Tags: Europa | EE.UU |

Steven Trypsteen (ING): “Es demasiado pronto para hablar de que ya no hay miedo a la recesión”


Steven Trypsteen,  economista ING España y Portugal, sigue viendo muchos nubarrones para el 2020. “Aunque hay riesgos reales, no hay que sobrevalorarlos”, admite Trypsteen  en la presentación de las perspectivas del banco holandés de la economía global para el próximo año.

A pesar de que las probabilidades de recesión han aumentado en EE.UU., destaca como se ha invertido la tendencia en los últimos meses. “Es demasiado pronto para hablar de que ya no hay miedo a la recesión”, considera el economista de ING, a quien le preocupan especialmente los débiles datos del sector manufacturero y de las inversiones. Sin embargo, resalta los fuertes datos de empleo y que la bolsa ha seguido tirando.

En este sentido, no prevé movimiento de tipos por parte de la Reserva Federal en diciembre pero si para la primera mitad del 2020, donde podrían producirse hasta dos bajadas. No obstante, apunta que, en un escenario de recesión, el banco central americano tendría menos recursos que en el pasado, donde tenía margen para bajar hasta cinco puntos porcentuales. Podría llegar a un escenario de tipos negativos pero “la gente no llevaría el dinero al banco con tipos al -2,5%”, señala.

Respecto a la guerra comercial, Trypsteen ve con buenos ojos que Donald Trump quiera llegar a un acuerdo con China aunque pronostica que la tensión permanecerá en el largo plazo. Un año electoral ayudará a que el acuerdo se produzca, anticipa.

Europa

Al otro lado del charco, el banco espera que el PIB de la eurozona se incrementará en un 0,7% en 2020 y en un 1% en 2021. Según el experto, el mercado de acciones europeas anticipa buenas noticias. Del Banco Central Europeo (BCE) no espera más movimientos a la baja de la tasa del tipo de interés porque la inflación está lejos del 2% y porque hay un escenario de desaceleración. “No vemos ninguna razón estructural para subir tipos”, apunta Trypsteen, quien avisa de la japonización de la economía de la zona euro. Hasta 2021 no espera cambios en la política del BCE.

Aunque el Reino Unido ha salido temporalmente fuera del foco, un Brexit duro no está bajo la mesa, según el economista de ING. Lo que sí le preocupa es que en la práctica se pueda dar por la falta de acuerdos comerciales futuros.

En cuanto a España, subraya que la bajada de la confianza del consumidor desde el verano, explicada en menor medida por la incertidumbre política y en mayor por la ralentización de la creación de empleo. En términos del crecimiento del PIB, sitúan el dato en el 1,4% en 2020 y el 1,5% en 2021.

En este entorno, el experto de ING manifiesta que "si quieres rentabilidad, solo te quedan las acciones". Por otro lado, cree que las yield de los bonos podrían aumentar marginalmente en los próximos años, pero el nivel se mantendrá estructuralmente bajo.

Noticias relacionadas