Tercer aniversario del BSF European Absolute Return


Contar con un fondo de retorno absoluto en nuestras carteras puede resultar una muy buena manera de afrontar la incertidumbre que actualmente rodea a los mercados financieros. El principal objetivo de estos fondos es la preservación del capital, permitiendo generar rentabilidades positivas en cualquier entorno de mercado, sirviendo como elemento diversificador en las carteras, dada su escasa correlación con otro tipo de activos. 

 

El fondo BGF European Absolute Return, que acaba de cumplir tres años, es un producto flexible que toma posiciones largas y cortas en renta variable europea, permitiendo al equipo gestor obtener rentabilidades muy atractivas gracias a la gran flexibilidad con la que cuentan a la hora de controlar la exposición bruta y neta del mercado, indica BlackRock. Este fondo, gestionado por Vincent Devlin, ha conseguido en sus tres años de existencia cerrar todos los ejercicios en positivo. 

 

Bajo un equipo compuesto por 13 analistas que están continuamente buscando ideas de inversión, el fondo gestiona ya 253 millones de euros. Con una rentabilidad anualizada desde lanzamiento de 4,80% (vs 1,0% Euro Libor a 3M), una volatilidad anualizada desde lanzamiento de 2,8% y una rentabilidad acumulada desde lanzamiento del 15,13% (vs Euro Libor 3M 3.34%), la forma de gestionar este fondo es muy flexible. No existen grandes limitaciones, lo que permite seleccionar valores donde priman los fundamentales y no las apuestas de mercado.

 

El análisis de las compañías incluye un filtro para aislar las compañías más atractivas en lo que a crecimiento, valor y momentum se refiere, y un profundo análisis de la valoración. El universo de inversión consta de unas 2.000 compañías de 20 países distintos de las que sólo entre 50 y 100 entran en cartera. Pero, ¿cuáles son las razones que hacen aconsejable invertir en este producto?

 

Según BlackRock, son varias: busca obtener resultados positivos en cualquier entorno de mercado, adopta una estrategia contrastada que ha generado resultados positivos de constantes desde el lanzamiento y en la operativa de valores, está diseñado para tener un perfil de riesgo bajo en relación a los fondos tradicionales europeos, es ideal como elemento principal de una cartera de inversión más amplia, tiene una baja correlación con otras clases de activos, muestra un enfoque sin restricciones – libertad para invertir en una amplia variedad de estrategias (posiciones largas, cortas sintéticas, pares de acciones y liquidez)-, tiene una sólida gestión de riesgo está gestionado por un gestor con gran experiencia.

Lo más leído