Threadneedle cree que Grecia saldrá del euro


“Como ya venimos diciendo, Europa está en crisis y el problema se está convirtiendo en lo que es el resultado menos malo. Los países periféricos de Europa, y Grecia en particular, están cargando con demasiada deuda, con una recesión y un tipo de cambio nada competitivo, enfrentándose a una serie de asuntos poco atractivos”. Es el análisis que hace Mark Burgess, desde Threadneedle, de la actual situación.

El experto cree que incluso si los alemanes son persuadidos para dar un gran cheque a sus vecinos de la periferia, no está claro que los griegos vayan a coger el dinero y pagar las consecuencias económicas que ello conlleva, en términos de reglas fiscales que les serán impuestas. Por otra parte, considera que la solución no resolvería el problema de la competitividad, que sólo podría mejorar con una caída muy significativa en los niveles de vida griego, es decir, una recesión odepresión prolongada en el país.

Por ello, creen que Grecia acabará saliendo de la moneda única. “Somos cada vez más de la opinión de que Grecia saldrá del euro. Esto va a ser un acontecimiento muy doloroso, similar a un ataque al corazón sufrido por el sistema financiero europeo”, afirma. Para Burgess la cuestión es cómo se haga: si se hace de manera coordinada, acompañando la salida de una recapitalización del sistema bancario, un recorte de tipos, y una inyección masiva de liquidez, o si se hace con falta de coordinación. Si ocurre lo primero, cree que es potencialmente positivo y los mercados, en última instancia, podrían dar pasos adelante.

El experto cree que incluso, de suceder, podría actuar como catalizador para que Italia y España hagan frente adecuadamente a sus déficits. “Para Grecia sería un acontecimiento muy desagradable y traumático, pero bien planificado y ejecutado al menos les daría una oportunidad de seguir adelante”, asegura.

Con respecto a su visión de los mercados, creen en la fortaleza de la renta variable desde un punto de vista fundamental, gracias también a su alta liquidez y bajas valoraciones. “Sin embargo, es probable que siga siendo un periodo muy volátil en los mercados, no hay ninguna bala de plata", apostilla Mark Burgess.

Noticias relacionadas

Lo más leído