Tres conclusiones sobre la cartera exterior de los fondos de inversión y las sicav en España


“Tú a Boston y yo a California”. Como si de la famosa película rodada por Disney en 1961 se tratara, así es como se distribuye la cartera exterior de los fondos de inversión y las sicav nacionales, que la invierten de forma totalmente inversa. De las cifras ofrecidas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se extraen tres conclusiones.

La primera, que ambos vehículos viraron en 2013 hacia activos de mayor riesgo -participaciones y, sobre todo, acciones- y otras instituciones de inversión colectiva (IIC) internacionales. La segunda, que las sicav han reducido notablemente su inversión en depósitos extranjeros. Y la tercera y más importante, que fondos y sicav siguen caminos opuestos de inversión cuando colocan parte de su patrimonio en el exterior.

Preferencias contrarias

Los fondos españoles invierten internacionalmente, sobre todo, en deuda. Hasta 20.312 millones de euros en total, bastante más de lo que representan otros activos como participaciones y acciones (11.034 millones) u otras IIC (9.285 millones).

Las sicav nacionales, sin embargo, proceden justamente al revés. Sus preferencias se inclinan por IIC (6.119 millones), participaciones y acciones (5.085 millones) y deuda (2.613 millones), según los datos de la CNMV a cierre de 2013.

Se demuestra así la mayor aversión al riesgo por parte de los fondos españoles en comparación con las sicav nacionales a la hora de invertir fuera de nuestras fronteras.

Mayor apetencia de riesgo

A lo largo del pasado ejercicio, los fondos nacionales aumentaron su patrimonio exterior en participaciones y acciones un 43,89% y, en otras IIC, un 30,56%. Situación similar se dio en las sicav. Incrementaron su patrimonio internacional en participaciones y acciones un 41,75% y, en otras IIC, un 30,20%. 

La rotación hacia el riesgo pudo verse colateralmente en el patrimonio extranjero destinado a deuda, que descendió un 0,88% en fondos y aumentó sólo un 5% en sicav.

Los depósitos ya no atraen a las sicav

Si bien los fondos prácticamente mantienen constante su inversión en depósitos extranjeros de un año a otro, por valor de 45 millones, es en las sicav donde mayor desinversión se da en lo que respecta a este activo de ahorro bancario.

Mientras que las sicav invertían 14 millones en depósitos del exterior en 2012, el pasado año la cifra se rebajaba hasta los 5 millones, lo que supone un paso atrás del 60,97%, indica la CNMV.

Noticias relacionadas