"Sólo una recesión global y el fin de la innovación podrían interrumpir el ciclo alcista de las materias primas"


Está convencido de que el momentum para las materias primas es muy fuerte pero sobre todo de su potencial a largo plazo. Nicholas Brooks, director de Análisis e Inversión de ETF Securities, cree que los fundamentales apoyan la inversión en este activo, que puede utilizarse como forma de diversificar las carteras, así como para participar del crecimiento emergente y también para protegerse contra los eventos del mercado -como la inflación y la depreciación de las divisas-. De hecho, afirma que muchos inversores han adoptado una estrategia "barbell" en los últimos meses, que consiste en posicionarse en activos cíclicos pero a la vez tratando de cubrir los riesgos -con otros como el oro o el petróleo-. Para entrar en este mercado, Brooks apuesta por los ETP frente a otros métodos como las acciones de empresas que producen materias primas, pues los primeros ofrecen mayor descorrelación con respecto a la renta variable y están exentos de sus riesgos.

Para el experto, la tendencia de corto plazo para las materias primas es positiva en un escenario de recuperación económica, alta liquidez y tipos de interés bajos, algo que puede convencer a los inversores más tácticos, con dos riesgos fundamentales. El primero de ellos es el problema de deuda soberana europea, que afecta positivamente a la demanda del oro. De hecho, Brooks señala cómo en los momentos de mayores dificultades, como en mayo de 2010, los flujos a los ETP sobre oro aumentaron, lo que por el momento rompe también la tradicional correlación inversa entre el metal precioso y el dólar, que ahora suben en paralelo como consecuencia de la reacción bajista del euro ante los problemas en la región.

El segundo riesgo para la evolución alcista de las commodities está en China y en su política restrictiva, que sin embargo para Brooks supone una señal de compra. "Los miedos sobre esas políticas para mí significan algo positivo, pues reflejan la intención de estabilizar un fuerte crecimiento y, en un entorno de moderado crecimiento global, uno excesivo es China es un problema relativamente sano para el mundo", comenta, convencido de que sólo si el país se estuviera equivocando con sus políticas habría verdaderas razones para vender. Su visión macroeconómica se sustenta en la creencia de que China no iniciará un escenario de declive y que seguirá creciendo a un fuerte ritmo, ante la carencia de cambios estructurales en las economías y los bancos centrales realizando políticas destinadas a ver subidas en los precios de los activos. "Nadie sabe qué podría pasar tras la retirada de estímulos de la Fed en junio, pero los bancos están haciendo un gran trabajo para estabilizar la economía global y sólo si se están equivocando ello supondría un riesgo para las materias primas", afirma.

De cara al medio y largo plazo también es positivo con la industria, gracias a fuertes tendencias seculares como el crecimiento emergente, la globalización o la innovación tecnológica, factores que le hacen tener unas perpectivas alcistas en las dos próximas décadas. De hecho, considera que sólo dos factores podrían romper dicha tendencia estructural: en primer lugar, el fin de la innovación tecnológica -que no cree que se produzca-, y en segundo término, una depresión o recesión a nivel global.

El experto responde a 10 preguntas de Funds People:

1.En 12 meses, los activos de ETP han aumentado casi un 60%. ¿Podría alcanzar la industria los 500.000 millones de dólares a corto-medio plazo?

Actualmente los activos bajo gestión en ETP sobre materias primas alcanzaron el el primer trimester los 174.000 millones de dólares y a finales de abril los 190.000 millones. El momentum es muy fuerte y existe una fuerte demanda por commmodities de todo tipo. Debido a las preocupaciones por la inflación y los problemas de deuda pública, la demanda de oro continuará siendo fuerte. Además, con la inestabilidad en Oriente Medio y África, la demanda de productos cotizados sobre petróleo para cubrirse ante los riesgos de su encarecimiento también lo es. El desarrollo de China y otros mercados emergentes actúa asimismo de soporte. En este escenario y aunque los ETP han crecido a un ritmo muy rápido en los últimos años, 190.000 millones es aún una pequeña cifra frente a lo invertido en total en otras clases de activos, lo que indica que hay espacio para un crecimiento estructural de largo plazo en la demanda.

2.En los últimos meses parece que las inversiones se han realizado para buscar exposición a emergentes lejos de renta variable y también como cobertura frente a la inflación. Por eso, ¿seguirá creciendo la demanda en un contexto de recuperación económica? ¿Se trata de inversiones estratégicas de largo plazo o simplemente tácticas?

La mayoría de nuestros inversores son grandes clientes institucionales con visión de medio y largo plazo, por lo que aunque existe algo de capital táctico en ETP sobre materias primas, la mayoría es estratégico. Existe una variedad de factores que cataliza el fuerte interés: el deseo de añadir rentabilidades de las materias primas a la cartera debido a sus fuertes perspectivas fundamentales; el hecho de que suponen una forma directa de jugar el crecimiento estructural emergente, pues la demanda en China y otros países se disparará para la creación de infraestructuras y también por parte del consumo doméstico; la finitud de la oferta de materias primas y la creciente dificultad y carestía a su acceso o la diversificación de las carteras, pues las materias primas tienen una baja correlación durante largos periodos de tiempo con respecto a bonos y renta variable. Más recientemente, los activos “reales” han cobrado importancia, con los inversores mirando a las materias primas como una forma de cobertura contra la subida de la inflación y la depreciación de las divisas. Todos estos facrtores indican que la demanda de ETP seguirá creciendo a largo plazo, si bien habrá periodos de interés más cíclico y táctico. Pero la tendencia estructural subyacente es alcista.

3. ¿Qué tipo de inversor es más activo en estos productos?

Los institucionales, ya sean asignadores de activos, gestores multiestrategia... representan entre el 80% y el 90% del patrimonio, pero estamos viendo un interés creciente por parte del inversor minorista. La demanda también aumenta en la medida en que los productos se van desarrollando, desde el lanzamiento del primer ETC sobre oro en 2003, hace relativamente poco tiempo, por lo que primero es necesario que el inversor minorista empiece a entender y a aprender sobre el activo. También el institucional está en proceso de aceptar cuestiones relacionadas con el mercado de futuros como el contango, por lo que muchos prefieren cestas de productos cotizados con respaldo físico.

4. Entonces, ¿qué productos crecerán más, los que cuentan con respaldo físico o los que replican futuros?

Los flujos recientes hacia productos que replican futuros de metales industriales han sido bajos y es poco probable que crezcan demasiado. En los metales industriales, si la materia prima está en una situación de bacwardation, los inversores prefieren los futuros pero en una de contango -es decir, en la que el precio del futuro es mayor que la del contado y el "roll return" es negativo- se decantan por los de respaldo físico, más baratos.

5. ¿Cree que la volatilidad prevalecerá en los próximos meses y beneficiará a la industria?

La volatilidad ha crecido ante la percepción de amenazas para los mercados globales como la creciente deuda en las economías desarrolladas, el mayor riesgo politico en algunos países emergentes y la continua vulnerabilidad del sistema financiero. Una volatilidad que ha impulsado la demanda de los activos reales, particularmente el oro. A menos que esos problemas se resuelvan o mitiguen, el oro y otros activos percibidos como seguros seguirán teniendo una fuerte demanda.

6. ¿Recomienda una cartera diversificada de ETP o apuesta por algún sector en especial?

Creo que ambas estrategias pueden tener éxito: una combinación de ETP sobre materias primas puede usarse como parte core de una cartera diversificada, pero aquellos sobre un sector específico e incluso sobre una material prima específica replicada por un producto cotizado puede utilizarse de forma táctica para generar alfa en el curso de un ciclo y para aprovechar los cambios fundamentales en un sector o commodity específicos.

7.¿Cuáles son los sectores que han ido mejor a corto y largo plazo?

Creo que la energía, y sobre todo el petróleo, ha ofrecido retornos a largo plazo excelentes dada la demanda estructural de emergentes y por el aumento del coste de extracción. A corto plazo, hay suficiente oferta según miden los inventarios pero la inestabilidad en Oriente Medio y en el norte de África mantendrá firmes los precios. De ahí que muchos inversores estén utilizando ETP sobre petróleo como una forma de cubrirse contra el impacto que los posibles peores escenarios en la región podrían tener con respecto a su precio y a los activos de riesgo. También los precios de los ETP agrícolas han subido mucho por razones fundamentales: los inventarios están en niveles muy bajos en algunos casos y la oferta ha sido dañada por eventos politicos y climáticos. La demanda largoplacista está además apoyada en las grandes poblaciones de los países en desarrollo.

8. ¿Cuáles son sus perspectivas para los metales preciosos, teniendo en cuenta que en el primer trimester sufrieron en términos de flujos?

Los ETP sobre oro vieron salidas de capital en enero pero los flujos han rebotado desde entonces, mientras la plata recibió capital en el primer trimestre y una corrección más reciente. Los flujos hacia el platino y paladio se han mantenido más estables. En otras palabras, cada metal precioso se ve impulsado por sus propios factores fundamentales, aunque el oro es diferente en la medida en que se toma como una alternativa frente a la depreciación de las divisas -en Europa ante el riesgo soberano y en EEUU ante la política destinada a la devaluación del dólar-. Con los tipos de interés en bajos niveles en las economías desarrollados durante un tiempo, los riesgos soberanos sin ser resueltos pronto y la inflación como constante amenaza, parece que la demanda seguirá siendo fuerte en el futuro próximo.

9.¿Y qué hay de los metales industriales?

Tienden a ser muy cíclicos, inmersos en el ciclo mundial de manufacturas. Actualmente la mayoría de los indicadores son fuertes y esto ha apoyado los precios y la demanda.

10.¿Cuáles son las ventajas de invertir en ETP en vez de en materias primas directamente o en renta variable relacionada con esta industria?

Son dos principalmente: la primera, que los ETP, a diferencia de las acciones, están sobre todo catalizados por los precios de las materias primas y sus perspectivas, no por los cambios en los mercados de renta variable, lo que proporciona beneficios en cuanto a diversificación. Además, las acciones se ven afectadas por los problemas de gestión de las compañías, la política local y los riesgos regulatorios y de cada nación. Eso sin contar con la volatilidad a nivel de índices, que también suele ser mayor en uno de renta variable frente al de materias primas, pues no hay que comparar peras con manzanas y quedarse con el riesgo de las commodities de forma individual.

Lo más leído