Standard Life cree que el modelo económico de Europa está "claramente roto"


El escenario central para Standard Life Investments es que se evitará una recesión global el próximo año, ya que de los tres bloques en los que se puede dividir hoy en día el mundo (Europa, Estados Unidos y economías emergentes) tan sólo uno de ellos, Europa, es el que está en peor situación y será compensado por el crecimiento de los emergentes y la ligera mejora de Estados Unidos. Así, desde la casa escocesa prevén un crecimiento del 3,5% para 2011-2012, del que el 1,5% provendrá de los países de la OCDE y el 5,5% para los emergentes.

 

A corto plazo, desde la gestora creen que Japón y Estados Unidos tendrán un mejor comportamiento gracias a la inversión necesaria para recuperarse del terremoto de abril en el caso de Japón y por las medidas de ayuda que se están dando en el mercado estadounidense. No así a medio plazo, cuando creen que estos dos países vivirán un ligero parón en sus economías. En cuanto a Europa, los expertos de la gestora consideran que el principal problema es que su modelo económico está "claramente roto". En opinión de Richard Batty, estratega de la entidad, hay que mejorar en temas de productividad, potenciar el sector privado o reducir la dependencia pública de muchos euoropeos. Además, considera que el Banco Central Europeo necesita cambiar su mandato para poder trabajar en pro de un mayor crecimiento económico. "Se está demostrando que las intituciones europeas no se ajustan a lo que se necesita actualmente para resolver los problemas de la zona", dice Richard Batty, quien cree que se irá avanzando en una mayor unidad fiscal y política dentro de la Unión Europea.

 

Desde Standard Life Investments consideran que "el tiempo de las soluciones fáciles ha pasado". Así creen que algunas de las medidas que se pueden tomar son recortes en los gastos públicos y aumento de impuestos, tal como ha hecho el Reino Unido, restructurar la deuda de algunos países como se está haciendo con Grecia o, en un futuro, permitir que aumente ligeramente la inflación para favorecer el crecimiento económico.

 

"Estamos preocupados porque actualmente todo depende de decisiones políticas", dice Richard Batty. En su asignación de activos, desde Standard Life favorecen el crédito, el sector inmobiliario y los valores más defensivos de la renta variable, mientras que se mantienen neutrales en bolsa y en deuda pública y prefieren limitar la exposición a cash. Creen que la alta volatilidad de los mercados ofrecerá oportunidades tácticas para los inversores y consideran que la gestión activa de las carteras es fundamental hoy en día.

 

En un seminario realizado en Madrid esta semana, la gestora ha presentado a clientes españoles su estrategia de retorno absoluto GARS que desde su lanzamiento a mediados de 2006 ofrece una rentabilidad anualizada del 8,3% con una volatilidad del 6,2%.

Noticias relacionadas

Lo más leído