Swiss&Global: La búsqueda de retornos y la preservación de capital, los temas clave para 2012


"La economía global no parece encontrarse en un cambio de ciclo clásico, sino al comiendo de un periodo de transición estructural que nos acompañará durante un tiempo y que lleva consigo transformaciones sociales y económicas significativas, sobre todo el algunos países desarrollados". Según un informe de Swiss&Global titulado “El final del superciclo de deuda” y en el que la entidad analiza el escenario de inversión para 2012, los actuales problemas (desequilibrios estructurales, excesivos niveles y de duda y desaceleración económica) no desparecerán de la noche a la mañana. Pero las buenas noticias, según el informe, es que los mercados ya descuentan esos hechos.

 

Todo ello deja a los inversores con la cuestión crucial de si los fundamentales económicos y el sentimiento de mercado mejorarán o empeorarán. “Nuestro escenario base para el año es que el crecimiento económico seguirá desacelerándose a escala global pero se evitará la recesión global”. Como argumentos, dice que EEUU se muestra aún resistente, con la Fed aplicando una agresiva política reflacionista, y que los riesgos de recesión se concentrarán en las economías europeas más afectadas por los problemas de deuda, y también en Suiza, que sufrirá por la revaloración del franco suizo.

 

La incertidumbre económica y política dejará también más volatilidad en los mercados. “No sorprende, por tanto, que el actual escenario de bajas rentaiblidades y alta volatilidad dé forma a los temas de inversión clave en 2012, la búsqueda de retornos y la preservación de capital”, dice la gestora. Según el informe, aunque esos temas podrían resultar contradictorios en un principio, no lo son al añadir la palabra “real”.

 

Deuda emergente y corporativa, y bolsa pensando en las tendencias seculares

Por activos, la entidad cre que hay que evitar deuda pública de gobiernos que en los últimos meses han ofrecido incluso retornos negativos, como la alemana, y que resultan muy poco atractivas. En este entorno de bajo crecimiento, la gestora se decanta por inversiones selectivas en bonos corporativos, tanto con grado de inversión como high yield, y deuda emergente, dentro de la renta fija.

 

En renta variable, cree que las consiciones podrían mejorar con el nuevo ciclo de relación que ha empezado. “Cualquier positivo desarrollo sobre la crisis de deuda de la eurozona podría conducir a una repentina revaloración de los activos de riesgo”, afirma. Julius Baer recomienda a los inversores en el activo que centren su selección en mercados, sectores y temas que están en una tendencia secular alcista. En este sentido, recomienda compañías con estables beneficios, potencial para incrementar su productividad y una posición líder. También por la identificación de valores en áreas como la tecnología, los cuidados de salud y energía, o temas relacionados con el consumo en Asia, la demografía, industralización, urbanización y creciente riqueza de las clases medias en el mundo emergente, condiciones que impulsarán la demanda en energía, recursos naturales, comida y agricultura, salud y bienes de lujo.

 

En materias primas, creen que también puede haber subida en 2012, gracias a esa demanda seculra. Sobre todo en energía (lo que beneficiaría al petróleo). Sobre el oro, cree que podría subir también en línea con su tendencia alcista de largo plazo.
 

Lo más leído