Tendencias macro globales, con JP Morgan AM


Sin llegar a aplicar estrategias de gestión alternativa, algunos fondos mixtos pueden dar un enfoque a su gestión que les permita mejorar el perfil global de liquidez de una asignación a alternativos, con un coste menor que un hedge fund tradicional y con una mayor claridad en la información y en la transparencia de las posiciones en cartera.

Esta es la propuesta de JPM GLOBAL CAPITAL PRESERVATION, de la gestora JPMorgan Asset Mangement que, tras terminar 2015 con una revalorización de 17,61 por ciento, consigue resultados superiores a los del índice de su categoría VDOS Mixto Flexible, en su clase D de acumulación en dólares.

Pudiendo invertir tanto en renta variable como en renta fija, derivados, divisas o volatilidad, se propone como objetivo de inversión a medio plazo (de dos a tres años) la obtención de un rendimiento superior a la de su índice de referencia (ICE 1 Month USD LIBOR) a partir de una cartera de valores a escala mundial.


Con una volatilidad inferior a la de la renta variable, mantiene una baja correlación con las clases de activo tradicionales cuando las rentabilidades de los mercados puedan parecer menos atractivas. Su enfoque de inversión macro temático ofrece al inversor la posibilidad de beneficiarse de tendencias globales macroeconómicas, ideas con alto grado de convicción desarrolladas a partir de análisis tanto cuantitativo como cualitativo.

El equipo de Soluciones Multiactivo de retorno total, se basa en las ideas de los equipos de Estrategia Global Multiactivo y Análisis Global Multiactivo para llevar a cabo la gestión de temas macro. La gestión del fondo está a cargo de James Elliot, Shrenick Shah y Talib Sheikh. James Elliot es el Director de Inversiones del equipo de Soluciones Multiactivo del Segmento Internacional, localizado en Londres. James es responsable de supervisar todos los mandatos gestionados por el equipo de Soluciones Multiactivo de Londres y Hong Kong, además de contribuir al equipo su visión sobre temas macro que se reflejan en las diferentes carteras gestionadas globalmente por el equipo. Con anterioridad, James fue codirector del Equipo de Renta Variable Europea de Londres y Director de Inversiones del equipo de Renta Variable Japonesa de JPMAM en Tokio. Fue también Director de Renta Variable Europea en RAB Capital Group Plc. Se licenció en Historia Moderna por la Universidad de Oxford y cuenta con la certificación CFA.

El proceso inversor parte de la generación de temas macro, identificándose tendencias estructurales o cíclicas y cambios en la economía global, a partir de un análisis previo, con una estrategia de flexibilidad en cuanto a la asignación de activos. Posiciones direccionales y no direccionales se balancean para gestionar el riesgo del fondo.

Sus temas macroeconómicos de inversión incluyen actualmente debilitamiento de la oferta, baja inflación, crecimiento económico gradual en Europa, recuperación japonesa, transición china, reequilibrio de los mercados emergentes, divergencias políticas globales y fortalecimiento de la economía en EEUU. Combina estrategias tradicionales (a medio plazo) con estrategias sofisticadas (a corto plazo). La selección de la estrategia es un proceso bottom-up, sin preferencia por ningún tipo de activo. Se evalúa individualmente cada estrategia y también la estrategia en el contexto de la cartera, a varios niveles de riesgo, de forma que se excluye cualquier estrategia que no sea favorable para el riesgo global de la cartera. Temas macro y estrategias están interrelacionadas, pudiendo variar su interrelación a lo largo del tiempo.

Por temas macro, baja inflación (23%) debilitamiento de la oferta (15%), reequilibrio de los mercados emergentes (15%) crecimiento económico gradual en Europa (13%) y fortaleza económica de EEUU (13%), son los de mayor peso por riesgo en la cartera. Por región, Europa ex-Reino Unido (22,60%) Asia ex-Japón (21,40%) EEUU (19,20%) Mercados Emergentes (15%) Japón (12,60%) y Reino Unido (9,20%) representan las mayores ponderaciones por riesgo regional. En cuanto a clases de activo, Renta Variable supone un 44,10 por ciento, divisa un 23,40 por ciento, estrategias avanzadas de derivados un 17,50 por ciento y renta fija un 15 por ciento.

La historia de rentabilidades del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2014 y 2015, batiendo al índice de su categoría en 2016. A tres años registra un dato de volatilidad de 15,23 por ciento, que se reduce hasta 12,29 por ciento en el último año, periodo en que su Sharpe es de 0.61 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 11,72 por ciento. La suscripción a la clase D de acumulación en dólares de JPM GLOBAL CAPITAL PRESERVATION requiere una aportación mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.452 euros) aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,25 por ciento.

El fondo puede servir como complemento para diversificar una cartera básica de renta fija ya existente, pero también como inversión independiente para lograr un crecimiento constante del capital. El horizonte de inversión mínimo debería estar entre los dos y tres años, considerando la volatilidad adicional asociada a los valores de renta variable y a los bonos convertibles.

Con un sesgo de preservación de capital, el fondo ha sabido sacar partido de las grandes tendencias macro globales, con un nivel de riesgo inferior al del mercado, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS por su evolución en cuanto a rentabilidad/riesgo en los tres últimos años.

Para información adicional, ver ficha a continuación.
 

Profesionales

Noticias relacionadas