Threadneedle usará su sicav de Luxemburgo como incubadora para todos sus nuevos fondos


En febrero de 2009, Threadneedle sorprendió al mercado con la compra de la sicav de Standard Chartered Bank. Un año después, la gestora ha asumido la gestión de casi todos los productos y ha logrado solucionar los problemas de algunos fondos que se vieron obligados a suspender reembolsos a finales de 2008. Simon Davies, presidente de Threadneedle, explica que la sicav les permite ampliar su base de clientes, sobre todo en Asia.

En febrero de 2009, Threadneedle sorprendió al mercado con la compra de la sicav de Standard Chartered Bank. Un año después, la gestora ha asumido la gestión de casi todos los productos y ha logrado solucionar los problemas de algunos fondos que se vieron obligados a suspender reembolsos a finales de 2008. Simon Davies, presidente de Threadneedle, explica que la sicav les permite ampliar su base de clientes, sobre todo en Asia.

La gestora, al adquirir el negocio de World Express Funds, cerró también un acuerdo preferencial con Standard Chartered (que tiene una presencia fuerte en Hong Kong y Taiwán) para la distribción de sus productos en Asia. El vehículo luxemburgués, además, resulta más fácil de vender en Asia que los OIC británicos, el formato principal que tenían hasta ahora los fondos de Threadneedle. La sicav tiene 6.000 millones de dólares en activos y entre 2.000 y 3.000 corresponden a Asia. “Los fondos de Luxemburgo son más fáciles de vender entre los inversores asiáticos y también entre los latinoamericanos”, comenta Davies. La sicav, además, se usará como incubadora para todos los nuevos productos de la gestora e incorporará también productos de otras entidades del grupo Ameriprise, propietaria de Threadneedle. A los 25 fondos que hay en la sicav, se añadirán pronto varios nuevos productos. Se incorporarán dos fondos de la gestora estadounidense J&W Seligman (adquirida por Ameriprise en 2008). Se trata de un producto de tecnología global y otro de materias primas. También se lanzarán versiones UCITS III de hedge funds existentes, como el US Crescendo. Threadneedle tiene un patrimonio de 100.000 millones de dólares, y Ameriprise, en total, gestiona cerca de 500.000 millones Gestión activa 2009 fue un año récord en captaciones para Threadneedle, con unos 6.000 millones de libras en suscripciones netas. “Creemos que 2010 será un año de stock picking y de gestión activa. El mercado diferenciará entre buenas y malas compañías. 2009 fue un año de beta y 2010 será un año de stock pickers. En los dos últimos años se han desmontado mitos y el concepto de rentabilidad absoluta y la gestión dinámica son más valorados por los clientes. La gestión dinámica obliga a revisar constantemente lo que funciona y lo que no”, señala Davies. El presidente de Threadneedle espera que el año acabe con rentabilidades positivas en los mercados de renta variable, aunque con turbulencias en el camino. “Esperamos que 2010 sea un año relativamente positivo para los mercados, con rentabilidades de entre un 8% y un 10% en bolsa. Pero el camino será accidentado, con muchas incertidumbres y falta de tendencias claras. Eso generará volatilidad y oportunidades para los gestores activos”, señala. Davies considera que la enorme liquidez que permanece en los mercados monetarios vaya regresando poco a poco a los activos de riesgo, lo que puede apoyar las valoraciones. “El ahorro tiene pocas opciones con los tipos tan bajos y con complicaciones que se mantienen en el sector inmobiliario”, destaca. Una de las apuestas de Threadneedle para el largo plazo son los mercados emergentes. “Creemos que hay un cambio profundo. El reequilibrio mundial es un hecho. El desacoplamiento es real. La riqueza en el mundo se está reequilibrando. El crecimiento emergente es una tendencia de muy largo plazo y es una de nuestras apuestas. Hay una gran oportunidad en emergentes. Hay que pensar de dónde vendrá el crecimiento. SI miras a 1914, habría que preguntarse si tenía más sentido invertir en renta fija europea o apostar por la renta variable de Estados Unidos, que era la potencia emergente del momento”, afirma. Más presencia en Chile Threadneedle, que tiene 11 fondos en Chile, está en proceso de registrar otros 20 productos allí. En los próximos meses podrían llevar otros 30 productos más que entrarán en la sicav. La gestora está también registrada en Perú, y considera que hay otros mercados institucionales muy interesantes como Colombia y Brasil.“En Latinoamérica el negocio seguirá creciendo y nosotros esperamos crecer mucho allí. En la región se ha hecho una buena lectura del ejemplo chileno. El mercado institucional es donde está el dinero. Tienen otra percepción del riesgo y un mejor conocimiento de los mercados emergentes. Si hay un reequilibrio mundial, ellos están más capacitados para captarlo. Nuestros fondos más vendidos en Latinoamérica fueron el de renta variable asiática y el de high yield europeo, mientras que en España fue el Target Return”, comenta Rubén García Páez, director general de la gestora para Iberia, Italia y Latinoamérica.

Lo más leído