Skandia: la rebaja de S&P a EEUU añade fuego a un debate político en rojo vivo


El responsable de asset allocation de Skandia Investment Group, Rupert Watson, interpreta la última medida de la agencia calificadora S&P –que rebajó la previsión para la deuda de largo plazo estadounidense desde estable a negativa y afirmó que se trata de la primera de tres pasos que podrían conducir a rebajar el ratings desde AAA en dos años, pues “más de dos años tras el comienzo de la crisis los políticos aún no han acordado cómo revertir la tendencia de deterioro fiscal”- como un hecho que ha añadido más leña al fuego de un debate político que ya de por sí está al rojo vivo.

 

 

“Hay un intenso debate en Washington acerca de los pasos apropiados que deberían tomarse para reducir el déficit y, así como se trata ahora de un tema político clave, lo seguirá siendo probablemente en las elecciones presidenciales de 2012”, comenta; un hecho que ha elevado la temperatura del mismo.

Para Skandia, en el corto-medio plazo, la medida tomada por la agencia S&P podría calentar el debate y el ruido político, si bien las implicaciones en el mercado –en términos de acciones, bonos y divisas- podrían ser más moderadas. “Seguramente no sorprenderá a n nadie que la posición fiscal de EEUU es materialmente peor de lo que fue hace unos años y en este sentido, S&P ha añadido más urgencia al debate, pero fuera de la política, poco más”.

De hecho, en este contexto, la renta variable global se ha debilitado mientras el oro ha alcanzado un nuevo récord, de 1.500 dólares por onza. Pero los movimientos en otras clases de activos han sido más comedidos, con los bonos debilitándose sólo ligeramente y el dólar estadounidense registrando pocos cambios con respecto a una cesta de divisas.

Para la gestora, mientras algunos argumentan que si se produce una rebaja en la calificación muchos inversores foráneos se verán forzados a vender sus bonos públicos estadounidenses para invertir en otra deuda con rating AAA y debilitarán el activo, no están claras las implicaciones en la medida en que hay muy pocos países con esta calificación AAA como Reino Unido, Francia, Alemania o Australia. “La estabilidad general tanto de los bonos como del dólar actualmente apoya esta visión”, comenta el experto.

En resumen, cree que lo ocurrido hará más agresivo el debate y aumenta las probabilidades de recortes fiscales, si bien una moderación significativa es poco probable hasta las elecciones de finales de 2012. La reacción del mercado, hasta que el polvo levantado se vaya asentando en los próximos días, parece que será mucho más moderada.

Lo más leído