¿Tiene mi CV lo que hay que tener?


En España, pecamos de un estilo de redacción del curriculum muy poco comercial para lo que suele ser habitual en el resto del mundo. Principalmente, nos centramos en contar nuestra historia profesional mencionando sólo las funciones que hemos realizado en las distintas etapas. Esto está muy bien, pues se refiere a lo que hemos realizado, pero es absolutamente insuficiente, puesto que no se refiere a los logros conseguidos ni, cuantifica ni dimensiona los hitos conseguidos.

 

Por ejemplo, en un perfil de Director de Ventas, no es lo mismo esto:

- Gestión de un equipo de 5 personas.

- Objetivos alcanzados en cada uno de los ejercicios. (Y esto ya es raro que aparezca)

- Mantenimiento y captación de las cuentas asignadas y de nuevas cuentas.

- Reporte a la casa matriz.

 

Que esto otro:

- Selección, formación, y dirección de un equipo de 5 Comerciales Senior organizados en los segmentos de mercado A, B y C.

- Definición de la estrategia que permitió sobrepasar los objetivos: 120% en 2012, y 135% en 2013, y previsión de 150% en 2014, frente al 80% anterior.

- Captación y negociación de las principales cuentas de la compañía: X, Y y Z, entre otras. Relación Directa con los Directores de XX en el mercado español.

 

En el segundo caso, refiriéndonos a los mismos puntos, deja claro que tiene total responsabilidad sobre el equipo, que los logros, sin quitar mérito al equipo, están cuantificados y están directamente relacionados con la Dirección y la estrategia que ha diseñado, que se trata de una persona con capacidad de influir sobre la decisión de su cliente, y que tiene un Network desarrollado en el sector. Esto es básico para un buen Director de Ventas, que no le van a pagar por ejecutar, sino para aportar su experiencia y contactos en pro del logro de los objetivos.

 

Permitidme dos últimas ideas: Un mismo puesto varía mucho en función de la empresa en la que se desarrolla y, no por ser esquemático obviemos los logros alcanzados.

Lo más leído