Tags: Alternativos |

Test a los fondos alternativos líquidos: ¿han servido para descorrelacionar carteras?


El primer trimestre de este año 2020 será recordado por muchos inversores como el peor de la historia reciente en lo que a comportamiento de mercado se refiere. Los números rojos se instalaron en prácticamente la totalidad de las carteras, ya tuvieran éstas un sesgo arriesgado o conservador. Y la fotografía no fue muy diferente cuando se ve el comportamiento de los fondos de inversión libre, los hedge funds, ya que con algunas excepciones, éstos también cerraron el primer trimestre con pérdidas significativas.

¿Sucedió lo mismo con los fondos alternativos líquidos? Esta es la pregunta que se han hecho desde Morningstar, a la que han tratado de dar respuesta en forma de análisis en su informe Liquid Alternatives' Pandemic Test, en el que analizan el comportamiento de las estrategias que aplican los fondos alterativos europeos que ofrecen liquidez diaria. “En términos generales, la mayoría de los fondos alternativos líquidos europeos registraron rendimientos negativos en el primer trimestre, pero perdieron menos que la mayoría de los fondos de renta variable y multiactivos”, apuntan en el informe.

En el mismo se incide en la amplia diversidad que se incluye dentro del amplio saco que suponen las inversiones alternativas y de ahí la alta dispersión que se ha producido en las diferentes estrategias. “Algunos tipos de estrategias se mantuvieron bien o incluso se beneficiaron del aumento de la volatilidad. Varios fondos de futuros gestionados pudieron capitalizar la conmoción, mientras que muchos fondos neutrales en el mercado sólo registraron ligeros descensos durante el trimestre", afirman. Por ejemplo, según explican las categorías de futuros sistemáticos, global macro y volatilidad tuvieron la mayor proporción de fondos que terminaron el trimestre en territorio positivo (32%, 25% y 24% respectivamente) mientras que los fondos de crédito a largo plazo y corto plazo, multiestratégicos e impulsados por eventos, por otro lado, tuvieron la menor proporción de estrategias de retorno positivo con un 11%, 7% y 0%, respectivamente.

Eso en términos generales ya que en el informe también se apunta a la alta dispersión que ha existido entre fondos de la misma categoría, lo que demuestra lo importante que puede ser un gestor o gestora a la hora de conseguir esa descorrelación de mercado que exigen los inversores en este tipo de estrategias en particular. “Los fondos market neutral  y las denominadas estrategias carry que se benefician de la posesión de activos de mayor rendimiento o del arbitraje de la diferencia de precio de un valor entre dos puntos en el tiempo, como el crédito a largo plazo y corto o el "event-driven", tuvieron rangos intercuartiles de rendimiento bastante ajustados. Las diferencias más pronunciadas en los procesos y el posicionamiento de los fondos hicieron que las dispersiones de rendimiento fueran mucho mayores entre las estrategias globales macro o a largo plazo”, afirman.

Captura_de_pantalla_2020-05-15_a_las_10

Con estos datos en la mano, desde la plataforma subrayan que el objetivo que deben perseguir los partícipes que participen de este tipo de fondos alternativos, que tanto protagonismo han ganado en los últimos años al calor de unas expectativas de rentabilidad cada vez más bajas en las estrategias tradicionales, no debe ser tanto conseguir rentabilidad cuando todo cae sino ser una fuente de diversificación a la carteras. “Vale la pena recordar qué estrategias alternativas están diseñadas para proporcionar -a saber, el acceso a diferentes formas de primas de riesgo del mercado, o la gestión activa de esos riesgos a medida que evolucionan una mayor volatilidad y correlaciones del mercado. En otras palabras, los inversores no deben esperar que éstas ofrezcan una protección total contra las pérdidas, sino que proporcionen fuentes diferenciadas de beneficios a largo plazo”, afirman.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído