Tags: Gestores |

Sólo el 14% de los mayores fondos de bolsa española hacen una gestión activa


Entre los 100 fondos de inversión con mayor patrimonio que invierten en renta variable nacional, tan sólo el 14% llevan a cabo una gestión activa. Entre los que tienen más de 50 millones de euros en activos bajo gestión, la cifra sube al 24%.

Según un estudio de Aviva Gestión don datos de Morningstar, de los 100 mayores fondos, el 45% realizan una gestión índice y el 42% una gestión referenciada. Entre los de más de 50 millones, el 57% simplemente hace una gestión índice y el 19% referenciada.

Para este análisis, presentado hace unos días durante el Morningstar Investment Conference celebrado en Madrid, las firmas han tomado como fondos con gestión índice aquellos productos que tienen un traking error (desviación sobre el índice) menor al 2%, como gestión referenciada si este es hasta el 5%, y como gestión activa por encima de esa cifra. Los cálculos se han hecho sobre un periodo de tres años y se han incluído fondos que invierten en renta variable española.

En opinión de Iván Martín, director de Inversiones de Renta Variable de Aviva Gestión y gestor del Aviva Espabolsa, el hecho de que tan pocos fondos sigan una gestión diferenciada del índice de referencia, además de la alta concentración del mercado por capitalización bursátil  (las 10 mayores empresas del Ibex 35 centran el 92% del volumen) y la poca cobertura de analistas sobre empresas de menor volumen son tres factores que demuestran la poca eficiencia del mercado español y, de ahí, la oportunidad de generar alfa por parte de los gestores.

Precisamente, durante la conferencia de Morningstar de Madrid se dieron cita algunos de los gestores que entran en la categoría de gestores activos y gestores que generan alfa. Representantes de Cartesio, Belgravia, EDM, Bestinver y Aviva Gestión presentaron su estilo de gestión y sus procesos en busca del alfa para sus productos.

Cayetano Cornet, de Cartesio, explicó que, cuando lanzaron la gestora en 2004, querían “hacer una empresa diferente, con la gestión como centro”. Para ello, crearon su decálogo de conducta o principios fundacionales sobre los que han basado su trabajo en estos años. Incluye temas como contar con bajas comisiones ligadas al éxito de los productos, que todos los gestores (son tres socios) tengan todo su ahorro invertido en los fondos, tener una gama reducida de productos (tan sólo tienen dos y, como dice Cornet, en esos dos productos se juegan “el 100% de su prestigio, de su negocio y centran el 200% de sus esfuerzos).

Al ser tres gestores, las decisiones se toman conjuntamente, de manera que aquellas posiciones sobre las que hay una decisión unánime tienen más peso en la cartera y las que tienen mayoría tienen menos presencia. “Pero siempre hay decisión, no nos encontramos nunca con una situación de bloqueo”, explica el socio de Cartesio.

Sus dos fondos, el Cartesio X y el Cartesio Y son productos mixtos, gestionados de manera activa.

Por su parte, Carlos Cerezo es el alma máter de Belgravia. Con uno de los mayores historiales de España, este gestor invierte exclusivamente en renta variable europea, con una gestión tradicional. Gestiona activamente sus niveles de liquidez como manera de proteger la cartera en momentos negativos de mercado inviertiéndola en repos públicos, ya que no busca que sea una fuente más de retorno. El grado medio de inversión ha sido históricamente del 50%.

El alfa de Belgravia viene por la selección de valores. Para ello, el equipo de Cerezo combina el análisis fundamental y el técnico. Este último lo han introducido como un método complementario en su proceso de inversión ya que el gestor considera que, mientras que el fundamental es el más adecuado a largo plazo, el técnico es el que te permite invertir mejor a corto plazo. Y si bien sus inversiones son a largo plazo, sus objetivos son a corto: se marcan un objetivo de rentabilidad absoluta positiva con Ratio de Sharpe superior al del Stoxx 600, con menor volatilidad que el índice. Desde su lanzamiento en 1999, Belgravia Beta acumula una rentabilidad del 154% frente al 28,7% del índice.

Joan Grau gestiona desde hace más de 20 años el EDM Inversión. Se trata de un producto de renta variable española que tiene que estar invertido al 75% como mínimo. Tiene un objetivo de rentabilidad del 8% anual. En su proceso de gestión combinan, según explica Grau, el análisis cuantitativo como el de “juicio”, esto es, la parte más cualitativa de los procesos de selección de compañías, en la que conocer a los responsables de las empresas es fundamental. “Exigimos entender el negocio, que la empresa tenga buen management y que el precio sea atractivo, y evitamos modas, sobrevaloraciones y compañías de alta ciclicidad”, explica Grau.

Así, componen carteras de entre 18 y 21 nombres, con mucha exposición exterior (el promedio ponderado de las ventas en el exterior de sus compañías en cartera es del 68%). Gestionan con poca rotación y centrándose en la preservación de capital ya que, según dice Grau, “para conseguir rentabilidades consistentes en el largo plazo, hay que evitar las grandes pérdidas”. El fondo registra una rentabilidad anualizada del 6,09% desde 2000.

Por último, dos exponentes del estilo valor español: Iván Martín, de Aviva Gestión, y Álvaro de Guzmán, de Bestinver. Precisamente ambos han estado este año en Omaha en la conferencia anual de Berkshire Hathaway, la compañía de Warren Buffett, gurú de ese estilo.

En Bestinver, buscan invertir en empresas con buenos negocios, que tengan barreras de entrada, con buenos gestores, que empleen bien lo que ganan en favor de la empresa y con precios buenos. Además, un rasgo diferenciado de otros gestores de estilo valor es que en Bestinver siguen la Escuela Austriaca como teoría económica macro para explicar los ciclos económicos.

Tanto Martín como Guzmán coinciden en señalar que, en teoría, todo el mundo es inversor valor pero el problema es el nerviosismo. Una vez se consigue mirar realmente al largo plazo, este estilo es el que más sentido tiene, aseguran ambos. "El problema es que a los gestores se les mide trimestralmente", dice Guzmán. "Es fácil saber que algo está barato, pero imposible saber cuándo se va a poner en precio".

El Aviva Espabolsa, gestionado por Iván Martín, registra una rentabilidad del 11,2% a 3 años y el Bestinver Bolsa (que también incluye posiciones en Portugal), del 4,2% en el mismo periodo.

Grado de gestión activa de los fondos españoles
 Los 100 más grandesLos que tienen más de 50 millones de patrimonio
Fondos de gestión índice (TE 0%-2%)45%57%
Fondos de gestión referenciada (TE 2%-5%)42%19%
Fondos de gestión activa (TE >5%)14%24%
Fuente: Morningstar y Aviva Gestión. TE: Tracking Error

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído