“Somos optimistas sobre las empresas chinas que cotizan en Hong Kong”


A la vista de las crecientes exportaciones, el incremento del gasto público en proyectos de infraestructura y el aumento de préstamos por parte de las entidades financieras, ¿qué podemos esperar del mercado de renta variable chino en 2013? “Hablar de expectativas en los mercados de valores es siempre un asunto complicado, pero es justo decir que somos bastante optimistas respecto a las empresas chinas que cotizan en Hong Kong”, asegura Fabrice Jacob, gestor del LFP JKC China Value, fondo de La Française Asset Management que el año pasado cosechó una rentabilidad del 27,3%.

Según explica el experto en un informe, la primera razón que le hace ser especialmente optimista es el claro rebote que está experimentando la economía china después de la desaceleración vivida en 2011-2012. “Los datos de PMI han regresado a niveles que indican a una expansión de la actividad, el consumo se mantiene estable en los mismos parámetros en los que ha estado durante los últimos cuatro años y la inflación, aunque se espera que aumente en 2013, todavía está bajo control. En general, todos los indicadores macroeconómicos son de color verde para un repunte moderado de la economía”, afirma.

Al mismo tiempo, Jacob considera que el sentimiento global hacia China ha cambiado. “Los ataques a China en los medios ha disminuido y las preocupaciones sobre un aterrizaje forzoso de su economía han disminuido sensiblemente. Esto ha mejorado el flujo de capitales a la bolsa de Hong Kong y, aunque todavía es más volátil que los mercados occidentales, vemos los movimientos de capital menos erráticos”. A esto hay que añadir unas valoraciones que, según el gestor, siguen por debajo de su media histórica. “Teniendo en cuenta que China es el país con mayor crecimiento del PIB en la región, los actuales niveles a los que cotiza su mercado parecen estar descontando un escenario de desaceleración e incluso de aterrizaje brusco”.

Por último, está la confianza insuflada por el nuevo Gobierno chino. En este sentido, el nuevo presidente, Xi Jinping, y el nuevo primer ministro, Li Keqiang, ya han dado algunas directrices que apuntan a reformas importantes, como la reducción de la brecha de riqueza de los ciudadanos mediante la reforma de la distribución de los ingresos, el impulso de la urbanización a través de la reforma del sistema del ‘hukou’ (permiso que poseen los ciudadanos que les designa como rural o urbano) y, sobre todo, el intento por tratar de evitar caer en la trampa de los ingresos medios, en los que tantos países en desarrollo han caído a lo largo de los últimos 50 años. ¿Cómo? "Luchando contra la corrupción".

Si tuviese que elegir entre toda la gama de fondos de renta variable de La Française AM, el LFP JKC China Value sería la recomendación para este año de Augusto Martin, director general de la gestora para Iberia. “Las razones de que nos decantemos por este producto es que actualmente nos mostramos muy optimistas respecto a la evolución del mercado de renta variable chino y, en este sentido, este fondo ha sido capaz de tener el mejor comportamiento en España en 2012 dentro de su categoría. Es un producto que tiene más de 14 años de historia y que ha mostrado un comportamiento excepcional en periodos de subida de los mercados, algo que esperamos sea el caso en 2013”, afirma.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído