“Sin salida”. Así define BlackRock las opciones de la Fed para reducir su balance


“Sin salida”. Así es como describe Jeffrey Rosenberg, jefe de estrategia de inversión de renta fija de BlackRock, las opciones con las que cuenta la Reserva Federal de Estados Unidos para conseguir reducir la ingente cantidad de títulos que acumula en su balance, adquiridos durante el programa de relajación cuantitativa destinado a estimular la economía. La autoridad monetaria americana posee actualmente 2,8 billones de dólares en este tipo de activos, incluyendo cerca de 1,8 billones en bonos del Tesoro estadounidense, muy por encima de niveles anteriores. Y devolver su balance a un estado normal tiene importantes implicaciones para los mercados.

Tal y como explica Rosenberg en su Estrategia de Renta Fija para el mes de abril, la venta de activos pone en riesgo la estabilidad financiera y la Reserva Federal no tiene intención de vender. “Sin ventas, creemos que la normalización del balance de la Reserva Federal llevará más de diez años. Este excesivamente abultado balance de la Reserva Federal lastra su capacidad para restringir la política monetaria cuando sea necesario, lo que podría provocar una mayor inflación y mayor inestabilidad en los mercados”, afirma el experto.

En este sentido, Rosenberg señala que el riesgo de aplicar una política monetaria no convencional radica en sus consecuencias futuras. A largo plazo, sin embargo, el responsable de estrategia de inversión de renta fija de la mayor gestora del mundo por activos bajo gestión considera que la Reserva Federal será probablemente uno de los primeros bancos centrales en retirar sus medidas de estímulo, según Rosenberg. “Este cambio de política monetaria dará lugar a un dólar más fuerte, reduciendo la necesidad de cubrir el dólar a través de fondos de renta fija globales, fondos de divisas de mercados emergentes y oro”, asevera.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído