Los mejores fondos de inversión para incorporar en una cartera conservadora


Las carteras conservadoras se enfrentan este año a un problema importante: la renta fija no tira, la renta variable no cubre la rentabilidad que han dejado de ofrecer los bonos y, por si fuera poco, la volatilidad en los mercados está aumentando. En este escenario, los gestores de estos productos están sintiendo la necesidad de incorporar a sus carteras ideas nuevas, que les ayuden a sortear con éxito el difícil entorno de mercado actual. Funds People ha realizado una macro encuesta entre los máximos responsables de 18 gestoras internacionales, que conjuntamente representan el 60% del patrimonio que atesora la industria extranjera de gestión de activos en España. El objetivo del sondeo es conocer cuál es, de todos los fondos que comercializa su gestora, el que -en su opinión- mejor encajaría en una cartera conservadora. Siguiendo un orden alfabético, les presentamos cuáles son los productos concretos señalados por los responsables de cada entidad y los motivos que les llevan a recomendarlos:   

Marta Marín (Amundi)El fondo que -según Marta Marín, directora general de Amundi para Iberia- mejor encaje tendría en estos momentos en una cartera conservadora es el Amundi Funds II – Absolute Return Multi Strategy. Tal y como explica, se trata de un fondo de retorno absoluto multiestrategia que busca obtener rentabilidades estables positivas en todo el ciclo de mercado, mejorando el perfil de rentabilidad/riesgo de una cartera equilibrada. "Su objetivo es batir al EONIA en un +3,5% a 4,5% anualizado en un horizonte a 3 años con una volatilidad controlada. Para ello, invierte en diferentes clases de activos, convencionales y no convencionales, siguiendo estrategias direccionales y no direccionales. Su proceso de inversión se basa en cuatro pilares entre los que se distribuye el presupuesto de riesgo buscando una diversificación eficaz. Así, la estrategia macro refleja la visión del mundo del equipo de gestión, mientras que la estrategia de cobertura macro busca proteger la cartera frente a riesgos derivados de escenarios alternativos. Las estrategias satélite buscan generar alfa y valor relativo con poca correlación entre sí y, por último, las estrategias de selección buscan identificar emisores de deuda pública y privada que puedan generar una rentabilidad estable que aumente la diversificación. El resultado es una cartera poco correlacionada con bonos y acciones que busca beneficiarse de diferentes fuentes de rentabilidad", revela.

Captura_de_pantalla_2018-06-29_a_las_12Para que los inversores consigan los mejores resultados en estos tiempos convulsos Beatriz Barros de Lis considera clave optar por una gestión activa y flexible. En este sentido, la propuesta de la directora general de AXA IM para España y Portugal es el AXA WF Defensive Optimal Income. "La meta de este producto es generar crecimiento del capital a medio plazo aplicando un enfoque defensivo, con la finalidad de limitar de forma rigurosa la volatilidad de la cartera al 5%, en términos anualizados. Esto se consigue invirtiendo la mayor proporción de la cartera en bonos globales (entre el 65% y el 100%) y la proporción residual (entre el 0% y el 35%) en acciones globales. Además, en un contexto de inestabilidad de las políticas monetarias y de una mayor, e ineludible, volatilidad en los mercados de renta fija, el fondo puede posicionar su duración dentro del rango de -2 a +8 años. Esta estrategia está destinada a los inversores que quieran diversificar su cartera, que vean mermada la rentabilidad de sus cuentas de ahorro, que busquen obtener rendimientos adicionales a largo plazo y que quieran que sus inversiones sean gestionadas por expertos".

Tal y como destaca Aitor Jauregui, responsable de negocio de BlackRock en Iberia, el entorno de inestabilidad geopolítica actual ha provocado un repunte de la volatilidad. "Nuestra visión sigue siendo positiva sobre la fortaleza del ciclo económico global y creemos que este escenario tiene aún recorrido. En este entorno creemos que la figura del asesor financiero es fundamental para capear estos momentos de volatilidad. Consideramos que nuestro BGF Euro Short Duration Bond es una buena opción para construir una cartera balanceada con un sesgo conservador que minimice estas posibles caídas. El fondo, gestionado por Michael Krautzberger, busca maximizar la rentabilidad total, invirtiendo, al menos, el 80% de su patrimonio neto total en valores negociables de renta fija con una calificación de solvencia de categoría de inversión. Al menos el 70% del patrimonio neto total del fondo se invierte en valores negociables de renta fija, denominados en euros, con vencimiento inferior a cinco años. El vencimiento medio normalmente no supera los tres años y la exposición al riesgo se gestiona de forma flexible”, explica.

Sasha Evers señala el BNY Mellon Absolute Return Equity, fondo gestionado por Insight, la especialista en gestión de estrategias de rentabilidad absoluta de BNY Mellon IM, ubicada en Londres y con 678.792 millones de euros en activos bajo gestión. Este producto invierte principalmente en compañías europeas. Tiene una cartera de alrededor de 80-120 pares (posiciones largas y cortas). La exposición neta del fondo (posiciones largas menos las cortas)  se encuentra típicamente entre (-10) y +20. Tal y como explica el director general de BNY Mellon IM para Iberia, es un fondo apto para para un entorno de subidas de tipos y mayor volatilidad debido a cuatro motivos. "Primero, exhibe una volatilidad baja (2,23% desde el lanzamiento del fondo el 31 de diciembre 2011). Segundo: tiene una correlación negativa con la renta fija de crédito y la renta fija de gobierno desde el lanzamiento del fondo (correlación con el Barclays Global Agg Corp -0,18 y con el JP Morgan Global GBI -0,24). Esto significa que el fondo aporta diversificación. Tercero: se beneficia de las subidas de tipos de interés ya que típicamente tiene más de 70% invertido en efectivo. Y, cuarto: ofrece diversificación a una cartera ya que no depende de los típicos conductores de rentabilidad tradicionales como duración, crédito, la direccionalidad de los mercados de renta variable etcétera. Lo que conduce la rentabilidad en el caso del fondo es la habilidad (alfa) del equipo de gestión para seleccionar las acciones adecuadas tanto por la parta larga como por la corta".

MarioyArrietaLa propuesta de Álvaro Fernández Arrieta y Mario González, corresponsables de desarrollo de negocio de Capital Group en Iberia, es un fondo mixto, el Capital Group Global Allocation. A su entender, en entornos como el actual es muy importante contar en las carteras con fondos conservadores multiactivo de gestoras activas que tengan experiencia y track record en proteger en mercados bajistas. "Capital Group lanzó su primer fondo multiactivo en 1973 y gestiona más de 350.000 millones de dólares en esta clase de activo. Lo que un asesor necesita a día de hoy son fondos consistentes en cuanto a resultados y fáciles de entender y explicar a los clientes", subrayan. Se trata de un fondo multiactivo tradicional, moderado, que invierte de manera activa y flexible en renta variable, renta fija y liquidez. "Su consistencia en los resultados le lleva a ser 5 estrellas Morningstar y ocupa los primeros cuartiles de rentabilidad en su categoría. Igualmente importante es que el fondo es fácil de entender y flexible dentro de unos límites establecidos; invierte como mínimo el 25% en renta fija (y nunca más de un 5% en high yield) y el 45% en renta variable. La exposición a bolsa de la cartera es conservadora, con un sesgo a compañías con compromiso de pago de dividendo. La generación de rentas es también parte del objetivo del fondo", explican.

Captura_de_pantalla_2016-12-12_a_las_21En el actual entorno de tipos de interés bajos, es difícil para los gestores conservadores extraer beneficios de los tradicionales fondos de renta fija refugio. Para obtener una rentabilidad positiva, en DWS consideran que actualmente los mercados de renta variable tienen un mayor potencial de rentabilidad/riesgo que cualquier otro activo, debido principalmente a las estimaciones de beneficios positivas que las empresas cotizadas están proporcionando en 2018. Como el riesgo de renta variable es superior a lo que los inversores conservadores pueden soportar, la propuesta de DWS está a favor de las carteras de multiactivos flexibles. La propuesta de Mariano Arenillas, responsable de DWS para Iberia, es el Deutsche Concept Kaldemorgen, "un fondo de multiactivos flexible con un objetivo de volatilidad máximo del 10% y una excelente trayectoria durante los últimos 7 años. Este fondo puede reaccionar ante los acontecimientos del mercado ya que sus gestores tienen libertad para invertir en renta variable, renta fija o divisas, tratando así de obtener una cartera diversificada con rendimientos positivos", indica.

El fondo que señala Sebastián Velasco es el Fidelity Funds - Global Short Duration Income. Tal y como explica el director general de Fidelity para España y Portugal, en el entorno actual, la mayoría de soluciones de inversión que generan rentas estables y atractivas requieren invertir en bonos high yield o aumentar la duración. "Esta mayor exposición a variaciones en los tipos de interés no siempre encaja con el nivel de riesgo que los inversores más conservadores desean asumir. El fondo adopta un enfoque defensivo, invirtiendo en renta fija global con grado de inversión, una duración máxima de tres años y el objetivo adicional de proporcionar una renta del entorno del 1% anual en 2018. Además, está diseñado para limitar la posible caída máxima y la volatilidad, pero sin renunciar a una rentabilidad total positiva a lo largo del ciclo completo de mercado. Poniendo el límite en la duración, en lugar de en la madurez, incrementamos las fuentes de rentas y la rentabilidad que podemos ofrecer a los inversores pero sin rebajar el espectro de calidad", subraya.

Ramón Pereira, director general de Franklin Templeton, lleva tiempo hablando de la necesidad de diversificar, especialmente en las carteras o en perfiles más conservadores. "La renta fija apenas nos está ofreciendo rentabilidad por lo que la necesidad de obtener buenos resultados empuja a los inversores a incrementar el riesgo en renta fija. Europa periférica, high yield, crédito financiero subordinado han sido algunas de las ideas que más han crecido en muchas carteras. En este entorno, los alternativos, ofrecen fuentes de rentabilidad que descorrelacionan frente a la renta fija y la renta variable. El Franklin K2 Alternatives Strategies Fund ofrece una solución multiestrategia que combina las mejores apuestas dentro del mundo alternativo. El Franklin K2 Alternative Strategies Fund cuenta con un objetivo de volatilidad entre 3% y 5% y de rentabilidad entre el 3% y 5%", expone.

Lucía Catalán cree que, para una cartera conservadora, la asignación a la renta variable debería hacerse a través de un producto con enfoque global, con capacidad para batir al mercado y con un perfil de riesgo bajo. Por esta razón, la directora general de Goldman Sachs AM para Iberia apuesta por el GS Global CORE Equity. "En términos de rentabilidad, destacar que neto de comisiones en su clase institucional ha logrado batir al MSCI World a 1, 3 y 5 años. Tiene un TER muy bajo, lo que aumenta su atractivo a la hora de construir carteras para cliente final, lo cual es muy importante hoy en dia en un entorno de MIFID. El fondo tiene una volatilidad por debajo del 3% frente a su índice, lo cual es importante para carteras de perfil conservador. La innovación es la piedra angular de nuestra filosofía de inversión, a través del análisis de big data y del uso de las nuevas tecnologías en inteligencia artificial para la identificación y selección de los valores que forman parte de la cartera final, a través de un riguroso proceso de gestión del riesgo. Destacar finalmente que es una cartera muy diversificada, con mas de 250 posiciones, y que el fondo ha sido reconocido con el Premio 2018 al "Mejor Fondo de Renta Variable Global" por Morningstar".

La opción elegida por Íñigo Escudero es el Invesco Euro Short Term Bond. Tal y como revela el director de Ventas y de Servicio al Cliente de Invesco para Iberia y Latinoamérica, "se trata de un fondo que encaja perfectamente en una cartera conservadora en el escenario actual. El equipo gestor combina posiciones estructurales a largo plazo con inversiones tácticas a corto con un sesgo hacia una duración corta. En un contexto de normalización de los tipos de interés a más largo plazo, este sesgo puede proporcionar una protección adicional para una cartera conservadora. Además, el fondo busca diversificar en otras clases de activos, como por ejemplo la renta fija corporativa, ya que ofrecen un rendimiento atractivo respecto a los bonos gubernamentales. Los gestores también mantienen un nivel de liquidez en torno al 5% para aprovechar las oportunidades que pueda generar situaciones de estrés del mercado, como lo sucedido el pasado mes de febrero cuando se disparó la volatilidad del mercado".

El producto elegido por Javier Dorado es el JPMorgan Funds - Multi Manager Alternatives, un fondo UCITS con liquidez diaria que proporciona acceso a los inversores a una cartera diversificada de diez gestores alternativos con una dilatada experiencia, que siguen cinco tipos de estrategias alternativas diferentes. Según detalla el director general de J.P.Morgan AM para España y Portugal, "este fondo persigue conseguir una rentabilidad estable con volatilidad moderada (4-6% durante el ciclo), y lo que es más importante, con una baja sensibilidad al comportamiento de la renta fija y la renta variable (beta inferior a 0,3). Está gestionado por JPMorgan Alternative Asset Management, la división de gestión alternativa de J.P.Morgan AM, que cuenta con más de 23 años de experiencia ofreciendo soluciones de inversión alternativa a sus clientes. Es un fondo transparente y con una estructura de comisiones competitiva (no tiene comisión de éxito ni a nivel de fondo ni de subyacente). En el actual escenario de bajas rentabilidades de la renta fija y una creciente volatilidad, las estrategias alternativas pueden verse beneficiadas de este contexto de mayor volatilidad, y comportarse bien en un entorno de subidas de tipos, dada la falta de correlación con los mercados de renta fija y renta variable".

Javier Mallo, responsable de Legg Mason Global AM para España y Portugal, cree que una buena opción para los inversores conservadores en el actual contexto de mercado son las estrategias alternativas de renta fija como la que representa el EnTrustPermal Alternative Income Strategy. "Se trata de un fondo multigestor que se gestiona de manera activa y muy flexible. Con formato UCITS y liquidez diaria, aúna en un único producto a los mejores gestores de hedge funds del mercado. Su objetivo de rentabilidad se sitúa entre el 4% y el 6% y el de volatilidad es del 4%. Los gestores se seleccionan minuciosamente  con un objetivo a largo plazo y su peso en el fondo varía en función del momento del mercado en el que nos encontremos. Actualmente conforman el equipo seis gestores especializados en diversas estrategias de crédito (aproximadamente un 75% de la cartera, incluyendo crédito estructurado en EE.UU. y long/short europeo, americano y emergente) y estrategias diversificadoras (en torno a un 25%) como systematic macro o event driven".

La propuesta de Ignacio Rodríguez Añino sería el M&G (Lux) Global Target Return, un fondo multiactivo de gestión activa y volatilidad controlada que busca generar rentabilidades absolutas especialmente diseñado para inversores conservadores. "Gestionado por Tristan Hanson, el fondo sigue la filosofía de inversión de finanzas conductuales del equipo de multiactivos de M&G Investments, que tan buenos resultados ha cosechado con otras estrategias. Este producto cuenta con un objetivo de revalorización del euríbor a tres meses más un 4% anual, antes de comisiones, durante un periodo de tres años y en cualquier condición de mercado. Con un enfoque de inversión altamente flexible, puede tomar posiciones netas positivas o negativas en cualquier clase de activo y en cualquier región. Además, carece de posición neutral, por lo que presenta una correlación muy baja con cualquier clase de activo a largo plazo. Se trata de una alternativa que permite controlar la volatilidad y evita las pérdidas a corto plazo", señala el responsable de M&G para España, Portugal y América Latina.

almudenaAlmudena Mendaza, directora para Iberia de Natixis IM, ha percibido que, actualmente, los clientes demandan una gestión más activa, sobre todo en las posiciones en renta fija. "El entorno de mercado actual es complicado y la volatilidad preocupa, sobre todo a los inversores más conservadores. Por tanto, consideramos que hoy las inversiones en renta fija se deben tomar desde un enfoque diferente al convencional y proponemos fondos como el DNCA Alpha Bonds". Tal y como explica, este fondo invierte en todo el universo de renta fija global con un enfoque de retorno absoluto. "Busca alpha en vez de beta, consiguiendo así una baja correlación tanto con los mercados de renta fija como renta variable. Su proceso de inversión se centra en cinco pilares: análisis macroeconómico, análisis de la volatilidad a corto y largo plazo de cada activo, búsqueda de activos de alta liquidez, gestión activa de la duración (desde -3 a +7) y que la estrategia en conjunto no supere un 5% de volatilidad ex ante, o instantánea (actualmente es del 1,61%)".

