Thematics AM: la nueva vida de los ex gestores estrella de temáticos de Pictet


En medio de la avalancha de lanzamientos de fondos temáticos, tres ex-gestores estrella vuelven para reclamar su trono. Karen Kharmandarian, Simon Gottelier y Frédéric Dupraz presentaron ayer en sociedad su nuevo proyecto personal: Thematics Asset Management. Una casa puramente de fondos temáticos y de renta variable, gestionados de forma activa y lejos de los índices.

Los tres reaparecen en escena tras su salida de Pictet AM hace unos meses donde estaban al frente de varias de las estrategias temáticas estrella de la firma. El equipo de Thematics lo completan varios otros exgestores. Kharmandarian, uno de los responsables del Pictet Robotics, ahora es director de inversiones de la nueva entidad y co gestor del Thematics AI and Robotics Fund junto con Nolan Hoffmeyer, ex gestor del Pictet-Digital. Gottelier se reúne con su compañero del Pictet-Water, Arnaud Bisschop, para llevar las riendas del Thematics Water Fund. Y Dupraz, antes co-responsable del Pictet-Security, gestionará el Thematics Safety Fund junto a Hoffmeyer. La gama se completa con el Thematics Meta Fund, una cartera –no un fondo de fondos- compuesta por todas las posiciones de los otros tres fondos, ponderados de manera equilibrada. A esto se sumará un quinto temático próximamente.

El proyecto nace para el paraguas de gestoras afiliadas de Natixis Investment Managers. Como siempre, la gestora francesa tiene una participación importante y mayoritaria en el negocio, pero el resto del accionariado está en manos de sus gestores. “Queríamos establecer una alianza con una institución financiera potente y Natixis IM nos abre las puertas de una gran plataforma de distribución global, lo que nos permite llegar a mercados aún no explotados por los temáticos. Además, nos evita tener que pensar en lo que llamamos los mata-alpha, es decir, cosas como la contabilidad, compliance o middle office”, cuenta Kharmandarian.

Ser dueños de su propio proyecto les da una mayor libertad y control sobre la forma en la que gestionan. Un punto clave que destaca el equipo es que ahora pueden decidir cuándo cerrar los fondos por volumen y no comprometer así la política de inversión. Mientras en Pictet sus vehículos se movían en la línea de los 7.000 millones de patrimonio, los gestores reconocen estar pensando en hacer un soft close cuando los nuevos fondos se acerquen a los 3.500 millones de euros. Es decir, la mitad prácticamente.  

La nueva gestora se ha fijado como objetivo alcanzar los 5.000 millones de euros en activos bajo gestión en un plazo de 3-5 años. Como primer escalón para arrancar los fondos, Natixis IM ha aportado unos 35 millones de capital inicial. “Que Natixis nos apoye con un volumen estable a largo plazo nos permite centrarnos en lo que de verdad importa, la gestión”, explica Kharmandarian.

¿Qué hay de nuevo?

Los gestores llevan trabajando juntos durante más de una década. Lo que no quiere decir que no aporten novedades respecto a su anterior casa. Concretamente, algo más de libertad en la gestión. Mientras en los temáticos de Pictet existía la limitación clara de que un 25% de los beneficios de las empresas en cartera tienen que responder a la temática, en Thematics este requisito baja al 10%. El razonamiento es que los gestores quieren capturar el potencial de las compañías punteras mucho antes de que lo vea el mercado. También es un impacto el tamaño, ya que las mejores ideas las encuentran en el segmento de las mid-caps, así como un mayor énfasis en la gestión del riesgo y las valoraciones.

Y en su nueva casa, los criterios de inversión socialmente responsable cobran especial importante. Es significa que todas las posiciones tienen un rating ESG, pero también hay líneas de exclusión generales (como armamento o el tabaco) como específicas (el Water Fund, por ejemplo, no invierte en compañías de agua embotellada).

Más allá de esto, los gestores mantienen la misma filosofía: gestión activa, basada en el stock-picking, con alto active share y unconstrained. “Verdaderamente queremos invertir donde vemos mayor potencial de subida”, insisten. El resultado son carteras concentradas, de unas 40-50 ideas en cada una. Según cuentan, las compañías pesarán un mínimo del 1% del fondo y pueden llegar a suponer un 5%. “No somos una cada de renta variable global con una pincelada de sectorial. Somos verdaderamente temáticos”, sentencian.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído