Sortear con éxito las turbulencias de los mercados con una cuidadada selección de bonos emergentes


TRIBUNA de Thomas Rutz, gestor del Mainfirst Emerging Markets Corporate Bond Balanced. Comentario patrocinado por MainFirst Asset Management.

Las noticias que hemos conocido recientemente han generado preocupación entre los inversores, que se preguntan qué deben esperar. Sin embargo, y pese a la amenaza de una guerra comercial y de las sanciones que se le han impuesto a Rusia, las previsiones generales de crecimiento para 2018 no han variado. Estas previsiones se ven ayudadas por la aportación de las economías de mercados emergentes, que cuentan con el sólido respaldo de la recuperación de los precios de las materias primas (a la que contribuye la demanda cíclica de capex de los mercados desarrollados), el crecimiento continuado de la economía mundial y las políticas monetarias acomodaticias. Además, en los últimos años los países de mercados emergentes han acometido reformas políticas y económicas muy necesarias, han apostado por la consolidación fiscal y han puesto en marcha medidas para controlar de forma efectiva la inflación.

Por todo ello, en MainFirst consideramos que las correcciones que está viviendo el mercado representan una oportunidad de compra. Los mercados emergentes empezaron bien el año y se encuentran en las primeras fases del ciclo. Argentina, Brasil o Nigeria, por ejemplo, no empezaron a registrar crecimiento de nuevo hasta el segundo trimestre de 2017. Además, los diferenciales de crédito resultan muy atractivos pero son robustos. Curiosamente, el elevado número de nuevas emisiones ha tenido un impacto más importante en los mercados emergentes que las subidas de tipos de la Fed. De hecho, ha sido la principal razón de las correcciones, ya que los inversores en mercados emergentes han vendido los títulos más caros para participar en nuevas emisiones con un perfil de rentabilidad-riesgo más interesante. La ola de nuevas emisiones se explica por el buen estado general de la economía y porque, a medida que vencen, muchos bonos están siendo reemplazados por otros que presentan precios atractivos.

En nuestra opinión, los bonos de mercados emergentes están, por lo general, en buena forma. Para empezar, han registrado caídas de precios muy inferiores a las que han sufrido los bonos estadounidenses. En segundo lugar, unas primas de riesgo más elevadas los hacen menos sensibles a las variaciones de los tipos de interés y el mayor tamaño del universo de inversión permite una mayor diversificación. Por último, las primas de riesgo han ganado 35 puntos básicos desde el mínimo marcado por el índice en enero, hasta alcanzar los 250 p. b. actuales (diferencial del JP Morgan CEMBI).

Una cuidada selección de bonos de mercados emergentes

El MainFirst Emerging Markets Corporate Bond Fund Balanced se beneficia de una cuidada selección de bonos que ofrecen un diferencial de riesgo más alto. Con el fin de mejorar significativamente el perfil de rentabilidad-riesgo del fondo, la cartera ha experimentado varios cambios en los últimos meses para añadir nuevas emisiones interesantes, títulos con grado de inversión y bonos de alto rendimiento (high yield). Como resultado, la rentabilidad yield to worst se sitúa ahora mismo en el 7,94%1 (frente al 6,81% de finales de 2017).

Captura_de_pantalla_2018-05-10_a_las_13

La estrategia del fondo consiste en invertir en una fase temprana y buscar oportunidades en mercados frontera y en empresas de segundo nivel a la vez que mantiene una cartera equilibrada con una calidad crediticia mínima de BB en promedio que puede invertir un máximo de 55% en high yield. En los últimos años, el fondo ha logrado generar rentabilidades atractivas al invertir en una fase temprana en oportunidades selectas de diversos mercados latinoamericanos y aún mantiene un alto grado de exposición en Perú, Argentina, México y Brasil. Sin embargo, es muy posible que Asia se erija como un mercado interesante en 2018, ya que está creciendo a un ritmo constante de aproximadamente un 5% anual y está previsto que emita bonos por valor de 100.000 millones de dólares con atractivas primas de riesgo. Por eso, en los últimos meses hemos reducido nuestra infraponderación en Asia y hemos comprado más bonos seleccionados, sobre todo de Indonesia y de China.

Estos movimientos oportunistas en relación con el índice han caracterizado el comportamiento positivo del MainFirst Emerging Markets Corporate Bond Fund Balanced (C) desde el principio. En los más de cinco años que han transcurrido desde su lanzamiento, el fondo acumula una rentabilidad del 36%, lo que sitúa actualmente el exceso de rentabilidad con respecto al CEMBI en un 12%, y registra una rentabilidad anualizada del 6%.2

Captura_de_pantalla_2018-05-10_a_las_13

1 A 29/03/2018, MainFirst Emerging Markets Corporate Bond Fund Balanced (C), ISIN: LU0816909955.

2 A 29/03/2018, MainFirst Emerging Markets Corporate Bond Fund Balanced (C), ISIN: LU0816909955.

 

Aviso legal: El único propósito de la información que aparece en este documento promocional es describir el producto. Este documento no está dirigido a inversores particulares o minoristas sino a inversores profesionales e institucionales. No constituye asesoramiento sobre inversiones ni representa una oferta, ni una recomendación, ni una invitación a comprar o vender fondos de inversión ni a participar en ninguna otra operación. El producto o la estrategia más adecuados solo pueden determinarse mediante un asesoramiento personalizado. Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Puede obtener más información (incluida la información legal) en www.mainfirst.com.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído