Swiss & Global fusiona un fondo de renta variable rusa con otro de renta variable de Europa del Este


Swiss & Global ha tomado la decisión de fusionar dos fondos de la gama de Julius Baer en uno solo. En concreto, el pasado 29 de julio integró las estrategias del JB Russia Fund – lanzado en 2008- , que invierte en la bolsa de este país, en el  JB Eastern Europe Focus Fund, que invierte en valores que cotizan en Europa del Este bajo la batuta de Erdinç Benli, natural de Turquía y con 22 años de experiencia en el mercado.  

En una nota remitida a sus clientes, desde Swiss & Global informan de que la combinación de ambos productos ha dado lugar a un patrimonio de 42 millones de euros. Dentro del nuevo producto, Rusia es la mayor posición con un peso en cartera del 57%, seguido por un 17% de exposición a Turquía y un 15% a Polonia. Desde la firma han indicado que buscan con esta decisión que ambos fondos “se beneficien de la diversificación regional del JB Eastern Europe Focus Fund, que puede demostrar ser beneficiosa en tiempos de inestabilidad en los mercados individuales”.

Oportunidades en Rusia

Desde la firma helvética han aprovechado la ocasión para proporcionar un breve resumen con sus perspectivas sobre el mercado ruso, del que afirman que contienen “atractivas oportunidades de inversión”, dado que está cotizando a un descuento por PER (5,5 veces) y por valor en libros superior al 50% respecto a otros mercados emergentes. “Aunque Rusia siempre ha cotizado con descuento, los niveles actuales sólo fueron vistos unas pocas veces en los últimos 15 años. Por tanto, estos momentos proporcionan buenas oportunidades de compra”, explican. Según sus cálculos, la bolsa rusa presenta un potencial alcista del 20% respecto a la media de su valoración en los últimos cinco años.

A esto se le debe añadir la debilidad del rublo. Señalan que la depreciación de la divisa favorece a las compañías cuyo grueso de ventas sea en dólares pero tengan una base de costes elevados en Rusia. “Calculado en rublos, el precio del petróleo, por ejemplo, está en máximos históricos y por tanto mejora el escenario de beneficios para las compañías energéticas rusas”, explican desde Swiss & Global. Asimismo, las empresas de este sector remuneran a sus accionistas con dividendos cuyas rentabilidades se sitúan entre el 6% y el 10%, con unos PER estimados para 2014 entre las 3 y 6 veces. Para participar de este potencial de ganancias, entre las 10 principales posiciones del fondo figuran Norilsk Nickel y Surgut-neftegas.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído