Siete propuestas para San Valentín... ¿por qué no?


El año pasado ya les expliqué por qué me gusta el día de San Valentín. A pesar de todo el ruido generado alrededor, todas las tonterías y toda la cursilería, creo que los orígenes históricos de la celebración son preciosos. Y me parece una excusa perfecta para pegarse un capricho en pareja y disfrutar de lo lindo, que nunca está de más. Por eso, he recopilado ocho propuestas de regalos o planes que me parecen divertidos, originales y románticos… ¿Por qué no?

 

1. Siempre jóvenes. Regala "Oro" este San Valentín. Con los productos de Oro de Argán by anel podrás cubrir a tu pareja de oro ¡de la cabeza a los pies! Para ella: El Aceite puro de Argán 100% para el pelo, que lo utilice también en cara, cuello y escote para una hidratación máxima, la crema anti-aging day SPF15 y la crema anti- aging night, el cuidado de la cara perfecto y para el resto del cuerpo, la Hidratante corporal, se convertirá en imprescindible para su rutina diaria. Para él: Convierte su afeitado en un tratamiento de hidratación, unas gotas de Aceite puro de Argán extendido en la cara antes de la espuma de afeitar y notará su cara mucho más suave e hidratada. También para combatir la sequedad de las manos producto de la actividad diaria, los deportes, la moto, etc,  Y por supuesto la Hidratante corporal, fácil de extender no deja sensación grasa proporcionaldo máxima hidratación,

Encarga tu regalo de San Valentín en la web www.orodeargán.com y pide también la caja de regalo. O si lo prefieres lo encontrarás también en Shiatsu Assari C/ Velazquez 119.
 

 2. Cena romántica-fusión. Nikkei 225 es uno de los restaurantes de cocina internacional del momento. Cada vez coge más fama, está muy de moda, y con razón. La fusión que propone de las cocinas japonesa y peruana es muy inteligente y apunta con coherencia a uno de los lugares donde, parece, se dirigen los fogones de categoría en los próximos años. Sus responsables han preparado un menú de San Valentín con una pinta tremenda: ostras. Vieiras, erizo, langostinos en tempura, sushi, carne o pescado y un postre de chocolate con frambuesas. Todo ello, acompañado de cuatro champagnes de pequeños productores. Su precio, bajo reserva, es de 90 euros.

 

3. Brindis didáctico. Brindar para celebrar una bonita cena, o un bonito amor, es lo suyo… ¿y si además se hace con conocimiento de causa? Vinology propone planes para todos los gustos para poder aprender un poco más de vino con esa persona especial. Se puede hacer un curso de introducción a la cata y un taller de aromas por 45 euros por persona, disfrutar de una cena maridada por 300 euros por pareja… o, incluso, hacer una escapada romántica a la Ribera del Duero.

 

4. Pétalos de rosa y manzanas del pecado. Pink Lady es una marca de manzanas que, por otro lado, están muy ricas. Para este San Valentín, han preparado una propuesta divertidísima: el cóctel Pink Lady Kiss. La bebida, que se elabora con el zumo de estas manzanas, una infusión de sus pieles y pétalos de rosa y el vodka Ketel One, se servirá en varios locales de Madrid en la noche del 14 de febrero: Aspen, Vintage, Seven&Six y Mérimée. Ideal para paladear plácidamente después de la cena y antes de regresar a casa…

 

5. Cosquillitas… y mucho más. Ya les he hablado de lo enamorada que estoy de Cosquillearte. El local, que ofrece un singular -y eficaz- tratamiento de bienestar mediante cosquillitas combinadas con música relajante y esencias aromáticas piensa celebrar el día de los enamorados por todo lo alto. Las parejas que reserven allí para el 14 de febrero para disfrutar del momento EmparejArte serán obsequiadas con un poco de cava y unos bombones tras la sesión. Y si, además, lo contratan por unos 300 euros, podrán completar el momento de relax con una cena, unas copas y una noche en el hotel Mercure Santo Domingo, con habitaciones como las de la imagen.

 

6. Corazones en la cena. Para los que decidan quedarse en casa y mostrar a su pareja sus dotes como cocinillas, Klimer propone moldes, brochetas y otros artículos con forma de corazón… Un detalle muy original para cuidar la forma en un momento señalado.

 

7. Pisando con garbo. Si hay que salir a cenar y a celebrar por todo lo alto el día de San Valentín, mejor hacerlo pisando fuerte. Por eso, la zapatería EMME, que está en la madrileña Plaza de las Salesas y reúne marcas exclusivas y dignas de un buen capricho, propone dos modelos para lucir modelazo y sufrir lo menos posible. Uno de ellos son unos zapatos de Rochas en verde gris y negro. Su ribete lleva piel de serpierte y, a pesar de tener un tacón de once centímetros, son sorprendentemente estables. Ahora, por San Valentín, están a 310 euros, algo importante si se tiene en cuenta que su precio habitual es de 445. El modelo de ASH en ante gris y con plataforma dentro del zapato también cuenta con un precio romántico especial: 110 euros, frente a los 160 habituales.   

Lo más leído