Tags: Negocio | ETF |

State Street Global Advisors: “Nuestro objetivo para 2015 es cubrir mejor el mercado español”


Los últimos meses han sido agitados para State Street Global Advisors (SSgA), particularmente para su gama de ETF Spider (SPDR). Como explica Olivier Paquier, responsable de la firma para España, Francia, Mónaco y Portugal, la gama SPDR ha tenido una acogida mucho mejor de la que se esperaba el gigante estadounidense. Los flujos hacia sus ETF por parte de los inversores institucionales españoles han aumentado significativamente. “No esperábamos que el volumen de suscripciones que estamos apreciando hoy se produjera hasta dentro de dos o tres años: el crecimiento en España es superior del que estamos registrando en Francia” añade el experto, que opera desde París. De hecho, Paquier deja caer que posiblemente haya novedades el año que viene: “Nuestro objetivo para 2015 es cubrir mejor el mercado español”. Para entender mejor las necesidades de sus clientes españoles se ha añadido un nuevo especialista de producto (antes especializado en renta fija) al equipo. 

Aumenta la competitividad

No es la única medida que ha tomado esta compañía estadounidense. El gran anuncio es que ha reorganizado su gama europea. Así, 13 ETF de renta variable europea listados en Francia y gestionados desde París se han sumado a los 47 subfondos registrados en su sicav irlandesa, de tal forma que ahora el inversor puede acceder a toda su oferta en una sola plataforma. Con esta medida se busca mejorar sus niveles operacionales, al permitir más flexibilidad en las redenciones. “Los clientes podrán acceder a nuestros fondos con efectivo, mediante el canje de participaciones o con ambos”, aclara Paquier. 

A esto se le debe sumar el reciente lanzamiento del primer ETF del mundo que invierte en bonos convertibles de forma global, que en sus dos primeras semanas de vida captó 150 millones de dólares. Además, el representante para el mercado español adelanta que se lanzarán otros cinco ETF en los próximos meses. El experto subraya que “España va a ser uno de nuestros mercados ‘core’ y vamos a registrar todos estos productos en la CNMV”.

El otro movimiento digno de mención es la reducción de las comisiones en 15 ETF que SSgA considera como 'core exposure'. “El crecimiento superior del patrimonio nos ha permitido reducir los costes y se lo queremos trasladar a nuestros clientes”, indica el experto. De esta forma, fondos como el superventas SPDR S&P 500 UCITS ETF ahora presentan una comisión de 9 puntos básicos. “No queremos entrar en una guerra de precios”, aclara Paquier, que añade: “No vamos a ser los que presenten el mejor TER, nosotros hemos detectado que los inversores en Francia y España prestan más atención a los resultados, al tracking error”.

“Nuestro objetivo es que haya coherencia entre nuestras gamas de Estados Unidos y Europa. La implementación de AIMFD y MIFID 2 supone que los inversores europeos van a estar más limitados para invertir en Estados Unidos, y que van a demandar productos con más liquidez. Antes los inversores no prestaban tanta atención a los cambios regulatorios, pero ahora el escenario ha cambiado”, explica. 

Hay una última novedad digna de mencionar: la firma ha trabajado para crear un sistema internacional simplificado de transacciones para mejorar la eficiencia entre todos los agentes que intervienen en el mecanismo de funcionamiento de los fondos cotizados (brókers, market makers, distribuidores, el inversor final…). Se trata de un sistema que ya utilizan firmas como iShares, pero que aún está reducido a un número bajo de competidores en el mercado. 

Nuevas dinámicas en el mercado europeo de ETF

¿Qué puede explicar este fuerte interés por los fondos cotizados con etiqueta SPDR? “Los planes de pensiones se están pasando a los ETF para mejorar su asignación de activos, aún es pronto para que esta tendencia se traslade a inversores retail pero en el caso de planes de pensiones y aseguradores es una oportunidad perfecta para diversificar estrategias”, indica el representante de SSgA. 

Paquier desarrolla otra tendencia emergente en la industria europea de ETF que ya ha mencionado anteriormente y le tiene especialmente preocupado, la sucesión de cambios regulatorios que se han visto a lo largo de este año. Para él, la normativa MIFID 2 tiene dos efectos. Por un lado, considera que va a plantear la cuestión de cómo ha de organizarse la industria, dado el impacto de la normativa sobre los distribuidores. Paquier considera que esta primera derivada va a ser positiva para los proveedores de fondos cotizados: “La lección de otros casos, como en Reino Unido, Holanda o Italia, es que la gente va a optar por vender productos que sean más fáciles de explicar, como los ETF”.

Por otro lado, también considera que hay una consecuencia negativa derivada de la cuestión de los informes sobre transacciones. Esta medida está encaminada a mejorar los niveles de transparencia, pero en opinión del experto plantea el problema de quién debe reportar a quién. “La mayoría de los grandes proveedores han pedido a ESMA y a EFAMA que se cree un órgano único al que se puedan reportar todas las transacciones sobre ETF”, señala. Estos factores llevan a Paquier a concluir que “la regulación va a ser el mayor desafío en los próximos años”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas