Siete sectores para beneficiarse del nuevo plan quinquenal chino


Tecnología y medioambiente. Estas serán las bases del duodécimo plan quinquenal de desarrollo económico y social que pone en marcha el gobierno chino en 2011. Joseph Tang, director de inversiones de Invesco Asia Pacific, resalta que el tema fundamental para los próximos cinco años es reequilibrar la economía, poniendo especial énfasis en el reequilibrio de la demanda de bienes y servicios, especialmente estimulando el consumo con respecto a las exportaciones y a la inversión; el ajuste de la estructura de la oferta mejorando los sectores tradicionales, desarrollando nuevos sectores estratégicos e impulsando el sector servicios; y el equilibrio del desarrollo regional impulsando la aceleración del desarrollo de la inversión en las regiones del interior, la promoción de la integración regional y el fomento de la urbanización en ciudades medianas y pequeñas.

Para el experto de Invesco, hay siete sectores que han sido identificados como estratégicos: sector energético y de protección medioambiental, biotecnología, nuevas tecnologías de la información, maquinaria y equipamiento avanzado, nuevos materiales y fuentes de energía, así como automóviles propulsados por nuevas energías.

En la actualidad, estos sectores están en medio de una fase de alto crecimiento, y las energías alternativas, junto a aquéllas respetuosas con el medio ambiente, son temas ampliamente debatidos, así como áreas clave de desarrollo. Según este experto, se espera que el valor añadido total de estos sectores alcance el 8% del PIB en 2015 y el 15% en 2020, desde sus niveles actuales inferiores al 5%. "Los siete sectores prioritarios, así como los proveedores de servicios, serán los principales responsables de una nueva fase del crecimiento económico con menor impacto ambiental durante el duodécimo plan quinquenal", explica. Según estos objetivos, se estima que el tamaño de los siete sectores crecerá en 4.000 millones de yuanes, alcanzando los 5.000 millones de yuanes en 2015, y en otros 10.000 millones hasta llegar a los 15.000 millones de yuanes en 20201. "Esto supone una tasa compuesta de crecimiento anual de alrededor del 35% durante los próximos 5 años, y del 29% para la próxima década", añade.

En opinión del equipo de Invesco, las iniciativas recogidas en el duodécimo plan quinquenal representan el cambio de prioridad de la dirección estratégica del gobierno chino, que deja de ser el de alcanzar un crecimiento económico fuerte para priorizar un crecimiento económico sostenido. "De cara al futuro, podremos asistir a medidas adicionales de apoyo que sirvan de catalizadores para recalificaciones en estos sectores, como tratamientos fiscales preferenciales o subsidios", explican.

Empresas

Lo más leído