Tags: Asesoramiento |

Trabajando en la industria de la inversión: cinco consejos para el éxito futuro


TRIBUNA de Enrique Marazuela, CFA, presidente de CFA Society Spain, y Gary Baker, CFA, director gerente para EMEA en CFA Institute. Comentario perteneciente a la serie Visión de Fondo del Profesional CFA.

La industria de la inversión se encuentra en estado de agitación: el avance del aprendizaje automatizado y la Inteligencia Artificial (IA), la necesidad de personalización en la inversión y la creciente importancia de la sostenibilidad están sacudiendo los requerimientos profesionales en el sector financiero. Es por ello el interés que ha despertado la CFA Institute European Investment Conference de Madrid los próximos 25 y 26 de noviembre.

CFA Institute encuestó recientemente a más de 3.800 profesionales, y a 130 importantes ejecutivos de la industria de la inversión internacional sobre los cambios en los perfiles de trabajo, competencias y estructuras organizativas en el sector financiero. El resultado han sido cinco recomendaciones específicas para el desarrollo de una carrera profesional con éxito en la industria inversora.

1. Demostrar adaptabilidad

Un 89% de encuestados estimó que los roles y responsabilidades de los profesionales de la inversión cambiarán varias veces en el transcurso de su carrera. En este entorno de dinamismo las empresas deben reaccionar con flexibilidad; la demanda que el mercado está haciendo de trabajadores con un alto grado de adaptabilidad y pensamiento interdisciplinario lo certifica.

2. Sé un jugador de equipo

Los días de los gestores estrella han terminado. Las empresas luchan hoy por la agilidad, competitividad, orientación al cliente e innovación. Se enfrentan a una competencia feroz por el talento, lo que genera una mayor rotación de personal. La importancia de lo individual disminuye en favor de equipos de trabajo mixtos en diferentes disciplinas. La diversidad cognitiva gana importancia porque los equipos con diferentes experiencias y perspectivas son menos susceptibles a las decisiones equivocadas y al pensamiento grupal. Un 49% de los encuestados coinciden que el trabajo en equipo es un factor de cambio clave en la industria.

Para los profesionales de la inversión esto tiene sus ventajas: se generan más posibilidades para el cambio y se abren alternativas paralelas en el desarrollo profesional. Las interrupciones por años sabáticos, el permiso parental o de enfermedad afectan en menor medida en las trayectorias profesionales individuales. Lo que cuenta es la capacidad de trabajar en equipo.

3. Ser especialista a la vez que generalista

Un 49% de profesionales atribuyen una gran importancia al talento horizontal (T-shaped) para el éxito de los profesionales de inversión en los próximos cinco años. Se perciben muy por delante de las habilidades de gestión (21%) y conocimientos técnicos (14%).

El talento horizontal se refiere a la capacidad de combinar la solidez profesional y la especialización con una comprensión más amplia de las interrelaciones empresariales. En particular, tener un alto nivel de adaptabilidad situacional, pensamiento interdisciplinario, una sólida red personal y una comprensión de los sistemas tanto de la empresa como el contexto empresarial.

4. Demuestra tu creatividad

En la competencia por los puestos más atractivos en gestión de inversiones, los especialistas particularmente creativos llevan las de ganar. Los gestores afirman que la creatividad / innovación (32%), el pensamiento interdisciplinario (29%) y los métodos de trabajo orientados al cliente o a facilitar soluciones (29%) son difíciles de encontrar en el mercado. El conocimiento de las tecnologías de la información, a menudo mencionado como una necesidad urgente por los empleadores, está muy por detrás de las habilidades blandas, como la empatía, la modestia y el talento para la comunicación.

Por supuesto, esto no significa que la experiencia técnica y financiera no sea importante. Por el contrario, resulta que estas habilidades se dan por sentadas en el mercado laboral. Si quiere diferenciarse de la competencia, debe tener sensibilidad interpersonal y una gran creatividad además de la competencia profesional.

5. Aprovecha al máximo la tecnología

Los profesionales de la inversión del futuro podrán diferenciarse mediante el uso hábil de la tecnología para mejorar la calidad de su trabajo y el rendimiento de la inversión. En contraste con la imagen popular, pero demasiado simple de las máquinas que reemplazan a las personas, el futuro del sector de la inversión residirá en la complementariedad de la IA + IH (Inteligencia Artificial + Inteligencia Humana). Los profesionales tienen la tarea de entrenar la tecnología, asesorar bien a los clientes, reconocer sus necesidades y requisitos y desarrollar ofertas innovadoras y personalizadas.

Las máquinas son particularmente adecuadas para fortalecer enfoques de éxito, analizar grandes cantidades de datos para identificar patrones ocultos y realizar tareas monótonas y repetitivas. Pero los principios éticos básicos, la transparencia, la comunicación, la empatía, la comprensión implícita y la creación de confianza son valores humanos fundamentales que las máquinas no pueden lograr en la gestión de inversión, incluso a largo plazo.

En definitiva, la industria de la inversión tiene ante sí un positivo papel que desempeñar facilitando que los mercados de capitales trabajen al servicio de los apremiantes desafíos globales. La European Investment Conference de Madrid, el 25 y 26 de noviembre, hará converger el pensamiento y los análisis de reputados profesionales de la inversión, economistas y líderes de la industria sobre los asuntos que están configurando la industria financiera y en consecuencia, las perspectivas para los inversores. Desde CFA Institute y CFA Society Spain queremos compartir en Madrid dos jornadas repletas de aprendizaje y debate comprometido con los representantes de los mercados financieros europeos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído