Skandia registra en España un fondo de emergentes y otro de crédito con grado de inversión


Skandia Global Funds acaba de aumentar su gama de fondos registrados en España con el lanzamiento de dos nuevos productos. Se trata de Skandia Global Emerging Markets, un fondo posicionado de forma concentrada en renta variable de los países en desarrollo, y Skandia Investment Grade Corporate Bond, que invierte principalmente en crédito con grado de inversión. Los fondos están gestionados respectivamente por Fisher Asset Management y Wellington Management Company.

Así, Skandia Global Emerging Markets Fund invierte en renta variable de mercados emergentes a nivel global. Está gestionado por la gestora institucional con base en California Fisher AM, fundada en 1979 por Ken Fisher, hijo del legendario gurú Phil Fisher. Fisher gestiona carteras concentradas de acciones de compañías en las que tiene una gran convicción, un enfoque que le supone una ventaja competitiva en la gestión de mercados emergentes. El gestor trata de explotar y capitalizar el potencial que ofrecen estos mercados.

Fisher cree que el análisis macro y de las tendencias es fundamental para invertir en los mercados emergentes. El gestor del fondo sigue un enfoque macro con un proceso top-down basado en su convicción de que los mercados emergentes están dominados por unos pocos países, a su vez cada país esta dominado por unos determinados sectores y en cada sector hay un número reducido de compañías que lo lideran.

Skandia Investment Grade Corporate Bond Fund está gestionado por la gestora institucional Wellington con base en Boston que fue fundada en 1928. El gestor pretende sacar partido de las ventajas que ofrece la inversión en bonos corporativos en los que tiene que invertir un mínimo del 70% de la cartera y tiene flexibilidad para utilizar otros instrumentos de deuda (high yield, MBS, convertibles, etc).

Pretende generar rentabilidades por encima de su índice de referencia (Barclays Capital Global Aggregate Corporate Index Hedged to U.S. Dollar) tratando de aprovechar las oportunidades que ofrecen, entre otros, los spreads actuales de aquellos emisores centrados en reparar sus balances, de las compañías estratégicas que tendrán apoyo de sus gobiernos, de la creciente demanda de cobertura de pasivo de los planes de pensiones corporativos y de la mayor búsqueda de rentabilidades por parte de los inversores. El riesgo divisa será cubierto a menos que el gestor vea oportunidades interesantes, en cuyo caso podrá dejar parcialmente la divisa sin cubrir.

 

Lo más leído