Tags: Renta Variable |

Sólidos fundamentales de empresas asiáticas, con Schroders


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis VDOS.

Los mercados emergentes de renta variable generaron importantes retornos durante julio y agosto. Tras la primera reacción brusca del mercado ante el Brexit durante el mes de julio, la posibilidad de que la Fed mantuviera los tipos sin cambios, como así ha sucedido, apoyó la subida bursátil en la región.

Los últimos datos publicados sobre China mostraban una mayor fortaleza sobre su economía. Producción industrial y ventas minoristas de agosto superaron las expectativas, al crecer un 6,3 y un 10,6% anual respectivamente. En el caso de India, su déficit por cuenta corriente, o exceso de importaciones sobre exportaciones, se redujo a mínimos de la última década. El balance de pagos, que combina comercio e inversiones, continuaba siendo positivo. En lo que llevamos de año, el índice Hang Seng de Hong Kong acumula un 8,01% de rentabilidad y un 9,15% el BSE Sensex de la India. 

Una evolución que se refleja en los fondos de inversión de la categoría VDOS Renta Variable Internacional Asia, con una revalorización en el año de 7%. Uno de los de mejor comportamiento en este grupo de fondos es Schroder ISF Emerging Asia que en su clase I de acumulación en euros, gana un 17,19% en el año.

Su objetivo de inversión es proporcionar un crecimiento del capital primordialmente a partir de una inversión en renta variable de compañías emergentes de Asia. Se propone posicionarse en las primeras posiciones del ranking respecto al resto de fondos que invierten en la misma región, en un periodo de tres años. 

El enfoque en cuanto a filosofía de inversión de la gestora puede describirse como fundamental, centrándose en compañías que ofrecen un valor creciente a sus accionistas a lo largo del tiempo. El equipo gestor cree que los mercados de renta variable de Asia no son eficientes y que muchas de las mejores ideas de inversión no han sido suficientemente analizadas. Por tanto, la mejor forma de generar alfa a largo plazo es centrarse en un enfoque bottom-up.

Louisa Lo es la gestora principal de Schroder ISF Emerging Asia y responsable última del proceso de inversión en su conjunto y de la evolución del fondo. Cuenta con el apoyo de 27 analistas de Asia ex-Japón, además de equipos locales en Indonesia, Taiwán e India, que le aportan las visiones macro e industrial que pueden afectar a su cartera. 

Louisa Lo, CFA, es la Subdirectora de Renta Variable de Asia ex-Japón y Directora de Renta Variable de China Continental. Basada en Hong Kong, es responsable de todo lo relacionado con el negocio de renta variable de la China continental. Es también la gestora principal de los fondos Schroder ISF Taiwanese Equity y Schroder ISF China Opportunities, gestionando asimismo mandatos de Asia Pacifico ex-Japón. Habiendo comenzado su carrera en el sector en 1993, se incorporó a Schroders en 1996 como analista de renta variable. Con anterioridad, fue analista de dos entidades diferentes, especializada en valores asiáticos del sector electrónico. Se graduó en Comercio, por la Universidad de Melbourne, y tiene un Máster en Finanzas Aplicadas por la Universidad de Macquarie.

El proceso inversor parte de un universo de 560 empresas, mayoritariamente asiáticas, que pasan por un primer filtro de liquidez y de análisis que, enriquecido por la información obtenida en las reuniones con las empresas, sirve para identificar ideas de inversión. La segunda fase, basada en la información sobre el retorno del capital invertido y la clasificación en cuanto al retorno ofrecido a sus accionistas, sirve para identificar negocios atractivos. Un modelo propietario de la gestora, permite al equipo gestor realizar estimaciones de valor razonable y asignarles un grado de recomendación de 1 a 4. 

La puesta en común de la información de los diversos equipos involucrados en la gestión del fondo se lleva a cabo a través de conferencias diarias, reuniones semanales entre analistas y gestores y un diálogo constante y abierto mantenido por correo electrónico y en las reuniones y visitas conjuntas. La cartera se construye considerando la clasificación de las compañías en cuanto a su retorno al accionista, el grado de convicción en cuanto a su valor razonable y su contribución al riesgo de la cartera. La gestión del riesgo, en línea con los requerimientos del cliente, se apoya en el análisis de riesgo de PRISM, asegurándose del nivel de convicción y contribución al riesgo de cada valor.

La cartera final incluye, entre sus mayores posiciones, Samsung Electronics (9,10%) Taiwan Semiconductor Manufacturing (6,70%) Alibaba Group Holding (4,70%) Sina (4,30%) y China Mobile (3,90%). Por país, las mayores ponderaciones corresponden a China (53,60%) Taiwan (14,40%) Corea del Sur (12%) India (8,80%) Tailandia (2,70%) e Indonesia (2,70%). En cuanto a sectores, Tecnologías de la Información (40,60%) Consumo Discrecional (11,40%) Financiero (10,50%) Industrial (9,80%) y Servicios de Telecomunicación (8,30%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo.

Por rentabilidad, la evolución histórica de la clase I de acumulación en euros, de SCHRODER ISF EMERGING ASIA se posiciona entre los mejores de su categoría por este concepto, en el primer quintil, durante 2014 y 2016, batiendo al índice de su categoría durante 2012. A tres años, su volatilidad es de 15,95% y de 16,10% en el último año, periodo en que registra una ratio Sharpe de 1,52 y un tracking error, respecto al índice de su categoría, de 5,68%. Pensado para inversores institucionales, la clase I del fondo requiere una aportación mínima de 5 millones de euros.

SCHRODER_ISF_EMERGING_ASIA_I_ACC_EUR__1_

Según el equipo gestor, las ratios de PER y Precio-Valor contable del mercado asiático están por debajo de sus medias a largo plazo. Sin embargo, existe una gran polarización de valoraciones entre los sectores de la antigua y la nueva economía. Las estimaciones de beneficios en Asia se han revisado a la baja en los últimos años. Para 2016, el consenso es de un crecimiento de una sola cifra, que parece bastante realista en el entorno actual de bajo crecimiento. El foco del equipo gestor continúa estando en modelos de negocio atractivos y franquicias. Continúan estando a favor de compañías de calidad que no sólo ofrecen exposición a los temas domésticos de Asia y a las exportaciones globales, sino también a los que cuentan con sólidos fundamentales, incluyendo balances fuertes y saneados, flujos de caja y gobierno corporativo.

El fondo muestra un excelente comportamiento en los tres últimos años por rentabilidad, con una volatilidad bastante controlada si consideramos el  tipo de activo en que invierte, haciéndose merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.    

Para información más detallada, ver ficha del fondo a continuación.
 

Archivos adjuntos

Empresas