Suzanne Hutchins (Newton): “En el espacio de la inversión alternativa, es crucial evitar las cajas negras y tener cuidado para no meterse en líos”


Como dijo el famoso político estadounidense John W. Gardner: “la historia jamás parece historia cuando la estamos viviendo”. A lo que Suzanne Hutchins, gestora de carteras senior en Newton, filial de BNY Mellon Investment Management, añade: “considerando lo que estamos viviendo en estos momentos, no es de extrañar que nuestra ansiedad esté por las nubes, aunque no nos demos cuenta”. A pesar de ello, Hutchins sigue siendo relativamente optimista. “Todos estos cambios me parecen emocionantes. Creo que estamos viviendo otra revolución tecnológica y social”.

Aunque es muy consciente de los desafíos que nos esperan, la gestora del BNY Mellon Global Real Return, fondo con Sello FundsPeople 2020, con las calificaciones Blockbuster y Consistente, cree que la pandemia está creando oportunidades para los inversores. “Es evidente que las consecuencias de la pandemia en la economía real y los precios de los activos financieros han eclipsado las elecciones estadounidenses. Ahora, los inversores están muy pendientes de lo que ocurrirá en noviembre”, afirma. “Se espera que la volatilidad poselectoral aumente si Trump pierde por poco y el resultado es impugnado”.

Pero Hutchins no solo se fija en lo que está pasando en Estados Unidos. “La segunda oleada de COVID-19 ya está aquí y Europa se dirige hacia un nuevo confinamiento”. No obstante, la gestora cree que las consecuencias del rebrote del virus y la consiguiente respuesta política no serán tan graves como en la primera mitad del año, ya que “los gobiernos intentarán evitar que la economía se paralice”. Por otra parte, en Reino Unido, el Brexit se ha quedado un poco en segundo plano este año. “Deberíamos prestarle más atención, sobre todo si pensamos en cómo gestionarán ambas partes el final de la fase de transición”.

En cuanto a los tipos de interés, la gestora cree que se mantendrán en niveles cercanos al 0%. “Las autoridades monetarias han declarado que no aumentarán los tipos de interés o que, incluso, los llevarán a terreno negativo, hasta, como mínimo, 2023. Es posible que permitan que las economías se recalienten un poco y podría ser muy positivo que la inflación repunte ligeramente”, señala.

Además, Hutchins reconoce que el mundo está cada vez más interconectado. “Es muy difícil separar unas cosas de otras, así que tendremos que acostumbrarnos a vivir con más sorpresas e incertidumbre porque no creo que podamos anticipar dónde aparecerán algunos de los agujeros negros”, acepta. “Dicho esto, resulta tranquilizador que los bancos centrales y los responsables políticos hayan actuado rápidamente y de forma constructiva. De hecho, no se puede tener una economía real robusta sin una economía financiera saludable, ya que van unidas. Mientras las autoridades permanezcan alerta, la vida podrá seguir su curso”.

Aun así, hay un efecto de la pandemia que está recibiendo mucha atención últimamente: el impacto en nuestro bienestar. “Me preocupa la resiliencia de la gente”, comenta Hutchins. “Como profesional financiera, me preocupa el efecto que está teniendo en nuestro sector, ya que mucha gente sigue trabajando desde casa. Y ahora, más que nunca, los propios inversores necesitan asegurarse de que toman las decisiones correctas”.

Para que sea así, la gestora cree firmemente que los inversores deben contar con “una cartera que se pueda gestionar de forma dinámica y flexible, ya que el futuro nos deparará muchos más cambios y sorpresas. Limitarse a una clase de activos o un estilo de inversión concreto es, ahora más que nunca, poco recomendable, sobre todo cuando las respuestas políticas podrían acabar generando inflación a largo plazo”.

Otra forma de que los inversores puedan estar seguros de contar con un posicionamiento adecuado es asegurarse de que sus carteras estén expuestas a empresas con un enfoque responsable en términos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo. “Quien invierta en empresas que no estén adheridas a los Principios para la Inversión Responsable de las Naciones Unidas o el Acuerdo de París podría pasarlo regular, ya que estas empresas tendrán dificultades para financiarse”, argumenta Hutchins.

Hutchins ve valor en las infraestructuras de energía solar. “Es un segmento en expansión que cada vez atrae a más inversores gracias, también, a las credenciales ESG del sector”.

En el espacio de la inversión alternativa, la gestora considera crucial evitar las cajas negras. Como explica, los inversores deben tener cuidado para no “meterse en líos” en áreas como el capital riesgo o los hedge funds, sobre todo porque muchas personas no entienden bien cómo funcionan estos instrumentos.

Por último, en lo que respecta a la generación de rentas, la experta considera que la clave está en centrarse en empresas con dividendos sostenibles y crecientes ligados a la generación de caja. “Obviamente, los mercados de bonos no están proporcionando muchas rentas ahora mismo pero, si el dólar se debilita, los mercados emergentes se verán beneficiados y es posible que se pueda obtener algo de rendimiento a partir de las divisas de estos países. Al fin y al cabo, la protección consiste en estar preparado y confiar en los títulos que tienes en tu cartera”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído