“Tenemos un largo camino y una gran responsabilidad para consolidar el papel de las EAFI"


Es el socio director general de Capitalia Familiar, una EAFI que aspira a convertirse en el consejero patrimonial de cabecera de las familias para las que trabaja, y que recela de los productos estructurados, “en la medida en que no están precisamente diseñados en interés del inversor”. Con respecto al futuro del sector, asegura que las entidades de asesoramiento independiente tienen un largo camino y una gran responsabilidad por delante de cara a consolidar el papel de las EAFI en España.

 

¿Cuál es el origen de su EAFI, es decir, de dónde viene su creación?
Somos profesionales con una amplia trayectoria en el mundo financiero, con una amplia experiencia a nivel tanto nacional como internacional en el ámbito del análisis de mercados, estrategias de inversión, gestión de fondos de inversión, y gestión y asesoramiento patrimonial para clientes privados (carteras y sicav). Decidimos iniciar el proyecto de Capitalia Familiar EAFI porque entendíamos y entendemos que debe haber una forma diferente de servir y defender los intereses patrimoniales de nuestros clientes, con rigor profesional y con independencia de cualquier conflicto de interés vinculado a la colocación indiscriminada e interesada de productos en las carteras de clientes, como viene siendo práctica habitual por parte de la banca privada tradicional. Como asesores patrimoniales independientes, aspiramos a convertirnos en el consejero patrimonial de cabecera de las familias para las que nosotros trabajamos.

 

¿Qué tipo de servicio presta o cuál es su negocio central?
Nuestra actividad principal es la de asesoramiento patrimonial a cliente privado (familias). Como empresa no contamos con ninguna otra actividad distinta o complementaria a la actividad reconocida por Ley a una EAFI.

 

¿Cuáles son los principales productos con los que trabaja?
Trabajamos sobre la base de un universo de inversión no restringido, ni por clases de activos (renta variable, renta fija, materias primas, etc.), ni por vehículos de inversión a través de los cuales dichas inversiones puedan canalizarse. Con carácter general, no nos gustan los productos estructurados en la medida en que no están precisamente diseñados en interés del inversor.

 

¿Cuál es su modelo de ingresos, de cobro?
Nuestros ingresos proceden, única y exclusivamente, de los honorarios que recibimos de nuestros clientes. En tanto en que nuestro modelo de negocio se asienta sobre una total independencia respecto a cualquier otra entidad financiera, no percibimos comisión alguna de ningún tercero y, por tanto, no hay conflicto de interés posible.

 

¿Cuál es el tipo de cliente al que cliente al que va dirigida?
Nuestro cliente suele un cliente privado con un patrimonio financiero relativamente elevado, pero no tenemos límite en este sentido.

 

¿Qué herramientas son las que utiliza para supervisar y gestionar a los clientes?
Utilizamos las herramientas profesionales habituales para el seguimiento de nuestros clientes, complementadas con desarrollos internos necesarios para cubrir nuestras necesidades específicas.

 

¿Cuáles son sus expectativas de futuro para el sector?
Es un sector que seguirá creciendo pero creemos que de forma paulatina. Necesita del paso del tiempo para ir cogiendo madurez y poniendo a prueba los diferentes modelos de negocio. Tenemos un largo camino y una gran responsabilidad por delante de cara a consolidar el papel de las EAFI en nuestro país.

Noticias relacionadas

Lo más leído