¿Sufrimiento en bonos y materias primas tras el QE2?


Los inversores no se ponen de acuerdo sobre el efecto que tendrá la reciente retirada del QE2 en EEUU en la economía y los mercados, hasta el punto de que algunos auguran un retorno a la recesión y un mercado bajista en los activos de riesgo. “Nuestra opinión es que el impacto macroeconómico de la segunda ronda de relajación cuantitativa ha sido limitado, ya que la consecuencia principal ha sido el incremento de las reservas en el sistema bancario”, dicen Keith Wade, economista jefe de Schroders y Azad Zangana, economista para Europa, en su revisión mensual para la economía. 


“El multiplicador de crédito ha descendido, ya que los bancos no han prestado sus mayores reservas al sector privado, lo que ha reducido su efecto en la actividad económica. esde esta perspectiva, el final de la relajación cuantitativa no debería hacer descarrilar el crecimiento”, explican.



En resumen, el fin de la segunda ronda de relajación cuantitativa probablemente no tenga un gran impacto en la economía de EEUU, pero aunque resulta difícil aislar sus efectos, la relajación cuantitativa probablemente ha influido en los rendimientos de los bonos del Tesoro de EEUU y el dólar, provocando el descenso de ambos y un giro en las carteras hacia las economías emergentes y las materias primas. Por eso en la gestora creen que, en igualdad de condiciones, los rendimientos de los bonos deberían subir y en tanto en cuanto dicho fin provoque un cambio de dirección en los flujos de capitales y un fortalecimiento del dólar, los precios de las materias primas podrían resultar vulnerables a otra caída.

 


“A medio plazo, no se podrán conocer los efectos hasta que no se hayan retirado totalmente los estímulos cuantitativos y el balance de la Fed haya recuperado la normalidad. Entretanto, es probable que persista el temor a un posible episodio inflacionista”, dice el informe.

Lo más leído