TCW aterriza en España con tres fondos como carta de presentación


La firma estadounidense TCW ha elegido el periodo estival para venir a España, y no precisamente para hacer turismo. La gestora ha registrado en CNMV tres fondos como carta de presentación, y ha llegado con la intención de establecerse en el mercado español, que considera uno de los mercados clave para su negocio en Europa.

TCW es una firma con más de 40 años de vida, fundada en Los Ángeles en 1971; su patrimonio total es de 194.600 millones de dólares. La marca agrupa a TCW, MetWest y TCW Alternative Fund Families y conforma uno de los mayores conjuntos de fondos de inversión en EE.UU, con un patrimonio de 106.000 millones de dolares en el país. TCW dispone de oficinas en Los Ángeles, Nueva York, Boston Chicago, Londres, Hong Kong y Tokio, y da trabajo a cerca de 600 personas en todo el mundo. De ellos, una cantidad sustancial son además accionistas de la compañía.  

La firma presume de tener un proceso de inversión basado en equipos, disciplinado y comprobado a lo largo de varios ciclos de mercado. Sus fondos de inversión cubren las áreas de renta fija, renta variable, mercados emergentes y activos alternativos.  

Detalles sobre los productos

Los tres fondos registrados en España ofrecen tres aproximaciones distintas al  universo de renta fija. Se trata del TCW Funds – MetWest Total Return Bond Fund, el TCW Funds –  MetWest Unconstrained Bond Fund y el TCW Funds – TCW Emerging Markets Income Fund. Los dos primeros fondos están gestionados por el mismo equipo, compuesto por Tad Rivelle, Laird Landmann, Stephen M. Kane y Bryan T. Whalen, mientras que el de emergentes está bajo la tutela del equipo compuesto por Penélope Foley, David Robbins y Javier Segovia. Las tres estrategias disponen de un dilatado track record, de 20, 5 y 16 años, respectivamente.

“Somos gestores de activos de renta fija y no tenemos miedo de tomar posiciones que varían del punto de referencia. Creemos en la ejecución activa. Nuestra capacidad para hacer inversiones tácticas y oportunas enfocadas en crear valor nos permite proporcionar a nuestros clientes mucho más que un índice potenciado”, declaran desde TCW sobre su estilo de inversión. El proceso de construcción de la cartera se basa en la evaluación del valor independiente, y sus gestores se centran en el riesgo absoluto en lugar del seguimiento a corto plazo. “Al contar con una evaluación del valor independiente, buscamos proporcionar a nuestros clientes una cartera con una volatilidad absoluta predecible. Nos oponemos a llenar carteras con valores por el simple hecho de que están incluidos en un índice. Nuestras carteras tienen como objetivo producir consistentemente desviaciones típicas relativamente bajas”, añaden desde la firma.

Sobre la inversión en renta fija emergente, el enfoque de TCW se centra en el retorno total, de tal manera que se buscan las oportunidades más atractivas ajustadas al riesgo dentro de la deuda soberana en divisa fuerte y en divisa local y en deuda corporativa. El proceso de inversión combina análisis top down y bottom up que ha sido verificado durante condiciones extremas del mercado.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído