“Todos los días hay oportunidades que estamos preparados para aprovechar”


Ignacio Cantos lleva casi tres años al frente de Atlas Capital Cartera Dinámica, tratando de ofrecer rendimientos absolutos o positivos a sus clientes a través de la combinación de renta variable y liquidez. En mayo de 2008, tomó el relevo en la gestión a Jordi Padilla, actualmente en Banco Popular Gestión, y hoy celebra satisfecho el quinto aniversario de la IIC. En sus inicios, el producto nació como cartera gestionada, pero por motivos prácticos y de eficiencia fiscal se convirtió en sicav un 14 de marzo de 2006, hace justo cinco años, pasando a gestionarse de forma colectiva. Sin embargo, por temas de seguridad legal y de restricciones en los traspasos, Atlas Capital decidió sacar al mercado un fondo de inversión clónico, gestionado de forma idéntica y más dirigido a inversores retail, mientras la sicav estaba más enfocada a inversores institucionales y de grandes patrimonios.

Ahí no terminaron las andaduras del producto que hoy está de cumpleaños pues, con la aprobación de la ley que permite a los fondos contar con varios compartimentos y para aprovechar las economías de escala, la gestora decidió fusionar fondo y sicav, un proceso poco común en su momento y que llevó varios meses, pero que se saldó con facilidad gracias a las condiciones idénticas de ambas carteras. Actualmente, el fondo resultante de dicha unión tiene una sola clase, con activos a finales de febrero de 2011 cercanos a los 37 millones de euros, si bien en los próximos días se espera la aprobación de una segunda destinada a inversores profesionales y a patrimonios superiores a 250.000 euros, que acapararía unos dos tercios de los activos totales.

“Hemos mantenido la filosofía inicial de su etapa como cartera gestionada de tener un portfolio en liquidez o invertido, con una perspectiva muy dinámica y flexible –que permite tener hasta un 97% de exposición neta a las bolsas-“, comenta Cantos, y que se revisa de forma semanal, a través de un comité de inversiones formado tanto por gente de la gestora como externa que controlan al gestor.

No nos constreñimos a nada porque creemos que siempre hay oportunidades que se pueden aprovechar”, afirma, en referencia a una filosofía que combina una estrategia de buy and hold en historias que les convencen, como la de Jazztel, con técnicas de trading que les lleva a comprar valores por su atractivo precio y venderlos en cuanto alcancen su nivel técnico objetivo, como ha sido el caso de Gamesa, cuyas posiciones han reforzado recientemente. “Con esta estrategia podemos llegar a perdernos parte del rally o salir antes de tiempo, pero hay oportunidades todos los días que estamos dispuestos a aprovechar con una mente abierta y una estrategia sin predeterminación que en ocasiones puede llevar a bruscos cambios en la cartera”, apostilla Cantos.

De hecho, aunque considera que no hay nada mejor que una buena historia fundamental duradera combinada con un buen gráfico, considera que a veces también hay que jugar la recuperación técnica y tomar beneficios. El gestor pone el ejemplo de las empresas constructoras y auxiliares de la construcción en EEUU, que compraron hace dos años y vendieron después ganando entre un 20% y un 30%. Por eso, lejos de compararse con gestoras value como Bestinver, Cantos se siente más identificado con otras casas al estilo de Belgravia o Cartesio, con fondos de autor muy flexibles y una mezcla de estrategias.

Fuerte apuesta por aseguradoras y petroleras

En su quinto aniversario, este producto insignia de Atlas Capital que ha logrado retornos positivos en el 65% de los meses, tiene una exposición a mercado algo superior al 50%, con una inversión en renta variable del 77% cubierta en parte con futuros vendidos sobre el Ibex y puts sobre el EuroStoxx. Aproximadamente cuenta con un 15% de posiciones en EEUU, un 20% en el mercado español y el resto en Europa, con una fuerte apuesta por las aseguradoras como ING o AXA. “El año pasado estuvieron muy castigadas por el problema de deuda periférica, algo que ahora no tiene sentido, y cotizan a niveles muy bajos. Además, su negocio dependiente tanto de siniestros como de los márgenes mejorará con la subida de tipos de interés y la captación de primas será mayor si se confirma la recuperación económica”, comenta.

Sin embargo, en España huye de los grandes bancos, que pueden sufrir en gran medida el contagio por riesgo país. “Si mejora la economía también lo hará su actividad, pero su curva de costes pesará en la cuenta de resultados”, afirma. De hecho, las pocas posiciones que tiene en Europa, por ejemplo en UBS, están enfocadas a jugar el lado corporate por la recuperación o el aumento de los procesos de fusiones y adquisiciones. En España apuesta por valores como CAF, Jazztel, Iberia, Sol Meliá, Telefónica o en el pasado Técnicas Reunidas, y cuenta también con una ligera exposición a emergentes a través de un ETF chino y a las materias primas con otro fondo cotizado de soft commodities.

En cartera tuvo recientemente un ETF sobre petróleo que vendió con beneficios y de ahí su apuesta por las acciones de petroleras como Eni, State Oil, Total o BP. “Sirven como cobertura y las tenemos desde noviembre, no por la crisis en Oriente Medio sino por el sufrimiento pasado del mercado de refino que debía ajustarse a precios de entre 80 y 90 dólares el barril y que ahora ha visto subir mucho más sus márgenes”, dice Cantos.

Positivos con 2011

El fondo, que llegó a minimizar exposición neta a mercado al 11% durante la crisis para evitar pérdidas luego difíciles de recuperar -lo que les permitió caer en 2008 el 5%, lastrados por sus posiciones en financieras de EEUU, y en 2009 ganar el terreno perdido con subidas superiores al 10%-, llegó a superar el 80% de exposición a finales de 2009, aprovechando el rally de diciembre y los primeros días de enero de 2010. Para 2011, Cantos se muestra optimista y apuesta por mantener la exposición cercana al 50%, si bien advierte que, de recrudecerse la inestabilidad en Oriente Medio y extenderse la corriente democratizadora a Arabia Saudía e incluso China habría que vender o cubrir posiciones casi totalmente. Sin embargo, no cree que la previsible subida de tipos por parte del BCE tenga un gran coste en un momento en que se negocia ligar los salarios a la productividad en vez de la inflación.

“Pese a los riesgos, seguimos siendo positivos para 2011, viendo los datos macro y los resultados empresariales, pero a pesar de eso cubrimos parte de la cartera dado lo barato de dichas cuberturas y la posibilidad que nos da de jugar más a la selección de valores y de forma más agresiva”, dice Cantos. Para el gestor, los mercados están inmersos en la cuarta fase de todos los ciclos que se caracteriza por una recuperación y unos mercados alcistas que podrían devolver las bolsas a niveles cerca de máximos, tras un periodo de caídas (de mediados de 2008 a mayo de 2009), recuperación (de mayo a otoño de 2009) y dientes de sierra (vivido en 2010, caracterizado por las dudas sobre el fin de la crisis y la doble recesión que trajo vaivenes en los mercados y requirió mucha atención).

En lo que va de año, el fondo gana algo más del 4%, con una volatilidad a lo largo de su historia de en torno al 10%.

Profesionales
Empresas

Lo más leído