Tags: Banca privada |

Think Tank BNY Mellon: La filantropía, ¿una finalidad clara para la banca privada española?


A finales del año pasado, tuvo lugar el segundo desayuno organizado por Think Tank BNY Mellon en Madrid, en el que participaron cinco representantes de varias entidades de banca privada. Además de una serie de temas que formaron parte de un folleto repartido junto a la revista número 61, la mesa redonda concluyó con un concepto muy aplicado por la cultura norteamericana, pero de poco calado en Europa y España, como es la filantropía.

¿Qué papel juega actualmente la banca privada en este aspecto? Hasta el momento, son pocos los españoles con altos patrimonios que deciden donar parte de su patrimonio a la sociedad, y por tanto, pocas las entidades que llegan a prestar servicios puros con destino filantrópico. A pesar de ello, las bancas privadas españolas son conscientes de que este tema puede ir tomando peso poco a poco, y en esta línea, piensan continuar trabajando, tal y como reconoce Alberto Calvo, director de BBVA Patrimonios España.

“A partir de un determinado nivel patrimonial, el cliente quiere devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad le ha dado”, cuenta el director. Para estos clientes con un alto patrimonio, piensa que, desde la banca privada, tienen que estar preparados para cubrir estas necesidades. "Hay que tener a la filantropía como una finalidad clara”, indica.

Aunque “todavía no hemos importado todo el concepto de filantropía”, Calvo destaca como se están enfocando cada vez más en canalizar el dinero del cliente a sus necesidades filantrópicas. En España, aunque el éxito de estas acciones es muy limitado, porque todavía no hay cultura, aclara, está funcionando mejor el social invesment, en donde se acompaña al cliente a una inversión que tenga la doble característica de ser viable económicamente y cubrir una finalidad social.

En concreto, en BBVA lanzaron hace ya dos años una iniciativa llamada Momentum Project a la que invitan a los clientes de BBVA Patrimonios a coinvertir con el banco en proyectos de inversión social, en los que se busca la devolución de lo invertido para hacer frente a nuevos proyectos de las mismas características.

Por su parte, Jorge Sanz, consejero delegado de atl Capital, comparte la opinión de Calvo ante la poca repercusión que está teniendo la filantropía entre sus clientes. De hecho, aunque forme parte de los servicios élite que dan a sus clientes con un patrimonio más alto de su entidad, Sanz reconoce que ningún español ha llegado a solicitarlo. A diferencia de lo que le ha ocurrido con un cliente de nacionalidad estadounidense, que decidió donar cierta cantidad a la universidad en la que se formó. En definitiva, Sanz considera que en España no hay una verdadera conciencia filantrópica, si exceptuamos las puntuales pequeñas donaciones a ONG.

Juan Llamas, delegado general en Madrid de “la Caixa” Banca Privada, considera que aún cuando las cajas de ahorros han sido criticadas, debemos reconocer el valor aportado a la sociedad a través de sus obras sociales. En nuestro caso, “devolvemos a la sociedad 500 millones de euros en distintos programas que abarcan desde la cultura y la educación hasta la reinserción de colectivos desfavorecidos en la sociedad”. 

Desde su punto de vista, la filantropía “es un ámbito que preocupa a los clientes, aunque todavía no se hayan decidido en muchos casos a dar el paso”. Para ayudarles “estamos canalizando el acceso del cliente a la obra social y abriendo puertas hacia proyectos reales”, apunta Llamas. 

Fundaciones propias

Alfonso Martínez Parras, director general de BNP Paribas Wealth Management explica cómo en su firma tienen en cuenta todas las facetas del patrimonio de sus clientes, tanto financieras como no financieras. Dentro de estas últimas, han desarrollado desde hace más de 8 años una apuesta estratégica por el asesoramiento en filantropía, ofreciendo a sus clientes dos opciones; bien a través de una fundación propia que han creado para canalizar las donaciones de sus clientes hacia proyectos seleccionados y seguidos por profesionales, bien a través de un servicio de asesoramiento personalizado, donde un equipo de expertos ayuda al cliente a definir sus objetivos y estrategia, y a implementar su acción filantrópica de la forma más eficiente posible.

“Se trata de aplicar al campo de la filantropía los mismos criterios y principios que rigen para el resto del patrimonio del cliente, y buscar lograr los resultados definidos con una buena implementación y seguimiento”, explica Martínez Parras.

Además, BNP Paribas Wealth Management desarrolla numerosas iniciativas para apoyar las acciones filantrópicas y ser un banco privado responsable. Entre ellas destaca la creación de los Premios BNP Paribas a la Filantropía Individual, que se conceden anualmente para premiar la labor de destacados filántropos, o la puesta en marcha junto con Forbes del Índice sobre Filantropía Individual, el primer índice que mide el compromiso de los filántropos de todo el mundo.

“Apoyar a las comunidades en las que operamos forma parte de cómo queremos hacer banca”, señaló Íñigo Calderón, CEO de Barclays Wealth and Investment Management en España, que se muestra muy orgulloso de la implicación de los empleados de su entidad en España en actividades de voluntariado que se realizan a lo largo de todo el año. La Fundación Barclays centra la totalidad de sus proyectos en apoyar a jóvenes de 10 a 35 años en riesgo de exclusión social, y ha conseguido un volumen de participación del  43% de los trabajadores del banco .

“Es algo diferente a la filantropía de la que estamos hablando", y sin embargo, puntualiza que es así como lo han querido hacer. “Jugamos un papel importante en las comunidades en las que vivimos y trabajamos, que va más allá de los servicios de banca que prestamos, y lo hacemos a través de nuestros proyectos de acción social y con el esfuerzo y tiempo de nuestros empleados”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído