Stuart Rhodes, de M&G: “El dividendo y la subida del precio de las acciones van de la mano”


“En el largo plazo, las compañías que han venido aumentando sus dividendos consistentemente han reportado a sus inversores una rentabilidad total superior a la de aquellas compañías que no aumentan dividendos, pues los éstos y los precios de las compañías van de la mano”, afirmó Stuart Shodes, gestor del M&G Global Dividend Fund en una presentación que tuvo lugar recientemente en Madrid. Además, frente a la creencia tradicional de que las firmas que ofrecen dividendo crecen menos, respondió que no es así, asegurando que “la combinación de crecimiento y dividendo resulta muy poderosa”.

 

 

El gestor considera que lo normal es que un aumento de dividendos venga de la mano de una mayor valoración de las acciones en bolsa, pues de no ocurrir, “sería poco realista”. De ahí que, tras el último anuncio de Inditex de elevar su dividendo, las perspectivas para la compañía sean atractivas y el gestor haya empezado a considerar y vigilar de cerca el valor. En su cartera incluye la compañía española Prosegur.

El fondo que gestiona apuesta por empresas que pagan de forma consiste dividendos y que tienen capacidad de incrementarlo en el futuro. “Las rentabilidades históricas no significan nada y la clave está en su capacidad de mantener esas ratios, sobre todo en entornos de mercado complicados como los pasados años, que supusieron una prueba sólo superada por los modelos de negocio más fuertes”, afirma.

Para Rhodes, la verdadera tentación está en resistir los altos dividendos de utilities y telecos, que sin embargo no muestran crecimientos de sus divididendos, un signo mucho más sano que las recompras de acciones. “Son más peligrosas porque tienen a ocurrir en los picos del mercado", comenta. Y es que el dividendo muestra una disciplina de campital que reduce el riesgo de llevar a cabo rápidos y bruscos crecimientos, evita malgastar el dinero y ayuda a mantener un crecimiento sano, según el gestor.

El fondo de M&G tiene tres fuentes de rentabilidad: en primer lugar, valores de calidad como Nestlé que ocupan entre el 50% y el 60% del fondo y que el gestor tiende ahora a favorecer ante la situación de incertidumbre; activos de crecimiento más cíclico como BHP Billiton –“la única minera que no recortó dividendo en la crisis”-; y valores de rápido crecimiento estructural que tienden a ser de países emergentes, menor capitalización y también más caros, pero que en los últimos años han vuelto a precios razonables, como Prosegur.

Por regiones, EEUU y Canadá representan más del 40% del fondo, seguidos de Europa, con cerca del 20% y Reino Unido, con el 10,7%. Japón ocupa el 9,4%, Brasil el 7,4%, gracias a la favorable legislación que obliga a las compañías a repartir en dividendos al menos el 25% de sus beneficios, y Australia el 9,2%, con una favorable fiscalidad.

Empresas

Lo más leído