State Street cae un 55% en bolsa lastrado por la caída del valor en sus activos de renta fija


La gestora estadounidense State Street protagonizó ayer una espectacular caída en la bolsa de Nueva York, la mayor desde 1984, tras anunciar que las depreciaciones de sus inversiones en renta fija fuera de balance (a través de vehículos estructurados) casi se habían duplicado, al pasar de 3.300 millones de dólares en septiembre a 6.300 millones a cierre de 2008.



Sus acciones llegaron a caer un 55% durante la jornada de ayer, eliminando así 8.700 millones de dólares de su valor bursátil. State Street también gastó 528 millones de dólares en respaldar el valor de sus fondos monetarios y por depreciaciones en su cartera de inversión.



El beneficio neto de la compañía descendió un 71% en el cuarto trimestre respecto al año anterior, lastrado por la pérdida de patrimonio de los clientes sobre el que la gestora cobra sus comisiones. La gestora ha comunicado unas pérdidas de 800 millones de dólares en el cuarto trimestre del año.



Ante este panorama, los analistas consideran que la gestora se verá obligada a ampliar capital, algo que la compañía había descartado recientemente.