SVM AM, la boutique detrás del Skandia European Opportunities Fund


En la búsqueda por los mejores gestores en cada clase de activo, en 2009 Skandia entregó el mandato de su fondo European Opportunities a la boutique escocesa SVM AM. Fundada en 1990, la gestora está centrada en la gestión de productos de renta variable del Reino Unido y Europa y cuentan con un patrimonio total de 1.000 millones de libras. Trabajan en la casa 37 personas en la gestora, la mitad de ellos gestores y la mitad personal administrativo y la gestora está en manos de sus empleados. SVM AM tiene una base de clientes diversificada a partes iguales entre institucionales, retail y mandatos.

Hugh Cuthbert es el gestor al mando del Skandia European Opportunities Fund y, siguiendo con el estilo de la casa, trabajan como mini boutiques dentro de la estructura, de manera que cada gestor es totalmente responsable de sus resultados. Su estilo de gestión se centra en el análisis fundamental de compañías, para crear carteras concentradas de entre 35 y 55 valores, alejadas del índice, de hecho sólo invierten en aquellas empresas en las que estén convencidos, pudiendo estar totalmente fuera de empresas aunque estén en el índice. Se centran mucho en las visitas a compañías y ven su trabajo casi como un analista de capital riesgo, con la diferencia de que actúan en compañías que cotizan y buscan los detonantes para que la empresa se mueva. Buscan empresas que puedan sorprender al consenso del mercado y de ahí la importancia de contar con un potente análisis propio.

Según apunta Cuthbert, en SVM se benefician de su ubicación: al estar en Edimburgo, muchas empresas visitan la ciudad por la alta concentración de activos bajo gestión que en ella hay por la presencia de centros de gestión de casas como Standard Life, BlackRock o Scottish Widows. Además, ellos viajan constantemente. Pese a esta importancia que otorgan al análisis, Cuthbert tiene claro que su labor es la de gestor y no analista por lo que busca simplificar sus procesos para “no perderse en el bosque”. Su control de riesgos se basa en controlar la correlación de las empresas en cartera para no tener problemas de concentración.

Las principales compañías en cartera actualmente son Yule Catto& Company, Skandinaviska Enskilda, Societe Generale, BNP Paribas y Obrascon Huarte Lain. Globalmente, la cartera tiene un potencial de revalorización del 38%. No usan derivados y suelen estar completamente invertidos. El 26% de la cartera está invertida en pequeñas compañías. “Nos gusta ese segmento, ahí es donde se puede ganar ya que está menos analizado y puedes encontrar más sorpresas”, explica. Actualmente tiene en cartera dos compañías españolas: OHL y BBVA.

En 2010, el fondo obtuvo un 12,9% frente al 4,4% de su índice de referencia.

Además de gestionar este producto europeo para Skandia, SVM está también en la alineación de gestores del European Best Ideas Fund desde que este fondo de mejores ideas se lanzó. 

 

Lo más leído