Industria de gestión de activos de Europa versus EE.UU: algunos parecidos e importantes diferencias


La tendencia a la concentración de flujos en determinadas gestoras se acelera en Estados Unidos, pero no en Europa. Esa es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por The Boston Consulting Group bajo el título Global Asset Management 2017: The innovator’s advantage, que muestra las similitudes y diferencias que existen entre la industria de gestión de activos estadounidense y la europea. Una de los parecidos más significativos hace referencia al interés que están mostrando los inversores por los ETF y los fondos indexados. La mayor parte de los flujos netos que está registrando el sector están siendo canalizados a través de estrategias de gestión pasiva tanto en Estados Unidos, donde cinco de las diez entidades que más dinero atrajeron en 2016 comercializaban productos indexados, como en Europa, donde cuatro de las diez firmas que más captaron el año pasado comercializan ETF y fondos indexados.

“La importancia de la escala en la gestión pasiva significa que los activos bajo gestión se están concentrando en un grupo muy reducido de entidades. En Estados Unidos, Vanguard registró el año pasado entradas netas por 276.000 millones de dólares, más del doble de lo que captó la industria en su conjunto (140.000 millones), lo que quiere decir que si excluimos a Vanguard de la ecuación, la industria habría registrado en 2016 salidas netas de 136.000 millones”, subrayan desde la consultora americana. Entre las gestoras de activos que el año pasado registraron entradas de dinero, el top 10 capturó el 83% del total de los flujos, confirmando la tendencia a la concentración que existe en el mercado americano y la vigencia del lema, del que tantas veces hemos hablado, de que, en esta industria, el ganador se lo lleva todo. Los datos demuestran que, si no se lo lleva todo, al menos sí casi todo.

En Estados Unidos, esta tendencia a la concentración de los flujos está siendo mucho menos pronunciada en lo que respecta a la gestión activa, donde el porcentaje de las entradas netas absorbidas por las diez primeras gestoras del ranking se limitó al 58%. La primera entidad atrajo 20.000 millones de dólares, mientras que la décima del ranking apenas capturó 4.000 millones. “Son volúmenes que podrían considerarse pequeños comparados con los flujos de entrada que estamos viendo en la gestión pasiva, aunque teniendo en cuenta que la industria americana en su conjunto sufrió salidas netas por 300.000 millones en 2016, se trata de entradas netas muy significativas para las entidades que han conseguido atraerlas”, indican desde The Boston Consulting Group. En Europa, sin embargo, las cosas no son como en Estados Unidos. Existen diferencias muy importantes.

En primer lugar, el mercado europeo muestra una menor tendencia a la concentración que el americano. Según la consultora, esto se debe a que la gestión pasiva está menos avanzada en lo que respecta a su adopción por parte de los inversores y a que el mercado europeo está más fragmentado por países y el acceso a la distribución sigue siendo un aspecto crucial que explican los volúmenes de ventas de las gestoras. “En algunos mercados, el grado de acceso es incluso más importante que las rentabilidades obtenidas por los fondos de inversión”, afirman. Estas diferencias que existen entre el mercado americano y el europeo tienen efectos muy claros en la composición del ranking de las diez gestoras que más flujos de dinero están atrayendo a uno y otro lado del Atlántico.

Si se compara el ranking de las diez gestoras que más dinero captaron el año pasado en Estados Unidos con el ranking a nivel europeo se puede observar que únicamente tres entidades –Vanguard, BlackRock y State Street Global Advisors- se repiten gracias, en los tres casos, a la fuerte demanda que están generando sus estrategias de gestión pasiva. Los que están marcados en verde corresponde a las entidades que en 2016 entraron en el top 10.

Captura_de_pantalla_2017-11-19_a_las_13

Captura_de_pantalla_2017-11-19_a_las_13

Las entidades que se encuentran en lo alto de ambos rankings cuentan, al menos, con una de las siguientes tres características: una oferta de gestión pasiva sólida, ser una casa diferenciada y con productos con buenos resultados; o mantener una estrecha relación con sus clientes institucionales y distribuidores que les permiten conocer sus necesidades específicas.

“La situación para la industria es difícil, pero existen caminos que permiten alcanzar el éxito. En un entorno de un crecimiento incierto en los mercados financieros, debilidad de las entradas netas y reducción de comisiones, a las gestoras de activos les resultará imposible incrementar sus activos bajo gestión e ingresos. El éxito estará restringido a aquellas que sean capaces de batir a la media a través de fondos que ofrezcan unas rentabilidades superiores, soluciones estructuras, productos empaquetados u otros elementos de servicio al cliente”, concluyen desde la consultora.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído