Skandia: Los fondos monetarios no invertirán en los bancos españoles tras la rebaja del rating


El reciente anuncio de Standard & Poor's de rebajar la nota a España en dos escalones, desde A a BBB+, no sorprendió a los mercados ni tampoco la medida posterior de imponer la misma senda a los bancos principales del país.

Sin embargo, según indica Anthony Gilham, gestor de renta fija de Skandia Investment Group, mientras los titulares se centran en el rating de largo plazo, “poco se ha escrito sobre la rebaja de las calificaciones de corto plazo desde A-1 o tier 1, hasta A-2, tier 2. Las implicaciones no son inmediatamente obvias porque la aplicación de la calificación crediticia se hace en un contexto de largo plazo”, explica. Pero, como su nombre indica, los ratings de corto plazo tienen que ver con el perfil de crédito de corto plazo de un emisor, sobre todo en un marco temporal de un año. “En el contexto de un país que afronta un programa de austeridad de varios años, un año es un periodo muy corto y por eso el peligro de esos ratings se pasa por alto”, dice el experto.

Pero añade que su importancia para los mercados monetarios es clave, sobre todo porque los fondos de alta calidad no pueden asignar su capital a calificaciones tier 2, un rating que tiene ahora la deuda a corto plazo de numerosos bancos españoles y también italianos.

“En realidad, muchos fondos monetarios llevan huyendo de bancos de países periféricos desde hace algún tiempo, pero el hecho de que no sean parte del universo elegible del fondo es significativo”, explica, debido a que para los bancos, los fondos monetarios han sido una fuente clave de financiación en el pasado. “Es cuestión de tiempo que el mercado vuelva a centrar su atención en las perspectivas de financiación de largo plazo y en este punto, la decisión de S&P puede ser muy importante”.

Noticias relacionadas

Lo más leído