Según Laura Donzella, las turbulencias del 2018 han convencido a muchos del regreso de la volatilidad. En este contexto, la responsable de ventas de Nordea para Iberia y Latinonamérica los covered bonds (instrumentos de deuda de elevada calidad emitidos por instituciones hipotecarias o bancos y garantizados por una cartera de activos) han vuelto a sobresalir y a demostrar especial resiliencia en Europa. "Nordea Asset Management cuenta con una gran experiencia en este activo y un equipo de gestores que llevan trabajando juntos más de diez años. El Nordea 1 – Low Duration European Covered Bond Fund ofrece además de la capacidad demostrada de generación de alfa del equipo de Nordea, un riesgo de tipos de interés bajo (duración aproximada un año). Encontrar actualmente una solución atractiva de bajo riesgo es una propuesta difícil. Nordea le ofrece tanto la clase de activo como el conocimiento: una inversión de alta calidad con atractivos rendimientos que solo un gestor activo y experimentado puede aportar a su cartera".

Captura_de_pantalla_2016-12-13_a_las_12Según Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM para Iberia, el entorno de tipos de interés bajos junto con una elevada incertidumbre presentan un reto para los inversores que busquen rentabilidad con un riesgo moderado. "Un entorno de ese tipo pone de relieve el valor de un enfoque long/short en renta variable, que puede proporcionar a los inversores rentabilidades atractivas ajustadas al riesgo con limitada dependencia de las oscilaciones direccionales de los mercados globales. Es el caso de Pictet Total Return Atlas, fondo alternativo de renta variable global, que se rige por los fundamentales. Sus gestores toman el pulso de las economías y los mercados globales e invierten en compañías atractivas por valoración, fundamentalmente grandes capitalizaciones de amplia liquidez, mediante posiciones long/short, con especial consideración a la protección respecto a caídas en periodos de estrés", subraya.

El producto seleccionado por Carla Bergareche que, en opinión de la directora general de Schroders para España y Portugal, mejor encajaría en una cartera conservadora es el Schroder ISF Emerging Markets Debt Absolute Return, un fondo de renta fija emergente long-only con enfoque de retorno absoluto basado en el análisis en profundidad de cada país. "El fondo, que no tiene restricciones marcadas por índice de referencia, invierte en divisas y renta fija local y externa en más de 50 países sin usar apalancamiento ni derivados complejos. Está gestionado de forma activa y tiene como objetivo no perder dinero en cualquier periodo de 12 meses, al tiempo que busca maximizar la rentabilidad y controlar el riesgo mediante límites de diversificación basados en la liquidez del país, límites de pérdidas de la cartera (stop-loss) y uso de efectivo. Su enfoque flexible es una de sus principales características y le permite posicionarse de manera defensiva o agresiva en función de su visión del mercado. Por sus fundamentales positivos y sus dinámicas favorables, seguimos viendo potencial de crecimiento en los mercados de deuda emergente y por sus características podría tener hueco dentro una cartera conservadora”.

Álvaro Cabeza (UBS AM)El fondo elegido por Álvaro Cabeza es el UBS (Lux) Bond SICAV – Floating Rate Income (USD). Según explica el recientemente nombrado nuevo responsable de UBS Asset Management para Iberia, a medida que la economía mundial se recupera y la inflación regresa, los bancos centrales continuarán normalizando su política monetaria. "Es un fondo que invierte en un universo global de crédito con cierto sesgo hacia high yield con el objetivo de ofrecer a los inversores un nivel atractivo de income con un riesgo de duración mínimo. El equipo de gestión, respaldado por más de 30 analistas de crédito, tiene una dilatada experiencia gestionando estrategias de crédito high yield en diferentes entornos de mercado. En término medio, el fondo tiene una rentabilidad a vencimiento superior al 4% con una duración entre 0,1 y 0,3 años", destaca.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas