidad de la población.

Estos factores estructurales y el entorno reflacionista actual llevan al banco español especializado en inversión a preferir, dentro de su asset allocation global, renta variable y, más concretamente, acciones europeas. “La mejora macro, el apoyo monetario de los bancos centrales (aunque la Fed en menor medida desde ahora) y un posible apoyo fiscal pueden volver a traer inflación, un entorno más positivo para la renta variable que para la renta fija. Además”, señala Natalia Aguirre, directora de Análisis de la entidad, “las valoraciones de la renta variable son razonables en términos históricos y atractivas en relativo frente a la renta fija”.

Sin embargo, a pesar de recomendar renta variable para las carteras, la entidad incide en ser selectivos por valores y conscientes de que 2017 será un año de elevada volatilidad. Entre los distintos aspectos a vigilar, Aguirre aconseja precaución con acciones con excesiva exposición a México, Reino Unido o Turquía, prefiriendo así visibilidad por exposición a regiones en crecimiento como Estados Unidos, Brasil o la propia España.

En general, las mejores temáticas para invertir en renta variable en la actualidad pasan por valoraciones atractivas en compañías con sólidos fundamentales pero con excesivo castigo, historias de reestructuración o ganancias en eficiencia, generadores recurrentes de caja, dividendos atractivos y sostenibles con pago en efectivo y movimientos corporativos.

Renta 4 ha establecido de cara a 2017 dos carteras modelo de acciones, revisables en ambos casos si las variables de base cambiasen a lo largo del curso, que se ajustan a estas temáticas. En la primera, aparecen cinco grandes nombres como son Telefónica, Santander, Enagás, Cellnex e Indra. En la segunda, calificada como versátil, entran los cinco anteriores, así como Ferrovial, DIA, Merlin Properties, Amadeus y Popular.

El futuro de Popular

Respecto a este último banco español, puesto en entredicho por el consenso de analistas y gestores tras su última ampliación de capital, su prolongada caída bursátil y su reciente reorganización directiva, con nuevos presidente (Emilio Saracho) y consejero delegado (Pedro Larena) al frente, la directora de Análisis de la firma cree que, “pese a sus problemas evidentes, también tiene fortalezas: su cartera de crédito es más rentable que las del resto por estar dirigido a pymes, tiene margen de mejora en el coste de financiación minorista y, previsiblemente, con el nuevo equipo directivo ganará en eficiencia”, resume. Preguntada por si vislumbra una operación corporativa donde Popular pueda ser objeto de compra por parte de otro banco, considera que “de haber un movimiento corporativo, el posible comprador esperaría a los primeros resultados del plan de reestructuración”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído