Tags: Gestores | Renta Fija |

Trea: “Hay una gran oportunidad para los fondos de direct lending en España, más de 15.000 millones”


Las pequeñas empresas (pymes) se encuentran en una encrucijada. Su financiación depende exclusivamente de los bancos y éstos, a causa de los cambios regulatorios (Basilea III y la medición de APR) y la actuación del Banco Central Europeo (TLTRO), están prestando de forma muy agresiva a grandes empresas y dejando de lado a las pymes.

Sabedores de que no queda otra que desintermediar la financiación de este tipo de empresas, Trea ha creado el Trea Direct Lending Fund con el objetivo de sustituir a los bancos en esta labor. Ignacio Díez, socio y responsable de la gestión de este activo, cree que existe una gran oportunidad para el direct lending.

En este sentido, Díez considera que entre 15.000 y 30.000 millones en España podrían ser desintermediados, que corresponde principalmente a la reducción de crédito a empresas no inmobiliarias que se ha dejado de dar desde el inicio de la crisis, según datos de un análisis elaborado por BBVA Research.

Según Díez, las pymes han pasado en los últimos años una crisis triple: una fuerte crisis financiera, una ley concursal arcaica que hasta 2014 obligaba a liquidar el 90% de las empresas si entraban en suspensión de pagos y la falta total de financiación por el LTRO. Y aunque son mucho más sostenibles actualmente, añade, todavía tienen retos de falta de rentabilidad por falta de tamaño, en algunos casos estructuras de capital muy apalancadas y falta de herramientas de capital para crecer.

Por todo ello confían en que hay que dar una oportunidad de financiación, lo que ayudaría también a “desatascar el crecimiento en España”.

Solución para inversores institucionales

A todo esto se une que, además, los bancos centrales han distorsionado el mercado financiero. “La rentabilidad de la deuda soberana se ha reducido a cero y negativo, y el exceso de liquidez ha provocado que todos los activos relacionados con la renta fija estén caros”, destaca.

Piensa que el direct lending es seguramente la mejor inversión en renta fija para el inversor institucional, por tener un menor riesgo que el high yield y una rentabilidad mayor, además de su baja correlación con el resto de activos.

De esta manera han diseñado un producto enfocado en pymes españolas, excluyendo al sector inmobiliario y financiero, cuyo objetivo de rentabilidad asciende a más del 9%. Buscan en torno a 10 empresas con un EBITDA de entre 2 y 10 millones y financiaran desde capex a crecimiento, adquisiciones, recompras de minoritarios, refinanciaciones y reestructuraciones de pasivo. “Analizamos la compañía como si la fuéramos a comprar”, resalta. Las financiaciones se situaran en un periodo de 4 a 7 años y serán mayoritariamente prestamos senior y senior convertible.

A diferencia que el resto de fondos homólogos en Europa, que casi exclusivamente financian LBOs, ellos no participan este mercado y se centran en compañías menos apalancadas. El fondo está en fases finales de captación con un tamaño total de 70 millones de euros. El fondo, que ya está parcialmente invertido, ha encontrado operaciones muy interesantes en alimentación, transportes, distribución y sector sanitario, entre otros.

A futuro, confiados de que es un activo para seguir explorando, esperan lanzar en el próximo año otro producto con un objetivo de captación mas ambicioso (200 millones) por el interés mostrado de inversores internacionales. Además, están seguros que las bancas privadas buscarán productos como estos para las carteras de sus clientes.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído