Tags: Negocio |

T. Rowe Price prepara su sucursal en España para el Brexit, que pasa a depender de la firma en Luxemburgo


El movimiento de las gestoras internacionales para protegerse del Brexit continúa. La última en tomar medidas ha sido T. Rowe Price. La firma ha comunicado en la CNMV que la sucursal en España, operativa desde 2015, pasa de depender de la entidad en Reino Unido a depender de la entidad en Luxemburgo. En la práctica, no obstante, no supone ningún cambio para los clientes españoles. Tampoco traerá ninguna modificación en los equipos de gestión ni en el negocio de la gestora. 

Es la segunda gestora internacional en el año que prepara su sucursal en España para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y los cambios regulatorios que puedan surgir a raíz de ello.Como publicaba FundsPeople ayer, Capital Group también modificaba su sucursal para depender de la firma en Luxemburgo. 

Irlanda y Luxemburgo, las beneficiadas por las salidas de Reino Unido

Desde la victoria del Brexit la industria ha dado pasos importantes para asegurar que los clientes de gestoras internacionales no quedasen a la merced de modificaciones inesperadas o inciertas en la regulación. “Una salida sin acuerdo de la Unión Europea llevaría a las sociedades gestoras de IIC registradas en Reino Unido a perder su pasaporte europeo, renunciando así a las ventajas que ello supone para su actividad de distribución y para las condiciones de acceso que ofrecen a sus partícipes”, recuerdan Pablo Alonso Montes y Manuel Rodríguez Ortega,  asociado senior y senior manager en Financial Services-Legal de  KPMG Abogados, respectivamente, en esta tribuna

Los dos núcleos más beneficiados han sido Dublín y Luxemburgo. El pasado diciembre Legg Mason anunció que su nueva oficina en Dublín pasaba a ser el hub de gestión y distribución europea de sus gamas de fondos irlandeses. Schroders también modificaba los datos de su sucursal en España, que pasaba a depender de Schroder Investment Management (Europe) SA, entidad con domicilio en Luxemburgo. 

El pasado mayo Columbia Threadneedle Investments comunicaba sus planes para transferir los activos de sus clientes en la UE desde la gama OEIC que tiene la firma en Reino Unido a los fondos equivalentes de su gama domiciliados en su sicav de Luxemburgo, con el objeto de prestar el mejor servicio a los clientes europeos tras la salida del Reino Unido de la UE. 

En similar línea se movió semanas después M&G Investments, que transfirió las clases de acciones no denominadas en libras esterlinas de 21 de sus fondos OEIC domiciliados en el Reino Unido a fondos equivalentes en su gama luxemburguesa.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente