Skandia vuelve a sobreponderar la renta variable


Skandia Investment Group (SIG), la gestora de inversiones de Old Mutual Wealth Management, ha elevado su exposición a renta variable, desde una posición neutral que mantuvo desde junio hasta la actual de sobreponderación. Aunque los datos económicos han sido suaves, considera que las compañías han seguido generando un sólido crecimiento de los beneficios y la gestora espera que continúe. Además, cree que las acciones están ahora muy baratas frente a los bonos y la liquidez.

 

“La fuerte caída en muchos mercados de renta variable les han abaratado con respecto a la liquidez y a la renta fija y pensamos que es el momento de cambiar las carteras para incluir más acciones”, comenta James Millard, responsable de inversiones en SIG. Además, considera que los bajos tipos de interés borrarán parte de las dificultades que afrontan los mercados y las economías. “Somos conscientes de que los riesgos están por encima de lo normal (…), pero creemos que las compañías seguirán ofreciendo un sólido crecimiento de los beneficios y que ello, junto a los bajos tipos y buenas valoraciones, impulsarán la renta variable”, apostilla.

 

En renta variable, es muy positiva con el Asia emergente, positiva con los países emergentes de EMEA, Latinoamérica y Japón y negativa con respecto a las bolsas de Reino Unido, Europa y los países desarrollados de Asia-Pacífco, así como muy negativa con EEUU. Y es que aunque en los últimos meses la evolución de mercados desarrollados y en desarrollo ha estado correlacionada, Skandia considera que estos últimos batirán a los primeros antes de finales de año, en la medida en que cederá la inflación y se disparará el crecimiento.

 

Mientras, las economías desarrolladas lo tendrán difícil para generar suficiente crecimiento para reducir sus déficits y ratios de desempleo.Con todo, la gestora descarta que se produzca una recesión global. Así, espera que Europa y EEUU la eviten, aunque el crecimiento será más débil.

 

La gestora tiene una visión negativa sobre la renta fija, pero apuesta por los bonos corporativos con grado de inversión, el high yield y los bonos ligados a la inflación, con una visión neutral en deuda emergente y muy negativa en bonos públicos.

 

En divisas, apuesta por las emergentes y las ligadas a las divisas, así como por la libra esterlina, es neutral en dólares, euros y coronas suecas y negativa con el yen y el franco suizo, mientras en es positiva con respecto al sector inmobiliario y de materias primas, así como con la liquidez.

Noticias relacionadas

Lo más leído