Tags:

“Soy poco optimista con la bolsa china”


“Tengo una visión muy positiva sobre los mercados emergentes. Pero centrada en el consumo interno. Tenemos muchas compañías en China, pero en sectores como juego, tabaco y licor. Ahora la gente invierte en exportadores asiáticos, pero si Estados Unidos y Europa compran menos, de dónde vendrán los beneficios. Tampoco soy positivo sobre el mercado indio, pero tengo empresas como Nestlé India o Colgate India. Si esas compañías, como ya han demostrado, pudieron crecer durante las crisis asiáticas, no veo por qué no pueden crecer ahora”, afirma Rajiv Jain, director general de renta variable internacional de Vontobel.



“Asia es la otra cara de la moneda del consumo de Estados Unidos. La gente se engaña al pensar que Asia salvará al mundo. Debo ser el único gestor asiático que ve más valor en Europa que en Asia”, añade Jain. Para este gestor, que sigue un estilo de valor, el mercado chino en especial resulta poco atractivo.



“Soy pesimista sobre el mercado chino. El PIB chino irá bien, pero el problema son los beneficios de las compañías chinas. Y no puedes invertir directamente en futuros sobre el PIB; yo no compro PIB, compro compañías”, comenta.



Jain considera que habrá mucha presión sobre los márgenes de beneficios en China. “El crecimiento a largo plazo del dividendo es un buen indicador del crecimiento de los beneficios. En China el crecimiento de los dividendos está por debajo del 5%. Por otro lado, me gusta escapar al control del Gobierno. Busco empresas a las que no les afecte quien gobierna en Pekín o en Nueva Deli”, señala.



“Al mirar a China, nos preocupa que a los bancos se les obligue a prestar. Hace cinco años, el sistema bancario chino estaba en quiebra y ahora se supone que ese sistema es el que nos salvará”, añade este gestor, que mantiene una visión muy positiva sobre la marcha de Latinoamérica.

Jain lleva 15 años en Vontobel. Entró como co-gestor de mercados emergentes y hoy es responsable de renta variable internacional y gestor de renta variable asiática, global y emergente de Vontobel Asset Management. “He vivido muchas de las últimas crisis en los mercados emergentes. Lo que vemos hoy es muy parecido a esas crisis, sólo que ahora ocurre en los mercados desarrollados. Al que le toca vivir una crisis, aprende de los errores, así que Estados Unidos y Europa tienen que aprender ahora”, comenta.



El gestor considera que su experiencia en emergentes le ha servido para reaccionar con rapidez. “El haber pasado por esas crisis anteriores nos ha ayudado. En septiembre de 2007 recortamos a cero la exposición a bancos europeos y estadounidenses. Y seguimos sin invertir en ellos”, explica.

En plena crisis, Jain elevó la concentración en sus carteras y se centró en los valores que conocía muy bien. De cara al futuro, mantiene su apuesta por empresas de calidad y poco cíclicas.



“Las previsiones de crecimiento de beneficios han caído un 35%. Es una caída enorme y los analistas son muy pesimistas. No creo que estén completamente equivocados, aunque algunos puedan exagerar. En algunos casos, los precios de la renta variable son atractivos, en otros, no. No somos pesimistas, pero el crecimiento vendrá de los valores de calidad. Muchos de los valores cíclicos son demasiado caros”, dice.



“Si quieres encontrar verdadero valor, está en compañías de consumo estable. Coca Cola está barata, por ejemplo. Creció un 30% en India el año pasado y tiene mucho potencial de crecimiento en mercados emergentes. Compañías como Nestlé y British Tobacco están en unos niveles de valoración que no se habían visto en muchos años, con atractivas rentabilidades por dividendo”, agrega.



Para Jain, será difícil repetir un ritmo de crecimiento similar al de los años previos al estallido de la crisis. “La economía se recuperará, pero el crecimiento no será tan fuerte como antes, porque se sostenía en el crédito fácil. Ahora nadie quiere prestar y nadie quiere pedir prestado como antes”.

El gestor de Vontobel afirma que, a pesar del rally de los últimos meses, sigue siendo un buen momento para invertir en bolsa. “Un inversor a largo plazo debería estar comprando ahora. Creemos que hay una gran oportunidad de invertir con un horizonte temporal de tres a cinco años, aunque no sé qué pasará en los próximos tres o seis meses, dependerá de los datos macro. Eso sí, no habría que entrar en compañías que dependan mucho de la marcha de la economía. Ese riesgo no merece la pena. Buscamos compañías con visibilidad en los resultados, que tengan capacidad de fijar precios y que sean baratas. Lo bueno ahora es que hay muchos valores a precios atractivos y que encajan con nuestra filosofía”, comenta.



Jain recalca la importancia de la calidad. “A largo plazo, la cotización sigue a los beneficios, no importa lo que se diga. La calidad sí importa. En 2009, los títulos de calidad lo han hecho mucho peor que los de menor calidad y eso no tiene sentido. Lo que pasa es que mucha gente se fija en las compañías que los han hecho bien en los últimos años”, señala.



Su estilo de inversión le permite tener unas carteras con una volatilidad un 20% inferior a la del mercado. “Nos centramos en compañías de alta calidad, negocios que tengan buenas perspectivas de crecimiento y que coticen con descuento. Eso sí, la seguridad es lo primero, el comprar barato viene en segundo término. La valoración sola no significa nada si la calidad no es buena”, destaca. El equipo que coordina Jain dentro de Vontobel AM intenta mantener un margen de seguridad superior al 25% al invertir en una compañía.



En cuanto al mercado español, Jain resalta la fortaleza de los grandes bancos. “Los grandes bancos españoles han salido bien parados, pero le doy más crédito por ellos al Banco de España que a las entidades, y no los tengo en cartera”, añade.



Una de las compañías que le gusta es Red Eléctrica, menos expuesta a los vaivenes del ciclo económico. “Las perspectivas para España pueden no ser tan malas como la gente piensa. A pesar del paro, la red social es más fuerte en España que en Estados Unidos y eso tiene implicaciones sociales. Además, si Latinoamérica lo hace bien, muchas compañías españolas pueden hacer dinero”, opina Jain.