Transición generacional en los family office: sus planes de sucesión


Estamos en medio de una nueva transición generacional. La generación X, que representa a todos los nacidos entre 1965 y 1979, está dando paso a la generación Y, la de los milenials, los nacidos entre 1980 y 1996. El informe The Global Family Office Report de UBS ha estado siguiendo muy de cerca durante los últimos años este relevo generacional. En 2016, el 70% de los family office auguraban que esta transición se produciría durante los próximos 15 años. Sin embargo, en 2017, menos de la mitad de ellos tenían planes de sucesión preparados para acometer el relevo.

El estudio llevado a cabo por la firma suiza un año después mostraba que el 29% de los family office tenían en puestos ejecutivos o de gestión a profesionales de la siguiente generación. En casi uno de cada cuatro casos (23% concretamente) formaba parte de la Junta Directiva. Pese a ello, menos de la mitad de los family office habían cerrado un plan sucesorio en el que se indicase cómo se debía proceder al relevo. La noticia es que en 2019 el porcentaje ha subido en 11 puntos, hasta el 54%.

Captura_de_pantalla_2019-10-07_a_las_13De ese porcentaje, el 32% lo han plasmado por escrito, el 12% son simplemente planes informales acordados por escrito, mientras que el 10% son acuerdos verbales, sin que exista ningún papel de por medio. “Para mitigar la confusión que puede surgir en el caso de fallecimiento o enfermedad, es importante que la generación actual deje una guía clara sobre sus deseos en torno a la gestión de su riqueza, negocios y activos. Las familias con visión de futuro se preparan para la sucesión con muchos años de anticipación”, afirman los autores del informe.

El mayor reto a la hora de abordar un plan de sucesión gira en torno a los discusiones familiares. “Puede resultar un tema muy sensible”, reconocen. Cuando se les pregunta a los family office, las incomodidades en torno a las conversaciones se posicionan como el problema número uno. El 37% de los encuestados señalaron a éste como el principal escollo en el proceso de ejecución de un plan de sucesión. También resulta significativo que el 36% haya indicado que la próxima generación es todavía demasiado joven para planificar su futuro rol.

La nuevas generaciones asumen el control de la riqueza familiar a los 45 años. Esa es la media a nivel global. Sin embargo, existen importantes diferenciales a nivel regional. En Norteamérica, por ejemplo, es donde los milenials asumen más tarde el control del patrimonio de la familia (47 años). En Europa, la media se sitúa en los 45 años. Por el contrario, en Asia-Pacífico, la media está en los 41. El relevo generacional en los próximos 10 años será importante. En este sentido, de aquí a 10 años, el 37% estarán al mando de las inversiones familiares.

Captura_de_pantalla_2019-10-07_a_las_13

Noticias relacionadas

Lo más leído