Tendencias interesantes en aquellos inversores que están recomponiendo sus carteras


La caída registrada por los mercados financieros por la crisis del coronavirus ha sido muy rápida y vertical. Se trata de uno de esos desplomes con la capacidad de asustar hasta a los inversores más sosegados. En otro tiempo, los volúmenes de salida de dinero en la industria hubieran sido muy abultados. Sin embargo, en esta ocasión no ha sido así. El inversor está sabiendo ser paciente y tolerar la volatilidad. “Es lo que nos están transmitiendo gestoras locales, bancas privadas y servicios de gestión discrecional de carteras, donde los reembolsos estarían en torno al 2% sobre el total de los activos”, revela en una entrevista con FundsPeople Aitor Jauregui, responsable de BlackRock para España, Portugal y Andorra.

De cada crisis que han ido sufriendo los mercados financieros desde 2008 los inversores han ido extrayendo algunas lecciones. La más importante ha sido que la paciencia paga. “En los últimos años, después de correcciones muy bruscas, por lo general se han producido recuperaciones muy rápidas. Por ejemplo: el último trimestre de 2018 fue muy duro para los mercados y aquellos inversores que capitularon y vendieron no vieron los frutos de la recuperación de 2019. Son mensajes que van calando. Hoy los asesores financieros disponen de muchas más herramientas para poner delante de sus clientes información relevante, que les permitan tomar mejores decisiones de inversión”, subraya Jauregui.

En esta ocasión, la prueba está siendo aún más dura porque la incertidumbre es muy alta. Cabe recordar que el VIX llegó a tocar niveles de 85. Sin embargo, los inversores españoles están mostrando unos nervios de acero. “No han realizado movimientos significativos en cartera. A finales de marzo hicieron algunos rebalanceos y recompusieron sus carteras para volver a sus niveles neutrales de riesgo. La caída del mercado fue fuerte, pero la reacción por parte de las autoridades con la aprobación de estímulos fiscales ha sido rápida. Empieza a apreciarse más consenso en cuanto a la necesidad de tomar medidas de este tipo y los mercados lo están valorando, con rebotes bursátiles superiores al 20%”.

Si se analizan los flujos en renta variable, se aprecia un importante sesgo regional. “Los inversores europeos tienden a incrementar su exposición a bolsa europea mientras que los estadounidenses lo hacen al mercado de acciones americano”. Jauregui también señala otra tendencia interesante que está apreciando en aquellos inversores que están recomponiendo sus carteras: la de apostar por estrategias sostenibles, donde los flujos continúan siendo positivos. “Si el inversor no tenía exposición al MSCI Europe, para construirla están recurriendo a productos ISR”, revela. Pero no son las únicas tendencias interesantes que se estarían produciendo.

A nivel sectorial, el responsable de BlackRock para España, Portugal y Andorra está percibiendo a lo largo de las últimas semanas interés por tres categorías muy concretas: tecnología, digitalización y temáticos. En el mercado de renta fija, tras la importante ampliación de spreads, la atención la está acaparando el crédito, donde los inversores están incrementando su exposición a deuda corporativa europea. Dentro del mundo de las materias primas, la mirada de los inversores se está posando en el oro, donde las entradas están siendo positivas por su condición de activo refugio.

Una última tendencia hace referencia a algo que, históricamente, ha sido importante para el inversor en periodos de volatilidad e incertidumbre: la de incrementar la liquidez en las carteras. Y ahí es donde, según Jauregui, los ETF están jugando un papel muy relevante. “Los inversores están utilizando los fondos cotizados para incrementar la liquidez de esas exposiciones sin perder exposición a riesgo. Reducirlo drásticamente puede resultar muy costoso, sobre todo si se producen rebotes del mercado, como está siendo el caso. Hemos visto muchos clientes tratando de replicar con ETF las exposiciones que tenían en activos en T+2 o T+3”.

Con datos de BlackRock, de todo lo que se ha negociado en las bolsas europeas entre el 24 de febrero y el 3 de abril, los ETF han representado más del 30% del total. Es decir, uno de cada tres euros que se movieron en renta variable europea en este periodo lo hizo a través de este tipo de vehículos. En renta fija, el volumen negociado a través de ETF se ha disparado en más de un 200% frente a la media semanal. “Los ETF están dotando liquidez en un momento en el que el inversor ha tenido que acometer reembolsos. Se están comportando como deben. Muchos clientes nos están trasladando que la inversión en crédito es una oportunidad única y utilizan los ETF por su eficiencia operativa dado que, si el mercado vuelve a corregir, pueden deshacer esas posiciones de manera eficiente”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 4 Siguiente

Lo más leído