El peligro de no estar leyendo bien el mensaje de la Fed


Después de que la Reserva Federal elevase los tipos de interés en diciembre por primera vez en casi una década, los inversores se prepararon para varias subidas en 2016. Sin embargo, una serie de datos decepcionantes en EE.UU. –combinado con una volatilidad significativa en el mercado- ha echado por tierra las expectativas del mercado. Según J.P.Morgan AM, la probabilidad implícita de una subida de tipos por parte de la Fed en junio ahora se sitúa en un 12%. De hecho, los mercados se encuentran divididos al 50% en cuanto a si habrá o no una subida de tipos este año, con sólo un 54% de probabilidad de un aumento en los tipos del 0,25% en el mes de diciembre (ver gráfico 1, en el que se muestra la probabilidad implícita de un aumento de 25 puntos básicos en los tipos de interés en las futuras reuniones de la Fed durante 2016). Los inversores han descontado en los últimos años un proceso de subidas de tipos más lento del finalmente aplicado por la Fed. Y no se equivocaron. Pero ahora existen factores que quizás no estén contemplando.

Captura_de_pantalla_2016-05-09_a_las_14

Uno de ellos es la presión que puede empezar a verse sobre los salarios. Un rasgo destacado de la recuperación económica de EE.UU. ha sido la relativa ausencia de crecimiento real de los salarios comparado con periodos análogos en el pasado. A finales de 2008, el salario medio real de EE.UU. era de 10,38 dólares por hora; a finales de 2015, había aumentado hasta 10,61 dólares, un incremento de tan solo el 2,2% durante ocho años. Se han sugerido varios factores para explicar la congelación del crecimiento de los salarios en EE.UU. en el periodo de la recuperación. “Sin embargo, actualmente cada vez se observan más señales de que el crecimiento salarial por fin está despertando. De hecho, el salario medio nominal por hora aumentó un 2,3% de media en los primeros tres meses de 2016, en lo que ha supuesto el arranque de año más vigoroso en el periodo posterior a la crisis. Si los salarios comienzan a subir de forma más clara, existe la posibilidad de que la Fed se plantee endurecer las condiciones monetarias”, afirman desde Fidelity.

Captura_de_pantalla_2016-05-09_a_las_15

Los riesgos a la baja relacionados con el entorno internacional y financiero parecen haber disminuido claramente y la Fed no parece muy preocupada por la desaceleración del crecimiento en el primer trimestre del año. Al menos, en su último comunicado tiende a minimizarlo dada la continua mejoría en el mercado laboral. En particular, subestima la desaceleración del consumo sabiendo que los ingresos han aumentado de manera constante. “Es evidente que, si tiene que elegir entre unas estadísticas del PIB favorables y unas buenas cifras de empleo, la autoridad monetaria se centrará sin ninguna duda en los datos de empleo”, indican desde Groupama AM. “Nada en su comunicado sugiere ningún cambio en la hoja de ruta de la Fed y la subida de 50 puntos básicos para 2016. En estas condiciones, un endurecimiento en junio todavía parece posible. Un movimiento en junio sería incluso apropiado: en un entorno sin cambios, estaría justificado y permitiría acordar en el tiempo una nueva subida, sin invalidar los ya previstos 50 puntos”.

Cabe recordar que el mandato de la Fed tiene un carácter dual: lograr el pleno empleo y la estabilidad de precios. El concepto de pleno empleo denota comúnmente una tasa de desempleo del 5% aproximadamente, mientras que la estabilidad de precios se define por una tasa de inflación del 2 % (el gráfico 6 muestra que la economía estadounidense se halla en un momento de exaltación, prácticamente en equilibrio en relación con estos dos parámetros). La tasa de desempleo no aceleradora de la inflación (NAIRU) se utiliza para ilustrar el punto de equilibrio de la tasa de desempleo. La intersección entre la línea de la NAIRU y la del objetivo de inflación representa gráficamente el estado de equilibrio. Una nueva mejora de las condiciones económicas como espera la Fed situará la economía de EE.UU. en la esquina superior izquierda del gráfico, un cuadrante en el que la economía se encuentra en un terreno de ‘rebasamiento’, explican desde Ethenea Independent Investors.

Captura_de_pantalla_2016-05-09_a_las_15

“Tras una primera sesión de escalada que preparó a conciencia, llega a un primer altiplano y, de repente, se siente insegura cuando se da cuenta de que dos osos se encuentran en el mismo recorrido atraídos por el ruido. Al mantener la calma y hacer un descanso en su trayectoria, los osos de la deflación y la recesión vuelven a alejarse. Todavía puede ver claramente sus talones, pero se mueven más rápido que ella y pronto deberían desaparecer en el bosque. El ascenso a un ritmo progresivo parece adecuado para no volver a toparse con los osos. Sin lugar a dudas, este es el momento propicio para que la Fed emprenda un endurecimiento gradual de las condiciones de la política monetaria y, por ende, para que suba los tipos de interés, salvo en el caso de que el mandato de la Fed no tenga un doble, sino un triple objetivo. Con probabilidad, esta tercera meta consistiría en lograr la estabilidad en los mercados financieros internacionales y la economía mundial, sobre los que se cierne actualmente la amenaza de la desaceleración del crecimiento de China y su elevado apalancamiento”, afirman.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído