Todo lo que te falta por saber de los nuevos fondos y la gestora de Francisco García Paramés


Días después del registro de sus nuevos fondos y con todo en marcha para empezar a comercializarlos desde su nueva gestora, Cobas Asset Management, Francisco García Paramés lanza su primera carta a los inversores.

En ella detalla de forma amplia la filosofía de la gestora, las características de la misma y de sus fondos, analiza la composición de las carteras e informa de los límites de volumen de activos bajo gestión. Además, en su inicio, destaca que su nueva gestora es un proyecto de amplio alcance, con vocación de permanencia a largo plazo, y esencialmente distinto a otros existentes en el mercado.

“Cobas AM surge porque otras alternativas no eran suficientes para cumplir el propósito indicado, ya que o bien buscaban un nivel de activos excesivamente elevado o bien pretendían desvirtuar la esencia de este tipo de gestión, que debe centrarse en la selección de activos infravalorados y no en realizar predicciones sobre la evolución de los mercados”, explica el gestor.

Límite de patrimonio

En cuanto a los limites de patrimonio, un punto importante a tener en cuenta, Paramés indica que “desafortunadamente nuestro estilo de gestión no puede aplicarse a cantidades de dinero ilimitadas, y no lo vamos a hacer". Dos factores explican esta decisión: la dificultad que genera encontrar valor cuando los activos bajo gestión aumentan y el permitir el acceso a una gestión que consideramos atractiva al mayor número de personas posible

Las estrategia ibérica tendrá un limite de entre 750 y 1.000 millones de euros y la global entre 4.000 y 5.000 millones en el conjunto de fondos que la apliquen. Según Paramés, por encima de 5.000/6.000 millones es necesario invertir en grandes compañías, que no deben soportar comisiones similares a las de fondos de valor añadido que pueden invertir en todo tipo de acciones.

Por ello diferencian entre los fondos básicos, con comisiones altas, y los fondos centrados en grandes compañías, con una comisión de gestión del 1% anual. “Estos últimos harán posible a Cobas Asset Management un crecimiento sano por encima de las cantidades fijadas como límites para nuestros fondos clásicos, subraya.

La primera concreción de estos límites estará en Cobas Selección, que a día de hoy tiene un patrimonio de 450 millones de euros, y que limitará el acceso si alcanza los 2.000 millones de euros. “En cualquier caso, los límites serán flexibles y podrán variar según las condiciones de mercado”, añade. La estrategia enfocada en grandes compañías no prevé aplicar límites hasta cantidades significativamente más elevadas.

A partir del mes de abril el mínimo de inversión será de una participación (en Cobas Selección ya es así). Durante el mes de marzo pedirán una inversión mínima de 25.000 euros en los cuatro fondos restantes. En breve dispondran de fondos de pensiones y de fondos domiciliados en Luxemburgo.

Cartera

A pesar de que los dos últimos años han dejado un entorno de valoraciones ajustadas, Paramés se muestra sorprendido de que “la realidad es que el conjunto de valores que componen nuestra cartera es extraordinario”.

La cartera modelo inicial la componen 62 valores, 23 de ellas incluidas previamente en carteras gestionadas por el equipo. Estas 23 incluyen las 9 que forman la parte ibérica de la cartera, “todas ellas viejas conocidas”, resalta.

Otros 10 valores están relacionados con las materias primas. “Aunque hace tiempo que no invertimos de manera significativa en el sector, desde 1998, la manipulación monetaria y el ajuste de precios en la mayoría de ellas, derivado del exceso de inversión en el periodo 2008-2014, hacen necesario y atractivo mantener un porcentaje de la cartera en ellas, cerca del 20% de la misma”, subraya. “Hay que resaltar, además, que aquellas en las que estamos invirtiendo cotizan a un precio de 10x beneficios, muy atractivo si tenemos en cuenta que el precio de sus respectivas materias primas se encuentra en mínimos”, contextualiza.

El resto, 29 valores, son compañías nuevas en las que han dedicado mucho estudio para conocerlas con la mayor profundidad posible. 

Las características principales de la cartera son un ROCE del 30%, que se eleva al 34% excluyendo a las compañías centradas en materias primeras; un precio (earning yield) del 13,4%, que equivale a un PER de 8,4 veces, lo que supone un descuento de más del 50% respecto al mercado; y un potencial de revalorización del 70%.

A pesar del alto potencial de revalorización de la cartera, matiza que “se trata de una cartera conservadora, pues un 38% de ella la componen compañías con caja neta; una parte de estas (un 22% de la cartera) la componen compañías con un nivel de caja de alrededor del 50% de la capitalización. E incluso, cuatro compañías, que representan un 6% de la misma, tienen mayor nivel de tesorería neta que su valor en bolsa (y buenos negocios anejos). La gran mayoría de la cartera, alrededor del 80%, la componen compañías familiares o con un accionista de referencia”.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído