Skandia dice que lo que prometía ser un gran año se quedará en uno bueno


Skandia Investment Group (SIG) apostó a finales de 2010 por que 2011 sería un gran año pero ahora dice que se quedará únicamente “en uno bueno”. Entre las razones destaca el impacto de las guerras y los desastres naturales en la renta variable y los riesgos que el encarecimiento del petróleo y la incertidumbre nuclear tienen sobre el crecimiento global. Con todo, en su estrategia continúa sobreponderando renta variable y especialmente mercados emergentes.

 

 

Así, la gestora cree que el rally bursátil global que empezó en la primavera del año 2009 podría continuar, dado que los índices PMI muestran que el crecimiento global será fuerte. Por eso, dado esta visión positiva y alcista sobre la renta variable global, Skandia está incrementando su exposición a emergentes.

Para abril, la gestora es muy positiva las regiones del Asia emergente, con la renta fija corporativa con grado de inversión y high yield y con divisas emergentes, pero sólo es positiva con renta variable en general y también con las de los países EMEA, Latinoamérica y Japón, con las materias primas y las divisas ligadas a ellas y el sector inmobiliario. SIG se muestra neutral con la renta fija y negativa con la liquidez, así como con la renta variable de Reino Unido, Europa sin Reino Unido, EEUU y Asia Pacífico, así como muy negativa con la deuda pública.

"Seguimos sobreponderados en renta variable global, ante la fortaleza de los índices PMI de febrero, que sugieren un fuerte crecimiento en el primer trimestre. Sin embargo, el terremoto en Japón y la subida del crudo podría transformar un gran año en uno bueno”, dice James Millard, responsable de inversiones de SIG. Con todo, para Millard, la recuperación económica, las valoraciones y los bajos tipos seguirán favoreciendo. “Es significativo que las acciones hayan caído sólo ligeramente tras el terremoto de Japón, la inestabilidad en Libia y en la región y las ayudas a Portugal”, dice el experto.

Por eso creen que, aunque los riesgos se han incrementado en los últimos dos meses, los catalizadores del crecimiento siguen existiendo.

Lo más leído