"Sólo se deben despejar algunas trabas legales para que Chile se convierta en un centro financiero regional"


"Existen muchas condiciones para que Chile se convierta en un centro financiero regional. La estabilidad macroeconómica y la existencia de un buen ambiente para hacer negocios lo avalan. Sólo se deben despejar algunas trabas legales, en particular tributarias, para dar el gran salto", explica Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asocaición de Aseguradores de Chile (AACH). El experto destaca que, "según rankings internacionales, el mercado de seguros en Chile es el más desarrollado y sofisticado de América Latina, y es reconocida internacionalmente como solvente e innovadora".

"La industria aseguradora tiene un rol gravitante en el sistema previsional chileno y esperamos incrementarlo. Además, hemos sido una pieza clave en la masificación del Ahorro Previsional Voluntario (APV) en Chile, creando conciencia entre las personas sobre la importancia y el valor del ahorro", explica Claude. Con una penetración de 4,2% del PIB y una densidad de casi 700 dólares per cápita, "la realidad aseguradora destaca claramente en el contexto de América Latina". Actualmente hay 62 compañías de seguros, y ninguna tiene más del 12% del mercado. Al cierre del año 2013,  se registró en Chile 65 millones de seguros contratados, con primas por alrededor de 10.500 millones de dólares, y durante ese año se pagaron cerca de 15 millones de indemnizaciones, según los datos facilitados por la AACH.

Sin embargo, "la reforma tributaria plantea algunos cambios, que esperamos se revisen ya que tienen un impacto importante en la rentabilidad de las inversiones, que a su vez afecta a las pensiones que se pueden ofrecer". Por ejemplo, afectará a las inversiones inmobiliarias que tienen las compañías de seguros, las cuales alcanzan 6.400 millones de dólares, y cuya rentabilidad (que hoy está en torno al 2,5%) podría caer en 70 puntos básicos con los cambios tributarios. En términos generales, "con cerca de 55.000 millones de dólares invertidos, casi un 15% de esa cartera está destinado a bienes raíces, sea para renta o para venta en leasing", explica.

Propuestas de la AACH

En este sentido, la Asociación de Aseguradores presentó a la Comisión Asesora Presidencial del Sistema de Pensiones, que preside el economista David Bravo, seis propuestas que buscan mejorar las jubilaciones de los chilenos. Una de estas propuestas es el perfeccionamiento del Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC), donde las aseguradoras juegan un papel importante. "Este mecanismo existe hoy en la ley, pero es impracticable por las condiciones que establece. Para que se desarrolle, se deben perfeccionar las condiciones de 'vesting' y requisitos mínimos de participación, velando siempre por la equidad. También es importante que exista un incentivo tributario para los empleadores, porque hoy no es atractivo para ellos. Para las empresas sería una herramienta de retención de talentos, pero se requiere una regulación más flexible", explica.

Por otra parte, "uno de los principales problemas que detectó el diagnóstico de la Asociación de Aseguradores en el sistema de pensiones, fue la baja densidad de cotizaciones previsionales. En 40 años de vida laboral, en promedio llegan sólo al 50% en el caso de los hombres y en las mujeres, la cifra es incluso inferior". Por ello, otra de las propuestas que plantearon a las autoridades fue el denominado Seguro para Lagunas Previsionales. Como indica Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asocaición de Aseguradores de Chile (AACH), "consiste en un seguro previsional para todos los afiliados a las AFP, que sería administrado en forma conjunta entre ellas y licitado entre las compañías de seguro. Los empleadores pagarían una cotización adicional de manera que cuando estén cesantes, el seguro cubra el aporte previsional que corresponda". Dicho seguro operaría con un esquema similar al del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS), que cubre a todos los afiliados a las AFP.

Noticias relacionadas

Lo más leído